////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

sábado, 30 de abril de 2011

ANÉKDOTAS. HOY: "El ímpetu imperial", con Napoleón y Josefina...

Anékdotas

Hoy: "El ímpetu imperial"

Con  Josefina Beauharnais y Napoleón Bonaparte


Hacia 1795, recién ascendido a general, Bonaparte comienza a frecuentar los grandes salones de París, y allí, en una de sus fiestas, conoce a Josefina, su futura emperatriz. Flechado o preclaro, con la actitud que le dará tantas victorias, va y la invita a bailar, y mientras danzan, así nomás, sin precio aviso ninguno, le dice:
-- Madame… deseo poseerla…
Josefina, mujer experta, y aún así sorprendida con los ímpetus imperiales del pequeño corso, le advierte:
-- Quizá no sea un dechado de virtudes, general, pero tampoco soy una prostituta…
-- Mejor así, madame  –le responde él para siempre- pues no pensaba pagarle.  

* * *

viernes, 29 de abril de 2011

TIEMPOS MODERNOS: EL PRESENTE SEGÚN NOSOTROS...

El Martiyo Producciones Presenta...


 Tiempos Modernos XIX


* * *

LOS CHISTES DE BORGES... ¡uno con El Martiyo!...

Los chistes de Borges

 
Cuando le preguntan a María Kodama qué es lo que más extraña de Borges, ella no duda en responder: “su sentido del humor”. Uno de los hombres más divertidos de la historia del hombre, sin embargo, decidió pasearse por su siglo disfrazado de viejo aburrido, sin romances rimbombantes ni escándalos de vodeville, con su traje siempre gris, su bastón y su ceguera, su hablar lerdo y trabado, y su genio camuflado de sabio que no sabe. No es arbitrario pensar que esa sola caracterización, única y total, fuera su más secreta y grande broma.

Con el orgullo correspondiente, digo que esta historia la vivimos Borges y yo.
Feria del Libro, 1984, Borges presenta una nueva edición de la Enciclopedia Espasa Calpe en uno de sus stands, y allí confiesa, recuerdo,  que ante la clásica pregunta qué libro se llevaría a una isla desierta, él siempre responde: una enciclopedia.
Como era de esperar, el stand desborda, pero este cronista, por cronista, consigue la primera fila, y espera el final para acercársele. Y el final llega, y allí quedamos entonces, frente a frente, por una vez en la vida, Borges y yo... y le pregunto lo único que se me ocurre:
-- ¿Qué siente cuando encuentra su nombre en las enciclopedias?
Por un instante, Borges parece mirarme. Y me dice:
--  Ciertamente… las ediciones de las enciclpedias acaban distinguiéndose por sus errores.

* * *

LAS VENAS ABIERTAS DE LA UNION EUROPEA


En la sección Europa en guerra insistimos aún en hablar de "profecía" porque nos cabe recordar que hace mucho lo venimos anunciando, pero en rigor la guerra en Europa dejó de ser un hecho del futuro.
Ahí está ya.

LAS VENAS ABIERTAS DE LA UNIÓN EUROPEA



“Acaba de pasar lo que vendrá”.
César Vallejo

Esto también lo dijimos hace rato: en 1913 y 1939, los diarios de Europa hablaban de cualquier cosa menos de la guerra que ya tenían encima. Sin embargo desde mucho antes las variadas patrullas del Reich asaltaban sus noches ante la indiferencia de las mayorías, aturdidas por el desempleo, la inflación y el desasosiego, y una clase dirigente que ya no les servía para nada… todo esto ya lo vimos, y lo seguimos viendo, por eso recordamos a  Vallejo: “acaba de pasar lo que vendrá”…
Manifestación
del partido Jobbik.
Para demostrarlo, el parlamento húngaro aprobó esta semana una nueva constitución de neto corte stalinistas, fascista, o en cualquier caso, medieval. Está en todos los diarios. Amnisty International la denunció por violatoria a los derechos humanos. Angela Merkel también algo dijo, pero con la cara que le quedó despuès de gritar hace tan poco “el proyecto multirracial fracasó”. El resto más o menos calló, y otorgó.
Porque para colmo el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, es el actual presidente de la Unión Europea... Y acaso su intención es imperar con el ejemplo
En su patria, para que aprendan, Orbán decidió que se acabó la joda. Que de ninguna manera Hungría piensa poner un euro más para salvar a los griegos, ni a los portugueses, ni a los irlandeses, ni a ninguno de esos pueblos que jamás les importaron...
También dejaron en claro que son todos machos, los húngaros, además de cristianos y nada más. Y al que no le guste, que se vaya.
El matrimonio, establece puntualmente la nueva constitución, es la unión civil entre un hombre y una mujer, y al que se le ocurra ser puto que se vaya a la Argentina o a países degenerados así.
Para garantizar la gobernabilidad, acaso, la nueva carta magna concede al presidente poderes especiales para disolver el parlamento en caso de que éste no le apruebe las cuentas públicas. Qué tal. Pero para no llegar a tanto, porque Orbán ahorca pero no siempre, la ley también prevé que no todas sus leyes precisarán de la mayoría para ser aprobadas. Qué tul.
Los socialistas y los ecologistas húngaros se abstuvieron azorados, pero para su suerte Orbán contó con el apoyo de la tercera fuerza política de su país, el partido Jobbik –que en húngaro significa a un mismo tiempo “más a la derecha” y “el mejor”-, y cuyas milicias uniformadas van de pueblo en pueblo explicándoles a los gitanos, a los zurditos y a los maricones, cómo es que funciona la nueva Hungría de la Unión Europea… y a propósito de la Unión Europea: eso de que cualquiera que tenga un pasaporte de la comunidad puede entrar libremente a Hungría… eso también se va acabar, ¡Hungría para los húngaros, carajo!... 
Sarkozy el deportador.
Por antipático que parezca, sin embargo, Orbán no está solo, qué va.
 La Unión Europea está en coma”, sintetizó Timo Soini, líder de los Verdaderos Finlandeses, partido -como su nombre lo indica- de ultraderecha, y que acaba de convertirse tras las últimas elecciones en la tercera fuerza del parlamento de su país. “Si la vaca es finlandesa, la queremos ordeñar nosotros y no mandar la leche al extranjero”, graficó Soini, en respuesta a tanto pedido de ayuda de todos esos griegos, irlandeses y portugueses que son cualquier cosa menos verdaderos finlandeses, más bien.
Pero en algo sí están todos de acuerdo: no quieren más el pacto  de Schengen, principio y base de la Unión, que permite -o permitía- el libre tránsito por todo el territorio europeo de los ciudadanos de la supuesta comunidad…
Ante el aluvión a sus ojos zoológico de inmigrantes norafricanos que la primavera árabe prodiga sin cesar contra las costas de Italia, el pícaro Berlusconi repartió a diestra y siniestro visas semestrales para todos, y allí los despachó rumbo a la hermana Francia.
Inmediatamente, y sin tanto trámite, los inventores de la igualdad, la libertad y la fraternidad cerraron de golpe sus fronteras desconociendo todos los acuerdos y a la Unión Europea en sí; ma´qué pacto de Schengen ni más turbantes. ¡Francia para los franceses, carajo!.
Il pícaro Berlusconi.
Pocos días despuès Sarkozy y Berlusconi se juntaban como si nada en Roma para ver qué hacían con toda esa chusma islámica que no para de llover, y con ese absurdo pacto según el cuál todo europeo es europeo, mirá qué risa, ja…
Igual lo que digan estos dos importa a cada minuto menos. Berlusconi es un cadáver político conservado en sus propios escándalos sexuales y mantenido artificialmente en el poder gracias a las transfusiones diarias y envenenadas de la xenófoba Liga del Norte, de la nieta de Mussolini, y de cuanto partido, secta, o club fascista sobrevive o renace en la península… Y en cuanto a Sarkozy, ya ni Carla Bruni le juega un peso a su reelección. Dicen que  Marine Le Pen, hija del histórico nazi Jean Marie Le Pen, le arrebatará el voto de las derechas ya en la primera vuelta, y luego… lo de Sarkozy y Berlusconi es hoy un diálogo de muertos. Ecos de un pasado que se demora en pasar, y que por eso se pudre.
Víktor Orbán es lo que viene. Timo Soini, la hija de Le Pen, la nieta de Mussolini, ¡Umberto Rossi!, el socio de Berlusconi que propuso cañonear ya en alta mar las barcas de inmigrantes; eso es lo que viene, así es el nuevo líder de la nueva Europa, que no es sino, la eterna Europa, la Europa que renace, la original, la conquistadora, la de las castas étnicas y las razas mejores, la de las grandes guerras, la Europa macha que se cagaba en todos...
El popular Víktor Orbán.
"Las políticas de rescate fracasaron, ynosotros no queremos renunciar a nuestro dinero", explicó fraternal Soini, el verdadero finlandés...  
Eso también ya lo dijimos muchas veces: ¿por qué esperar que de pronto estos mismos pueblos, que nunca se quisieron, que siempre se pelearon, ahora vayan a sacrificarse los unos por los otros para salvar apenas una nomenclatura, una entelequia, una sigla que es un delirio ajeno y un gasto propio?…
La Unión Europea está en coma. El dominó que se inició con Grecia ya va por Irlanda, ya se tragó Portugal y Polonia, ya viene por España, Italia…Alemania se enriquece sola. El Magreg desborda sus costas como una maldición bíblica. Hungría reinaugura las milicias populares. La patria grande que cosieron de apuro se descose por todas partes, y al grito de sálvese quien pueda, sólo la usura ofrece esperanzas... y mientras tanto, imperiales en decadencia, hipócritas y mercantiles, bombardean el norte de Africa y abandonan al sur sus colonias más pobres. Película mil veces vista.
Una vez más Europa primero se rompe, después se enfrenta, y entonces sangra.
Todo esto ya pasó: es lo que vendrá
Por suerte ya no somos los únicos que lo vemos tan claro... los húngaros también, y se preparan.



Guardia Magiar Húngara.
Siempre listos.


* * *

miércoles, 27 de abril de 2011

Destellos Apócrifos. HOY: Fernando de La Rua.

Destellos Apócrifos:

"Yo me fui volando".

Fernando de La Rua.

Mientras otros medios se venden con baratijas, El Martiyo te regala joyas de verdad: DESTELLOS AJENOS: TODOS.




Destellos Ajenos

Destellos ajenos -junto con Escritor x Escritor- son las secciones más lujosas por mejor escritas del Martiyo, gracias a la colaboración literalmente invalorable de  las mejores plumas de la historia.
Pessoa, Vallejo, Céline, Faulkner, Rimbaud, Chesterton, Miguel y Felisberto Hernández, Macedonio y Dylan Thomas, Conrad, Balzac y Quevedo, son sólo algunos de los genios que aquí exponen su genio una vez más para siempe, atrapados por El Martiyo en breves fragmentos de sus obras, como destellos fugaces de un rápido resplandor que sin embargo alumbra, igual que el relámpago, toda la noche en ese instante.
Aqui los publicados hasta ahora, que no son sino el principio de un infinito así.


martes, 26 de abril de 2011

LOS 7 PECADOS EN 7 FOTOS Y UN SOLO CLICK...

El Martiyo Producciones Presenta...

* LOS 7 PECADOS EN 7 FOTOS *

Aquí en un sólo click toda la serie de esta sección gráfica y finita inspirada en ese poético invento católico de los 7 pecados capitales, que tantas ficciones, dramas y comedias, conflictos y prejuicios han inspirado a su vez, sin que se les conozca ningúna otra razón más o menos positiva...
Aquí entonces, para ver, reflexionar, cortar o pegotear, los 7 pecados en 7 fotos y un solo -y valiente- click...
(Pecar sería huir)

Las chicas del Martiyo:.. entre bombas y bombones...

“Las Chicas”

Esta chica es de las que pone lo pies arriba del escritorio de cualquiera.
Nosotros, por las dudas, andamos con el nuestro por todas partes.

LEGALIZACIÓN O DEPENDENCIA: LA CONTIENDA CONTINUA...

 * * *

LEGALIZACIÓN O DEPENDENCIA



Como reconstruir fatiga mucho más que construir, demoramos hasta hoy la reposición de esta sección -pilar del primer Martillo-, no porque nos pareciera un asunto menor, sino más bien por todo lo contrario. El tema drogas, y cuanto implica, se nos ocurre, antes, uno de los males mayores de la humanidad hoy, sino el mayor, porque devora su espíritu, y se come a sus hijos.
Sin embargo, lejos de resolverse, el problema se agrava, consumidores son detenidos y encarcelados por los mismos jueces que excarcelan curas pedófilos; el cardenal Bergoglio descubre 2000 años despuès que se vende droga en las puertas  de las escuelas, y todos los días, o casi, escuchamos o leemos al respecto, en boca de altos responsables de la cosa (políticos, jueces, habladore mediáticos), las mismas sandeces de siempre, mientras el mal en cambio avanza, se refina, se sofistica, aquí, allá, y por todas partes...
Por lo tanto  y de una vez por todas, decidimos no esperar más y volver a la carga con  la sección, rescatando de nuestros archivos remotos, como para reiniciar por el inicio, tres de los primeros posts publicados allá en los albores de El Martillo (blog clausurado y destruido por el Grupo Clarín, siempre es bueno recordarlo), y que aquí valen como introducción, pues despliegan, entre sus líneas, los puntos cardinales de nuestra postura, que lógicamente, esperamos el mundo comparta.
Mientras tanto, la contienda continua...

 * * *


El Martillo – Clarín.blogs – 7.10.08

Costumbres:

EL AIRE DE LA ESTUPIDEZ


La estupidez humana se manifiesta como el aire: en todas partes. Sin embargo existen tópicos que resultan más favorables para su cultivo y producción. El tema drogas, por ejemplo (y excelencia), es uno de los preferidos del idiota público.  Allí se despacha a gusto.
Hace un par de semanas apenas, una senadora más o menos despierta –cuyo nombre da lo mismo-, echó a rodar un proyecto que pretendía despenalizar el consumo de drogas… Inmediata y previsiblemente, los previsibles de siempre salieron a cacarear más temprano que los gallos, pero no más despiertos.

En los diarios, en la tele, en las radios, en las tribunas públicas de nuestro tiempo, otra vez se oyó rezar el eterno desvarío del miedo. Lustrosos periodistas, renombrados médicos y abogados y habladores varios, se erizaron o se burlaron de la senadora y su proyecto, y luego pasaron a otro tema con la superficialidad y ligereza que ya es estilo en ellos… Pero ninguno se preguntó, qué va, por qué hoy, al cabo ya de varias décadas de prohibición y represión, las estadísticas y la realidad nos demuestran que el consumo de drogas no hizo más que aumentar de manera pornográfica. ¿Es tan eficaz, entonces, dicha estrategia de prohibición y represión? Ninguno se lo preguntó, qué va… Ninguno tampoco se preguntó -mucho menos, más vale-, a quién entonces beneficia la prohibición, si está claro que no ayuda al adicto, y que encima desnuda otro fracaso del Estado… ¿A quiénes entonces les conviene que la prohibición multiplique en hasta un mil por ciento el precio final del producto?... Al productor y al mercader, correcto, es fácil, quién no lo sabe, y sin embargo… nadie respondió estas sencillas cuestiones, porque nadie tampoco se las planteó siquiera. Al contrario, con los recursos de siempre, los formadores de opinión, los comunicadores sociales (¡qué demasiado!), continuaron su interminable desguace de la conciencia colectiva, montando en su lugar el show de la ignorancia… Porque la turba, la misma turba que ayer gritaba Barrabás, ahora repite lo que dicen ellos, que dicen lo que dicen sin pensar lo que dicen… Y es que la estupidez humana es como el aire: no se acaba nunca.

La teta es un viaje de ida...
 * * *
El Martillo – Clarín.blogs – 21.11.08


El Martillo y las drogas



LOS SOSPECHOSOS DE SIEMPRE


Una buena vara para medir ahora qué tanto cambio supone para el mundo Barack Obama, será su manera de encarar el tema drogas, si legaliza o no su comercialización y su consumo.
Como bien sabemos –por razones económicas, políticas y estratégicas, no morales-, esto no será posible en el resto de nuestro mundo, hasta que los Estados Unidos no lo haga primero.
Más allá del desafío, nos manifestamos así, claramente, abiertamente, por la legalización del comercio y el consumo de cualquier tipo de drogas, y por lo tanto, claro, de su producción.
Que no alentamos, ojo, que apenas aceptamos, pues la humanidad siempre se drogó. Con tabaco, con alcohol, con ansiolíticos, barbitúricos o sexo, con trabajo, codicia o psicoanalisis, pero siempre los seres humanos buscamos la forma de tapar ese agujero que trae la vida… 
Nos resistimos a recurrir para argumentar a la famosa lista de motivos y notables que va de Milton Friedman a García Márquez, pidiendo por la despenalización (pero de paso, la mencionamos). No queremos caer tampoco en la obviedad de la analogía con la Ley Seca en Estados Unidos, cuando los únicos beneficiados eran los contrabandistas y los eternos corruptos de cualquier estado. Huelga repasar también la cantidad de DEAs y de otras no menos sospechosas y onerosas organizaciones por el estilo, donde traficantes acaban siendo policías (y viceversa), y que sólo subsisten gracias a la prohibición. Tampoco creemos necesario mencionar la fuerza de atracción que ejerce en todos nosotros desde los tiempos de Adán y Eva la ley del fruto prohibido; ni volveremos sobre nuestro post El aire de la estupidez (El Martillo, 17/10/08), en el que recordábamos que al cabo de años y décadas de prohibición y represión la cantidad de adictos y narcotraficantes no había sino aumentado en progresión pornográfica; y nos preguntábamos de paso, allí, a quién entonces le convenía que la prohibición elevase hasta en un mil por ciento el precio final de su producto…
Todos argumentos demasiado trillados, demasiado razonables, como para subestimar con ellos a nuestros lectores, que descontamos, en masa, a favor de la legalización.
Pero sí quisiéramos reparar en algunos otros puntos, ni menos trillados, ni menos razonables, sobre los cuáles sin embargo vale la pena martillar y martillar, porque somos El Martillo, y porque somos nosotros:.
Entonces nos preguntamos: ¿Y qué hay de los millones y millones de inocentes que apenas tienen una debilidad -o si así lo prefieren, “una enfermedad”-, y son condenados a diario en todo el mundo al circuito clandestino de traficantes y pistoleros por la gracia de la prohibición?... ¿No importa esa gente?... ¿Y los otros cientos y miles de inocentes encarcelados, juzgados y condenados todos los días por todas partes y por la misma gracia?... Existen países en los cuales la posesión y el consumo de algunas de estas substancias justifican largas condenas, y hasta la ejecución. ¿Eso va bien?... O sea: un tipo tiene una “enfermedad”, y para curarlo, agarramos y lo metemos en cana? O mejor, así no sufre tanto, agarramos y lo fusilamos?...
No se entiende qué quieren los que sostienen la prohibición. La droga mata, dicen, pero la vida también y nadie la prohíbe...  ni hablar de las armas, el alcohol, las lipoaspiraciones, y tantos otros excesos…  La marihuana no será tan peligrosa, pero puede llevar a otras drogas; cacarean ignorantes… Pero entonces por qué no preguntarse qué vicio anterior nos llevó primero a la marihuana, eh?... ¿El tabaco? ¿Y al tabaco? ¿El chupete? ¿Y al chupete? ¿La teta? Entonces por qué no prohibimos directamente la teta, ya que está....
No se entiende qué quieren los que defienden la prohibición, pero son todos sospechosos. De ignorantes, de imbéciles, o de traficantes. De traficantes, sí, claro.
Sobre todo de traficantes. No sólo porque la prohibición es la base de tan pingüe negocio, sino y más que nada, porque la lucha contra las drogas suele ser un muy buen disfraz para quienes viven de venderla.
El ex presidente Eduardo Duhalde es un férreo defensor de la prohibición, hay que decirlo… Y Menem, bueno… Menem quería la pena de muerte para los traficantes, no lo olvidemos…
Ahora vamos a ver Obama. qué tanto cambio supone su tostado.

¿A dónde va esa guita?

 * * *
El Martillo - Clarín.blogs - 22.11.08

El Martillo y las drogas


LOS SOSPECHOSOS DE SIEMPRE II


Todos bien sabemos desde nuestra más cruel infancia que si queremos enseñarle a un niño a mentir, no tenemos más que prohibirle cualquier cosa que él haga naturalmente. Así nació el narcotráfico. Y muchas otras cosas que no supimos resolver y que entonces preferimos prohibir.
Ensayar aquí los infinitos motivos ignotos que desde tiempos inmemoriales impele a los hombres a trastornar sus estados de conciencia a partir de sustancias psicoactivas, podría ser también un trabajo tan infinito como esos motivos ignotos. Igual aquí no la importa. Fuera lo que fuera lo que nos lleva a drogarnos, aún no pudimos resolverlo. Preferimos, mejor, infantiles y brutales, borrar los síntomas, negar los hechos, y chau. Aunque en este caso síntomas, signifique personas.
A raíz del post que con el mismo título publicamos ayer pidiendo la despenalización de las drogas (también en cat.Reflexiones, 21/11), una lectora osó gritar aquí mismo “¿pero qué quieren? ¿Que la vendan también en los kioscos?” 
Por un desperfecto técnico (como suele llamarse la torpeza humana), perdimos dicho mensaje, y por elegancia, omitiremos el nombre de esta seguramente muy buena señora. Pero aún así, por respeto, y por derecho, le respondemos.
Querida lectora, El Martillo deshecha noticias viejas, pero en su caso le recordamos algo: hace mucho que la droga se vende en los kioscos. En los kioscos, en las escuelas, en las discotecas, en los bares, en las estaciones de servicio, en dependías oficiales, en agencias de remises, en fin… se imagina, querida amiga, que si dicho negocio es el mejor en el mundo después de las armas, no es porque le falten justamente bocas de expendio…
El problema, en tal caso, es a dónde va ese dinero, y quién acabara manejándolo, estimada amiga: ¿Usted, o el narcotráfico?...
Le damos nada más que cinco segundos para pensarlo, porque la verdad no queda mucho tiempo, la cosa está fea… Aunque usted, queridísima amiga, se piense que son alucinaciones de Francis Forg Coppola, el narcotráfico ya infectó hace mucho la política con su dinero, y no sólo en Colombia o en México… Ni sólo en la Argentina… Y ojalá fuera un delirio de El Martillo… pero no duerma con esa ilusión, señora nuestra, mejor no…
Allí también usted nos gritaba ayer: “¿este es el tema más importante en esta época?”. Casi, sí. No el más, quizás, pero uno de los más, seguro. Porque el dinero y el crimen y la corrupción que genera el narcotráfico, son equivalentes al dinero y el orden y el poder que podrían resolver la seguridad, la salud y la educación de todos nuestros países… ¿No son estos problemas importantes?...  Olvidemos ya a los millones de consumidores que la prohibición embiste como criminarles. Pensemos nada más en la cantidad de poder y dinero que la prohibición regala, sí, a los criminales de verdad.
Por eso, como decíamos ayer: cualquiera que defienda la prohibición es sospechoso. Esta buena señora también, pobre... (Mirá en qué negocio se mezcló sin saber ni siquiera de qué habla)…


 El Martiyo por la Legalización
contra el narcotráfico
* * *

domingo, 24 de abril de 2011

"Más de 1000 Palabras". Hoy: "Fumando espero", con Muahamar Kadafi.

El Martiyo Producciones Presenta...


*Más de 1000 Palabras*
(galería de imágenes)



 Título:

"Fumando espero"

Muahamar Kadafi

EL MARTIYO PLUS: "AMORES DE HISTORIA-HISTORIAS DE AMOR".

El Martiyo Plus presenta...

AMORES DE HISTORIA
HISTORIAS DE AMOR





En una nueva serie de lecturas, El Martiyo Plus inaugura este cuaderno –como prefiere llamar a sus secciones-, bajo el simétrico título que titula estas palabras
Amores de Historia – Historias de amor, son eso, historias de amores que hicieron historia, romances de parejas, pasiones –¿obsesiones?- personales, individuales, inextricables por íntimas, y cuyas consecuencias sin embargo se expandieron sobre la vida de todos, y en el Tiempo…  
Napoleón y Josefina, Eva y Juan Perón, Scott y Zelda Fitzgerald, Beethoven y su inmortal, Balzac y su Dilecta, Eva y Adolfo, por qué no… aquí caben todas las historias de amor entre dos que también fueron historia.
Hoy elegimos para comenzar los heroicos ardores del general Simón Bolívar y su coronela Manuela Sáenz… Es un viaje al pasado, a los días de la guerra de la independencia, por los caminos de su Patria Grande, entre batallas y besos a través de un amor que nos hizo libres.




* * *

sábado, 23 de abril de 2011

DESTELLOS AJENOS. HOY: El bronce de Francisco de Quevedo...

Destellos Ajenos:



"Retirado en la paz de estos desiertos
con pocos, pero doctos, libros juntos,
vivo en conversación con los difuntos,
y escucho con mis ojos a los muertos".


Francisco de Quevedo

viernes, 22 de abril de 2011

VARGAS LLOSA HABLÓ EN LA FERIA DEL LIBRO, PERO NO.


Al cabo de una semana en maratón de cócteles y comidas entre exquisiteces y reaccionarios locales e importados, Mario Vargas Llosa por fin habló en la Feria del Libro, luego de tanta expectación, para decir lo mismo de siempre, aunque sin recordarlo tampoco.


LA FERIA DE LAS VAGUEDADES






“Es que las ideologías hoy se han ido a la mierda, no?”.
Mario Vargas Llosa.


Luego de reptar durante toda la semana por los espléndidos nidos del neoliberalismo local –como hoy prefieren llamarse los vestigios de la derecha- el escritor Mario Vargas Llosa, flamante premio Nóbel, antiguo reaccionario, enemigo declarado de la justicia social que él insiste en llamar “populismo”, por fin se presentó en la Feria del Libro, con un discurso “leído” -porque no todo el mundo tiene el don de la palabra-, que trató, previsiblemente, sobre “la libertad”, que pretendió, más previsiblemente aún, atacar al gobierno argentino, pero que resultó, inesperadamente, una crítica intrínseca a la Academia Sueca del Premio Nobel, que ha consagrado a un escritor tan propenso a los lugares comunes, a los clisés perimidos, y a las banalidades insustanciales.
“Los libros nos ayudan a derrotar los prejuicios étnicos y racistas, nos muestran que por debajo de las fronteras somos iguales”… “Leer nos hace libres”… “Defender nuestros derechos a ser libres, es defender nuestro derecho a ser ciudadanos”… “todavía en nuestros días tenemos grandes dificultades para discernir entre lo que es la ficción y la realidad”…
Son algunos de los pasajes de un discurso que, como se ve, no aporta nada, no descubre nada, no dice nada...
Entendemos que tampoco debe quedar mucho de un poeta al cabo de una semana de cócteles y comidas  charlando con Mauricio Macri, Eduardo Duhalde, Francisco de Narvaez, Patricia Bullrich, López Murphy, la embajadora norteamericana, y los señores de la ultraconservadora fundación Mont Pelerin Society, creada en Suiza en 1947 por la crema del pensamiento liberal, e inspiradora por ejemplo de la Escuela de Chicago, donde nuestro inolvidable Martinez de Hoz fuera abanderado…
En nombre de la libertad, la prensa no fue admitida en tales encuentros, pero gente que estaba adentro iba a contar afuera que se comió muy bien, se bebió mejor, y se charló de todo. Es decir... de todo lo que tiene que ver con salvar el capitalismo y sus grandes corporaciones, disfrazando sus solos derechos de libertad para todos, y cosas así… Por supuesto, también se habló mal del actual gobierno argentino, y de la falta de ideas para superarlo. En un momento -según consigna Pagína 12-, el gran escritor y pensador peruano sintetizó sus visiones en una rápida epifanía: “Es que las ideologías hoy se han ido a la mierda, no?”…
No los imaginamos allí, con ellos, diciendo esas cosas, a César Vallejo, a Miguel Hernández, ni siquiera a Balzac, tan mundano él, mucho menos al buen Juan Rulfo; sí a Bukowski, pero borracho; sí a Borges, quizá, pero diciendo algo más que “la libertad es importante” y “los libros son lindos”, si a Céline, tal vez, pero puteándolos a todos por hipócritas y por cochinos…
De vuelta a la Feria del Libro, allí Vargas Llosa, entre el resentimiento, la banalidad, la obediencia debida, y la ignorancia, se permitió preguntarse por qué la Argentina pasó de ser “modelo para el mundo a estar inmerso en una crisis permanente”, no aclaró, claro, a qué Argentina modelo ni a qué mundo refería, ni importaba que dicho país “en crisis permanente” creció el último año el doble de lo previsto incluso por sus ídolos del FMI... "¿Por qué hay tanta violencia? ¿Por qué hay tantos muertos”, se preguntó luego, no sin desgarrarse las vestiduras como corresponde, pero si sin informarse como corresponde, cuando tan luego su amada BBC de Lóndres acaba de publicar un informe según el cual Buenos Aires, por ejemplo, es la capital de América Latina con menor índice de criminalidad… En fin, ignorancia, resentimiento, y obediencia debida: un Nobel no te lo dan por escribir bien y nada más, si no que le pregunten a Borges…
Nosotros lo advertimos desde el inicio de este sainete (Ver Un charlatán de feria): Mario Vargas Llosa, el Premio Nobel de Literatura, y la Feria del Libro, son cosas, las tres, sobredimensionadas, exclusivamente, por el miedo concreto que tienen los dueños de La Nación y Clarín de acabar presos…  objetivamente, un premio de literatura que no ha recibido Borges, no es un gran premio; Mario Vargas Llosa es un escritor convencional incapaz de sorprender hace mucho, y la Feria del Libro es una gran librería donde te cobran para entrar, y te empujan todo el tiempo.
Si el mundo fuera de verdad justo, si esos diarios fueran diarios de verdad, y los escritores valieran de verdad por lo que escriben; hoy no hablaríamos de nadie, o hablaríamos de otra cosa, terminémosla: no vimos pasar a Borges, ni a Octavio Paz, ni a Rulfo, ni siquiera a García Márquez, apenas a Vargas Llosa. Ungaretti le diría: “tú no creces, te empinan las circunsancias”.
Episodio terminado.
Allí se va ya Vargas Llosa, con su cheque, su valijita de ideas vencidas y frases muertas, y las vestiduras rasgadas al pedo. Y eso fue todo, a no ser para los libreros y sus editores, que también rescataron un par de manguitos más….
Los crímenes de Clarín y La Nación, siguen intactos en la historia, impunes en la justicia, y en conocimiento público… Si lo habían traído para eso… no funcionó.
La oposición tampoco fue iluminada por este pensador, ni a su vez ella nos alumbra ahora con un nuevo modelo de país mejor que el actual… Si lo trajeron para eso, menos funcionó.
Y si ésto es lo mejor que tenían… entonces sí, búsquense rápido un buen abogado, porque...
Alguna vez el gran poeta y ensayista argentino Osvaldo Rossler, a propósito de la Feria del Libro, nos señaló con preocupación a “esos escritores, que se supone que representan lo mejor de nuestra lengua, y que por lo tanto se supone que tienen el don de la palabra, y que ahí los ves que para decir las mismas pelotudeces de todos los años, tienen que sacar un papelito, y leer”.

¿Las flores también serán artificiales?

* * *

jueves, 21 de abril de 2011

ESCRITOR X ESCRITOR - HOY: CERVANTES X DOSTOYEVSKI.

ESCRITOR POR ESCRITOR


Aunque más no fuera por alentar o sostener o cuando menos celebrar esa magnífica fraternidad fuera del tiempo y del espacio que suscita la escritura entre escritores, aquí El Martiyo presenta esta sección que fija, recorta y comparte, en fragmentos preciosos, pedacitos de ese platónico amor de verdad desinteresado, de verdad espiritual, de verdad eterno… de verdad amor.
Escritor x escritor, como Destellos Ajenos, es un espacio exquisitamente escrito, pues lo escriben exclusivamente gigantes inmortales, sólo que aquí los unos elevan a los otros elevándose así en prueba de una generosidad como la que soñaba don Antonio Machado, cuando “la monedita del alma, se pierde si no se da”.




ESCRITOR x ESCRITOR


Miguel de Cervantes Saavedra x Fiodor Dostoyevski:

Cervantes



"Veréis en Don Quijote, en cada página, revelados los arcanos secretos del alma humana. En todo el mundo no hay obra de ficción más profunda y fuerte que ésa. Hasta ahora representa la suprema y máxima expresión del pensamiento humano. la más amarga ironía que pueda formular el hombre y, si se acabáse el mundo y alguien preguntáse a los hombres: Veamos, ¿qué habéis sacado en limpio de vuestra vida, y qué conclusión definitiva habéis deducido de ella?, podrían los hombres mostrar en silencio el Quijote y decir luego: Ésta es mi conclusión sobre la vida y... ¿podríais condenarme por ella?".

("Diario de un escritor", 1874-1878)


Dostoyevski

* * *



miércoles, 20 de abril de 2011

ANÉKDOTAS: HOY: "Busco mi destino", con Mark Twain...

Anékdotas

Hoy: Busco mi destino

Con Mark Twain

Como es habitual en la gente de genio, Mark Twain era un hombre muy distraído.
Ya famoso, en un viaje en tren, de gira por los Estados Unidos, a la hora de mostrarle su pasaje al guarda, no consigue encontrarlo y se desespera. El guarda lo reconoce, y lo calma.
-- El autor de Tom Sawyer no precisa pasaje...
Pero Twain no desiste de la búsqueda cada vez más nervioso, y le dice:
-- No es eso, es que no me acuerdo a dónde iba…


* * *
                               

martes, 19 de abril de 2011

TIEMPOS MODERNOS: el mundo que nos va quedando...

El Martiyo Producciones Presenta...


 Tiempos Modernos XVIII



LOS CHISTES DE BORGES... el último de Ulises: perros de la noche...

Los chistes de Borges




Cuando le preguntan a María Kodama qué es lo que más extraña de Borges, ella no duda en responder: “su sentido del humor”. Uno de los hombres más divertidos de la historia del hombre, sin embargo, decidió pasearse por su siglo disfrazado de viejo aburrido, sin romances rimbombantes ni escándalos de vodeville, con su traje siempre gris, su bastón y su ceguera, su hablar lerdo y trabado, y su genio camuflado de sabio que no sabe. No es arbitrario pensar que esa sola caracterización, única y total, fuera su más secreta y grande broma.


Borges y Petit de Murat compratían, entre otras cosas, largas caminatas bajo la noche hacia las periferias de la ciudad, como quien huye hacia el sur por arrabales últimos. Cierta vez, perdidos los dos entre descampados de Valentín Alsina, son asaltados y despojados de todo. Ya liberados por los maleantes, ya desnudos, sin saber exactamente dónde estaban, empiezan a caminar en busca de ayuda, pero todo lo que encuentran son perros y más perros que surgían de la oscuridad para seguirlos y ladrarles. Borges se puso tan nervioso, que se echó a correr. Ulises quiso calmarlo:
-- Dicen que los perros no muerden a una persona cuando está desnuda...
-- Bueno… pero de eso que se ocupen los perros, nosotros ocupémonos de correr.

LA NACIÓN NOS AVIVA: SOMOS BOBOS.


Cada tanto y casi siempre involuntariamente, los principales diarios desnudan con impudicia la lógica profunda que los inspira.
Esta vez fue La Nación, que preclaro pretende avivarnos, mientras sin querer nos recuerda que somos todos estúpidos.


LOS PELOTUDOS DE SIEMPRE



En un típico caso de tiro por la culata, un artículo firmado por Raquel San Martín el domingo en La Nación, nos revela la lógica profunda del pensamiento que los inspira, según el cual, en rápida síntesis, el pueblo es idiota y se cree cualquier cosa.
Bajo el doble título: La batalla por el sentido común: ¿hacia una hegemonía kirchnerista?, no sólo anuncia el miedo que lo alienta, sino que ya desde el copete escupe su verdad:
“El debate atraviesa la discusión política: para algunos, el gobierno impulsa un intento programáticamente articulado, ya no de imponer su verdad sino de conquistar con ella a la opinión pública, planteándose en la mesa de cada día como el único alimento intelectual que vale la pena. En pleno año electoral, una pregunta clave: ¿podría esa influencia tener efecto sobre las urnas en octubre?
Más allá de lo retórica que resulta la pregunta de remate, de arranque queda claro que para La Nación resulta inconcebible la posibilidad de considerar la democracia como expresión de la voluntad popular, sino que, curiosamente, es más bien lo contrario: la democracia impone la voluntad popular.
No se trata de ninguna madurez en los argentinos, que tras años y décadas de fracaso sistemático, de crímenes, latrocinio, impericia y desidia, de pronto ante un gobierno que acierta más de lo que se equivoca, que hace lo que dice que hará, que logró el crecimiento del país y que muestra a cada paso sensibilidad social, y por lógica simple deciden apoyarlo, no, no es eso. No para La Nación.
Para La Nación el pueblo, la gente, nosotros, usted y yo, somos una especie de bobo grande al que le venden cualquier cosa.
En una rápida la enumeración, el artículo acumula una serie de razones que le darían la razón si se leyeran a las corridas, como propone su autora: “la exaltación de algunos personajes y acontecimientos de la historia argentina” (dice pero no dice cuáles, porque también se exalta a San Martín –el general, no ella, más bien, ja- a Belgrano y otros próceres, aunque no a Mitre ni Roca, claro), “la división del mundo en nosotros y ellos” (¿el mundo, Raquel?),  “la narrativa militante de los años 70” (ahí nos superó, lo admitimos, no entendemos a qué se refiere), “la elevación de Néstor Kirchner al panteón de los héroes” (¿y dónde queda el panteón de los héroes?), “la circulación de ideas en medios, redes sociales y blogs oficialistas” (¿lo dirá por nosotros?), “la ubicua letra K” (¿Cristina y sus hijos deberían cambiarse el apellido?... ¿Alicia también?), y al cabo de cuestionar tales “hechos”, concluye así nomás que todas estas cosas: “serían herramientas de una ingeniería política dedicada a alcanzar una hegemonía política que alimente los discursos y las ideas privadas”.
Es claro: los pueblos no eligen a sus gobernantes, sino que los gobernantes eligen a sus pueblos, y se los llevan. La gente no se expresa en las urnas, allí apenas cumple el mandato que le dan desde arriba.
Y nadie se da cuenta, sólo ellos, La Nación y sus destacados columnistas que así avanzan con su faro de la verdad entre las tinieblas de la ignorancia del vulgo, que venimos a ser nosotros, la masa, el montón, ese ganado arreado, ora por unos, ora por otros…  
¡El Flautista de Hamelin nos gobierna, carajos!
En despachos herméticos seres oscuros manipulan el cerebro de cada uno de nosotros.
Son cuatro o cinco tipos, no más, que nos manejan, elaboran nuestros pensamientos, luego dicen apenas “pasála”, y nosotros, bobos, “la pasamos”. Idiota por idiota hasta el idiota final.
Cristina le dice a Aníbal, Aníbal le dice a Víctor Hugo Morales, Víctor Hugo a Florencia Peña, Florencia Peña a Pablo Echarry, Echarry a Dolina, Dolina a Santaolalla, Santaolalla al Indio Solarí...
Nadie piensa, sólo ellos, y como vemos, ya no es preciso ocultarlo, total… total ya ni pensamos...
No  hay sorpresa, qué va.
Hace poco tan luego lo gritó por todas partes su columnista estrella, Mario Vargas Llosa, quien le explicó al mundo que “hace 40 años (sic) que los argentinos se equivocan en las urnas”. En síntesis: somos idiotas.
Por supuesto al artículo de San Martín no le faltan voces que le den la razón, (y si faltan se inventan, eso no es obstáculo para un buen periodista industrial). Sin embargo en un momento, la nota cita un pasaje de otra de Beatríz Sarlo, a propósito de la cumbia Nunca menos, que suena durante las transmisiones de Fútbol para todos; y abre comillas y dice la Sarlo: “Tengo, por primera vez, la sensación de que así se expresa una hegemonía cultural, una trama donde se entrecruzan política, cultura, tradiciones, costumbres y estilos”.
La cita en sí no conlleva crítica ninguna, pero en el contexto de la nota de San Martín, queda claro que la expresión “hegemonía cultural” viene cargada de reproches. Por supuesto se ignora la positiva posibilidad de que dicha hegemonía signifique, acaso como consagración de los festejos del Bicentenario, que por fin los argentinos se encuentran consigo mismos, se aceptan, y marchan. Así de simple.
En esa marcha deciden que este modelo los favorece, y lo apoyan. Les place la mujer que lo conduce, porque acaso esa mujer los interpreta, y la defienden.  Así de simple, y de magnífico.
Pero La Nación -ya no sus empleados, ni sus estrellas, ni siquiera sus dueños-, La Nación es más que un diario, incluso más que un holding, es antes una fuerza secular, una visión de la Argentina, la expresión de un pensamiento, de una lógica profunda cuya regla de oro es esa: la gente en general es idiota, ignorante o ambas cosas, excepto cuatro vivos que se quieren quedar con todo, algunos iluminados que trabajamos aquí, y por supuesto, nuestros lectores más conspicuos.  
Fuera de eso, para La Nación, no hay más. Ni aciertos del gobierno, ni un país que se recupera, ni un pueblo que se despierta y es, ni un pasado que los delata. (*).

El Flautista de Hamelin, y nosotros las ratas.



* * *