////// Año IXº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

miércoles, 22 de febrero de 2012

LOS CHISTES DE BORGES... la lección del maestro...

Los chistes de Borges


Cuando le preguntan a María Kodama qué es lo que más extraña de Borges, ella no duda en responder: “su sentido del humor”. Uno de los hombres más divertidos de la historia del hombre, sin embargo, decidió pasearse por su siglo disfrazado de viejo aburrido, sin romances rimbombantes ni escándalos de vodeville, con su traje siempre gris, su bastón y su ceguera, su hablar lerdo y trabado, y su genio camuflado de sabio que no sabe. No es arbitrario pensar que esa sola caracterización, única y total, fuera su más secreta y grande broma.


Cierta vez, durante una recepción en cierta embajada, un neurocirujano se acercó a Borges y le pidió si podía explicarle, sintéticamente,cúal era su secreto para escribir de aquella forma.
Sintético, Borges le explicó:
-- La literatura es muy simple, como la neurocirugía, sólo es cuestión de tomar el bisturí, abrir el cráneo, y operar.


* * *

martes, 21 de febrero de 2012

TIEMPOS MODERNOS: vestigios de un ayer que ya es futuro...

El Martiyo Producciones Presenta...


Tiempos Modernos XXXIII



* * *

Destellos Ajenos - Hoy: WILLIAM FAULKNER


Destellos Ajenos:

"Era una casita de playa, aunque tenía dos pisos, alumrada por lámparas de petróleo -o por una lámpara, que su mujer había llevado al piso alto despuès de cenar. El doctor usaba camisón, no pijama, por la misma razón que fumaba en pipa, que nunca le había gustado y que nunca le gustaría, entre el cigarro ocasional que le regalaban sus clientes, entre un domingo y otro en lo que fumaba los tres cigarros que le parecía podía permitirse comprar, aunque era propietario de la casita de la playa y de la casita vecina, y también de la residencia con electricidad y paredes revocadas, en la aldea a cuatro millas de distancia. Porque ahora tenía cuarenta y ocho años y había tenido dieciséis y dieciocho y veinte en la época en que el padre le decía (y él lo creía) que los cigarrillos y los pijamas eran para maricas y para mujeres"


William Faulkner

"Josefina": la verión original inédita hasta ahora, a sólo U$S 1,99.-

Ediciones del Martiyo
Presenta


Josefina
atrapada por la pasión
(versión original)
*

Una novela de Daniel Ares

*
¿Por qué pagar hasta 30 euros por una mala copia, cuando por menos de diez pesos te llevás el original?



La novela que la editorial Nowtilus de Madrid comercializa en versión mal corregida y edición pirata, sin autorización del autor, y sin pagar sus derechos correspondientes; ahora en versión original, soporte electrónico, revisada y prologada por el autor, y a sólo U$S 1,99.
Y recuerde:
el que le compra al autor... tiene cien años de perdón.

* * *

lunes, 20 de febrero de 2012

¡DESPUÉS DE SIGLOS DE SUMISIÓN, TODOS LOS ESCRITORES DEL MUNDO SON LIBRES!


Antes de irnos y al volver reclamamos y prometimos auténticas noticias, y aquì ya sin más inauguramos esta sección titulada tan luego N.A.: Noticias Auténticas; hartos de las comidillas fugaces con que gastan su tinta en títulos catástrofes los cadáveres de los diarios que desde que Marco Polo trajo el papel moneda y el espagueti, ya no sorprenden con nada.
Noticias son estas::

LA GUILLOTINA QUE CAYÓ DEL CIELO


Editores de la antigüedad.



Como una guillotina que cayó del cielo, el libro digital, acaba, así nomás, con siglos de  sumisión, esclavitud y exterminio.
Parece a simple vista una exageración, pero no lo es en absoluto para el escritor avezado  que ya conoce el frente, y la crudeza de sus batallas.
Allá lejos y hace tiempo, los escritores se valieron para subsistir de los mecenas, nobles a los que adulaban con refinamiento mientras justificaban públicamente la más espantosa de sus patrañas. La alcahuetería llegó a ser un género. Ni Garcilaso, ni Cervantes ni Quevedo salieron ilesos. Geniales chupaculos todos.
Pero un día un tal Guttemberg inventó la imprenta y le descubrió al hombre las posibilidades comerciales de la palabra; y aquellos nobles mecenas, a la  vez, descubrieron así que  mejor que darle dinero a los autores, era sacárselo.
Sin perder más un minuto ni un peso, ahí nomás de mecenas pasaron a editores, llamaron a sus viejas dádivas anticipos,  pusieron a sus muchachos a producir en serie en serio, y asi los vencieron. Era la revolución industrial, y la ganaban ellos, los editores.
El negocio fue tan bien –para ellos, claro-, que al pasar de los siglos y los autores, no hicieron sino crecer, y entre fusiones y grandes grupos, un día tres o cuatro consorcios -en los hechos no más de quince o veinte tipos sin tiempo para leer jamás un pomo- llegaron a dominar, por ejemplo, todo el negocio editorial de la lengua castellana, que es, en buena medida, dominar en sí toda la lengua castellana.
No más de quince, veinte tipos.
Veinte superejecutivos de megaeditoriales -cuyos escritores jamás les ven las caras, así como ellos nunca ven sus libros-, que desde los atalayas inaccesibles de sus altos despachos en las casas centrales del pulpo que manejan, miran apenas las ventas promedio del autor en otras plazas o anteriores títulos; consideran la publicidad propia que puede traer consigo (quizá el infeliz trabaja en la radio, ¡o en la tele!); evalúan tal vez alguna que otra conveniencia política (¡quizá es capo de la Afip, o hermano del secretario de cultura!), y al cabo el texto, el contenido, la sustancia de la cosa, les chupa un huevo.
De esta forma y no de otra (más de treinta años en el negocio y más de veinte libros publicados -con seudónimo y no- me permiten afirmarlo así de rápido); de esa forma y no de otra, digo, se decide desde hace décadas qué se publica, qué se rechaza, en qué se invierte, y qué apenas se escupe sobre el océano de las librerías y que Dios lo ampare…
Habladores incapaces de escribir un párrafo que valga la pena, ni detectar tampoco un éxito a no ser cuando sucede, digitaron así, durante siglos, lo que íbamos a leer, o no.
Hombrecitos apurados entre dos reuniones olvidables, retrasaron Harry Potter por un par de generaciones, nos negaron a Bukowski durante décadas, pusieron en riesgo la irrupción de Cien años de soledad en la Argentina, empujaron al suicido a John Kennedy Toole, bebieron la sangre de ya incontables poetas y narradores, y lo que es peor, nunca sabremos cuántos más y mejores autores y libros seguimos sin conocer porque a estos veinte tipos que no leen nada, dicho libros no les gustan, no los entienden, o nada más no les convienen…
 Así los escritores, y los lectores, quedaron cautivos de los editores, cuyo poder alcanzó un mediodía tal, que por un instante se lo creyó eterno.
Pero no lo fue, No.
Un día cualquiera, sin demasiados anuncios, amaneció la era digital como una guillotina que cayó del cielo.
Las librerías virtuales primero, el libro electrónico después, y las plataformas de auto publicación, más los variados soportes de lectura que se inventan todos los días, eliminaron de un saque la necesidad de los antiguos editores, sus medievales imprentas, y sus carísimos distribuidores.
A poco de nacer el libro electrónico ya supera en ventas al otro; a su vez resulta que el lector de libros electrónico lee hasta tres y cuatro veces más libros que el otro, y más y más librerías de las grandes cadenas bajan sus persianas; mientras más y más autores superan cada día los cientos de miles de ejemplares vendidos, algunos pasan el millón, y ninguno de ellos sufrió jamás un editor …
Y así fue como un día de golpe todos los escritores del mundo fueron libres.
Libres del todo,
De todo.
Ya no debían resignarse al diez por ciento del precio de tapa de su trabajo, ahora pueden aspirar al 70 y al 80...
Ya no debían preguntarle al editor cuántos libros se habían vendido, ahora él mimo puede controlar sus ventas personalmente.
Ya no debía someterse a los tiempos sin tiempo de los editores: ahora publica cuando se le da la gana.
¡Ahora eran libres!
Y claro: hoy que ya no hacen falta las imprentas y los distribuidores de los editores de la antigüedad, ellos tampoco hacen falta ya... Era de eperar: todo chancho que camina...
Hoy el que quiere publicar, publica, no precisa papel, ya no jode ni a los árboles, y en minutos apenas su libro está en todas las librerías del mundo, y más barato que un vino barato, porque fueron eliminados por fin todos los parásitos que hasta hoy se llevaban el noventa por ciento del trabajo del escritor, y del dinero del lector.
Cuando pedimos noticias, hablamos de esto. De la papa que se llevó Colón, del espagueti que nos trajo Marco Polo, no de la renuncia de un funcionario o las vicisitudes administrativas de toda la vida.
Noticias son estas, grandes titulares, letras blancas sobre fondo rojo:


“AL CABO DE SIGLOS DE SUMISIÓN, ESCLAVITUD Y EXTERMINIO,
TODOS LOS ESCRITORES DEL MUNDO SON LIBRES POR FIN”
(editores se suicidarían en masa durante los festejos)


* * *


Destellos Apócrifos. HOY: Andrea Bocelli

Destellos Apócrifos:

"Al rengo se lo ve caminando".


Andrea Bocelli

viernes, 17 de febrero de 2012

CLARIN: NOCHES DE HORROR Y DE ALEGRÍA.



Al cabo de tres años de una oposición violenta, constante y profusa como ni por asomo practicaron contra la dictadura, Clarín no logró sino el 55 por ciento de apoyo para el gobierno que combate. Desde entonces, despacio pero sin pausa, lo vemos hundirse entre el pánico y el desconcierto, bajo la noche indiferente y plácida…


RELATOS DE UN NÁUFRAGO





Con la pereza propia de los grandes transatlánticos, Clarín se hunde sin prisa y sin pausa, y aunque no precisa que nadie lo empuje, nunca le faltará nuestra buena mano amiga siempre dispuesta…
Aun durante el reposo que por guerreros merecimos, el alerta se mantuvo.
Si al Martiyo no hay que darlo por muerto ni muerto siquiera, es mejor tener en claro que Clarín tampoco está muerto. Partido al medio como una serpiente, reptan sus partes sin mucha vida ya, pero reptan aún. También por eso volvemos. Todavía hay veneno en sus amígdalas, mejor terminar lo comenzado.
Desde la vigilia de nuestra ausencia, con ese estilo de ellos, entre adusto y palaciego (que va de Santo Biassati a Inmorales Solá), los hemos visto sin coraje ni pudor celebrar la operación de la presidenta, mal aguantando en la garganta el grito de Viva el Cáncer que en tiempos de Evita el mismo espíritu pintaba en las paredes; y al toque nomás los vimos derramar la decepción por el falso positivo, mal aguantando entonces la rabia porque no era nada, porque no se moría… En el pánico del naufragio, claro, se conocen los hombres, cómo no...
Los vimos también atizar el fuego de una fractura entre el gobierno y Moyano, y entonces levantar la figura de Moyano que hasta minutos antes aplastaban como podían.
Los vemos todos los días revolviendo basura ajena cuando tienen tanta propia; posando todavía de perseguidos cuando tan libres parecían bajo la dictadura; los vemos mendigar la migaja hedionda del escándalo diario, la tarjeta SUBE, el anillo que se compró el juez que los molesta, los artistas afines al gobierno que no renuncian sin embargo a los subsidios… La serpiente hace así cuando la cortan en dos: cada parte raja para donde puede, sin cabeza que piense más…
Pero acaso lo peor y ya más triste es verlos por Malvinas reducidos a inspectores municipales del cementerio; los vimos mentir que Brasil desistiría de negarle la entrada a buques con bandera de Malvinas; los vimos desear que así fuera con Chile, y finalmente, codo a codo con su socio La Nación, los vemos cuestionar de repente la soberanía argentina sobre las islas como no se les ocurrió por supuesto en tiempos de Galtieri…
Los vemos, en fin, lamer hasta el suelo más limpio en busca del último microbio, los vemos rascar el fondo de la olla de las miserias humanas habituales, traficando chismes, recalentando rencillas entre funcionarios de tercera para inflar con ellas grandes títulos explosivos que al final no hacen ni pif; los vemos bebiendo la sangre de cuanto crimen les sirva, para vomitarla en cuanto ya no les sirve; los vemos, bah, desorientados, perdidos, aterrados, preguntándose con los hombros vencidos de qué les vale escupir al gobierno cada día, si después de tres años de munición gruesa y fuego granado, el gobierno se alzó con el 55 por ciento de los votos.
Más allá de nuestras ansias, objetivamente, se los ve mal, muy mal.
Y nos alegra.
Mucho.
El incuestionable ICV (Instituto Verificador de Circulaciones), nos cuenta que el diario en papel cada vez se vende menos, y que ya toca los niveles de la década del 60 cuando en toda la Argentina había menos habitantes de lo que hay hoy entre Capital y el conurbano bonaerense.
“Bueno, pero ahora existe el Internet”, alegan sus defensores, y dice El Martiyo:
Exactamente: ahora hay un mundo nuevo que se los lleva puestos, entre otras cosas, porque no pueden verlo.
En un momento mundial que será recordado por sus grandes crisis económicas, políticas y sociales, por sus muchas guerras y sus sangrientas convulsiones, por el derrumbe de Europa y la derivanorteamericana, entre extensas hambrunas y desastres extraordinarios, la Argentina, aun así, crece –sin crédito externo y aún con fuga de divisas (responsabilidad de cada uno de los privados que las fugan)-, incluye, exporta, tiene superávit en su balanza comercial, rebalsa de reservas, eleva su presupuesto en educación, y aunque sufre la inflación (como siempre) aumenta como nunca salarios y jubilaciones; y sin embargo Clarín, cada mañana, refrita miserias amargas, pretende hecatombes de tropiezos cotidianos, se baña en sangre y reparte miedos, mientras aúlla y llora desastres por venir que siguen y siguen sin llegar… 
Pero se entiende.
Tampoco el náufrago, en el pánico de su naufragio, advierte qué magnífica es la noche sobre el mar.
Ni hablar con luna llena y sin tierra a la vista.
Estupendo espectáculo.



* * *


Aforismos: "El que siempre vuelve...

Aforismos:

"El que siempre vuelve, no se fue nunca".



jueves, 16 de febrero de 2012

FELIZ 2012: TARDE PERO PUNTUALES, GENEROSOS Y FESTIVOS...


FELIZ 2012

Con una de nuestras chicas nos despedimos el año pasado, y con otra recibimos el 2012, el último de todos, según los mayas. 
Sin embargo nosotros, tarde pero puntuales, generosos y aun festivos, saludamos hoy su inicio con esta chica no menos generosa ni festiva que nosotros, y que es a la vez un ejemplo para todos...
Salud y alegría...

Esta chica cree absolutamente en las predicciones mayas, y es por ello que decidió aprovechar lo que nos queda. 
Un ejemplo de moral.

* * * 

EL MARTIYO ESTÁ DE VUELTA: NI MUERTOS NOS DEN POR MUERTOS...



El 26 de noviembre editamos el último post del año y allí dejamos una chica a manera de adiós sin promesa de regreso. Pero aquì estamos de vuelta, arrancando, tarde pero puntuales, el año 2012.
Es El Martiyo en su 4ª temporada.



MUERTOS NI MUERTOS





“Estamos ante un mundo nuevo,
lo que hace falta son ideas nuevas”
Cristina Fernández de Kirchner


Hace tan poco y no, en nuestro post del 3 de octubre, El Martiyo después del Martiyo, recordábamos la factura unipersonal de este blog, y los motivos por los cuáles advertíamos inmediato un largo silencio… en el mejor de los casos.
Nacidos en octubre de 2008 como reacción a la llamada crisis del campo, y dirigido a desenmascarar -de ser posible destruir- al Grupo Clarín –lo que es, supone y oculta-; luego de las abiertas de agosto, y las generales de octubre, disperso ya el rejunte de lo que el otrora gran diario llamaba “la oposición”, vencidos ellos -Clarín-, hundiéndose abrazados a la piedra fenomenal de Sergio Shocklender como al último madero de un naufragio atroz… nos pareció que seguir ya era pegarle a un muerto, y por no perder la dignidad en la victoria, de a poco nos fuimos yendo…
En una inercia de placer, y a manera de adiós, durante algunas semanas revisamos una a una casi todas las secciones del blog, sus tantos posts, la lucha, la clausura de Clarín, el material que nos robó, las veces que lo invadimos y copamos, la victoria final… y de a poco nos fuimos.
Fieles a un estilo, allí donde otros cuelgan un cartelito que dice “enseguida vuelvo” o “cerrado por vacaciones”, nosotros preferimos dejar una de nuestras chicas más bonitas, y nos fuimos.
No era la primera vez que entrábamos en la inactividad por algunas semanas, y por eso nos gustó siempre recordarle al enemigo que jamás nos diera por muertos. Ni muertos siquiera.
Y hoy, al cabo de casi tres meses de un reposo por guerreros merecido, aquí estamos de vuelta, y somos más, y nos creemos mejores.
Somos más porque nos fuimos con un promedio diario de 350 visitas con picos de 500, y luego de tres meses de ausencia, volvemos con un promedio de 450 y picos que superan las 600 y tocan ya las 700… Somos más.
Y nos creemos mejores (al menos de lo que fuimos), porque volvemos renovados, con secciones estreno y nuevo material para las clásicas, y algunos otros proyectosde los que ya vamos hablar, y todo, y siempre, a favor del lector. Por eso nos creemos mejores… y acaso por eso también cada vez somos más.
Virtualmente inactivos, sin embargo, en todo este tiempo no dejamos por supuesto de vivir, de sentir, oír, ver y leer… Y así nos llenamos de cosas que decir, sobre el país y el mundo, sobre nosotros y los otros, los temas de siempre, y los de nunca…  
En aquel post que citábamos arriba, nos quejábamos: “Los diarios ya no traen noticias, si entendemos por noticias las auténticas novedades que traían Colón de sus Indias o Marco Polo del oriente, la papa, el papel moneda, el espagueti”:
El Martiyo, conciente de habitar un mundo nuevo, se propone, para esta cuarta temporada, sin dejar de cuidar la espuma de la actualidad, ir a la esencia de la realidad y tratar verdaderas noticias, en busca también de nuevas ideas…
Estamos ante la aurora de un tiempo inédito que barre con su luz siglos de sombra vieja.
También por eso volvemos.



* * *


domingo, 12 de febrero de 2012

"JOSEFINA": LA VERSIÓN ORIGINAL DE UNA NOVELA APÓCRIFA

Ediciones del Martiyo
Presenta


Josefina
atrapada por la pasión
(versión original)
*

Una novela de Daniel Ares

*
¿Por qué pagar hasta 30 euros por una mala copia, cuando por menos de diez pesos te llevás el original?




La novela que la editorial Nowtilus de Madrid comercializa en versión mal corregida y edición pirata, sin autorización del autor, y sin pagar sus derechos correspondientes; ahora en versión original, soporte electrónico, revisada y prologada por el autor, y a sólo U$S 1,99.
Y recuerde:
el que le compra al autor... tiene cien años de perdón.

* * *