////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

jueves, 29 de marzo de 2012

LOS CHISTES DE PERÓN... o la fugacidad de la belleza...

Los chistes de Perón



Si alguna vez los argentinos consiguiésemos el nirvana tangible del acuerdo absoluto, una nueva moneda nacional debería llevar impresa, en sus dos caras sin ceca, las imágenes yuxtapuestas de Borges y Perón; como el yin y el yang de una Argentina sola, que en su doble anverso, grabara así la riqueza de nuestras más hondas contradicciones, unidas entonces por las solas banderas de la gracia de la inteligencia, la agudeza de la sensibilidad, y la sabiduría siempre que revela el humor. Por ello aquí El Martiyo, en un gesto estético histórico -pero histórico por estético-, reúne, funde, en un mismo marco, en idéntico formato, a este dueto imposible, y sin embargo… Esperamos que así como los peronistas disfrutan de Los chistes de Borges, así la otra Argentina disfrute de Los chistes de Perón, quien supo tener, indiscutido, el sentido de la risa que es propio de los grandes. Y que nos hace mejores.


Más allá del folklore vulgar que las ensuciaba -"puta" una, "boluda" la otra-, Perón siempre destacó la inteligencia y la sensibilidad de sus dos últimas esposas, Eva e Isabel, y aunque ambas fueron lindas mujeres, la belleza, al General, parecía no importarle demasiado. Sabio decía:
-- El que elige mujer por su belleza, tiene mujer para poco tiempo.

* * *

Aforismos: "El que ríe último...

Aforismos:


"El que ríe último... siempre parece un poquito retrasado".


lunes, 26 de marzo de 2012

PÁNICO A BORDO: EL GOLDMAN SACHS HUYE DE CLARÍN (fue primicia del Martiyo)



Pocos días atrás, en nuestro post Alguien siempre muere, presentábamos, humildes, un buen plan de salvataje para la tripulación de Clarín, ante la evidencia ya indiscutible de su hundimiento. Y se lo dirigíamos, en especial, al Goldman Sachs, caso quisiera salvar algo de su dinero. Y se ve que nos leyeron y se asustaron: pocos días después abandonaban el barco en plena tempestad.

LAS MUJERES Y LOS NIÑOS DESPUÉS



El post aludido arriba, fue publicado el 9 de marzo, y apenas doce días después, el 21 de marzo -como si nos hubieran leído (uno nunca sabe)-, el Goldman Sachs salió a sacarse de encima el 9,11 por ciento de las acciones que todavía le quedan del Grupo; y aquí lo mejor, lo más gracioso y sintomático: ni Magnetto ni Ernestina las quisieron, tal la evidencia de ese naufragio.
Y es que donde mandan los números, se acaba el amor.
Desde el Huracán Cristina de las primarias del 14 de agosto, las acciones del Grupo Clarín se devaluaron en un 50%, y ya quisiera Magnetto que estos fueran inventos nuestros, o de Moreno. De 18,55 que valían entonces, pasaron a valer ahora 9,3; agravando así, de paso, una trágica tendencia que se inició en el 2007,  cuando las acciones del Grupo aparecieron en la Bolsa a 32 pesos… O sea, en términos contables: glub, glub, glub
El agua sube, y ya cubre la cubierta superior, ni preguntar por la sentina. La proa se yergue hacia el cielo, pero porque la popa la arrastra hacia su fondo. Hay quienes a bordo, contentos, ganan su partida de póker; un par de músicos no paran de tocar, muchos buscan su bote salvavidas, pero el Goldman Sachs, que de naufragios sabe un rato, se arroja al mar sin trepidar en plena tempestad.
Entraron al Grupo en 1999 con un aporte de 500 millones de dólares por el 18 por ciento de las acciones. LLegaron a tener, siempre negado por Clarín (pero no por todos sus más altos ejecutivos) hasta el 30 por ciento. Pero a partir del 2008 -descubierto el Grupo ante la ciudadanía toda-,  fueron sacándoselas de encima avisados ellos también de este naufragio que ya ni Magnetto ni Ernestina pueden negar. De lo contrario ellos harían uso de la prioridad para comprarlas.
Pero no.
No las quisieron.
El Goldman Sachs, incluso, les hacía precio, pero tampoco. Se las vendían todas (más de 22 millones de acciones) por la baratija de 75 palos verdes, apenas el 15 por ciento de lo que habían pagado por ellas (así están las cosas), y Magnetto, Ernestina y los suyos, igual no las quisieron… Capaz ni regaladas ya las agarran, ja.
Insistimos: hay que salvar esa tripulación.
Nuestro plan de salvataje –que excluía puntualmente a la alta oficialidad y sus patrones- sugería tan luego entregarle a dicho tripulación el manejo del medio.
Ahora sabemos que hay otro 9 por ciento de acciones a la venta.
El Estado ya tiene un 9 a través del ANSSES.
Si ahora comprara este 9…
9 y 9... 
Sigue sin ser nada de esto una broma, una ironía.
Tampoco es, es cierto, un plan.
Es apenas una idea, una sugerencia posible.
Así como quizás el otro día nos leyó el Goldman Sachs, a lo mejor esta vez nos lee el Estado, y…
Cosas más raras se vieron ya.

La única verdad de Clarín.
* * *

ANÉKDOTAS - HOY: "Cuando el diablo sabe por viejo", con Vicente Saadi.


Anékdotas

Hoy: “Cuando el diablo sabe por viejo”

Con Vicente Saadi


El padre político de Carlos Menem, don Vicente Saadi, caudillo y algo más de Catamarca y más allá, dejó tras de sí -también- un anecdotario que resaltaba su picardía, su repentismo, y su olfato de lobo para la política práctica.
Cierta vez en su entorno le reprocharon la incorporación a sus filas de un tipo considerado unánimemente un estúpido.
Don Vicente, sin contradecir ningún argumento, silenció toda queja con una sucinta y certera razón:
-- Más vale un boludo adentro, que un hijo de puta suelto.


* * *

sábado, 24 de marzo de 2012

24 de marzo de 1976: HOY UNA TRISTEZA, AYER UNA ILUSIÓN...



No todos lloraron ese día...   



HOY UNA TRISTEZA
AYER UNA ILUSIÓN

"TOTAL NORMALIDAD" 




“Lo terrible no es que me hayas mentido,
sino que no podré creerte nunca más”.
Immanuel Kant.


El 24 de marzo de 1976 el Departamento de Estado Norteamericano impulsó un golpe cívico-militar en la Argentina estructurado por José Alfredo Martínez de Hoz en representación conjunta de la banca extranjera y la Sociedad Rural, ejecutado por las Fuerzas Armadas, justificado por los principales diarios, y bendecido por la Iglesia Católica. A continuación, mancomunados, y conforme sus planes originales, destruyeron la industria nacional, consecuentemente la clase obrera, endeudaron al país por varias décadas, y lo bañaron en sangre.
El Martiyo preferiría dedicar este espacio y este tiempo, a otros recuerdos… y es por eso que se lo cedemos, mejor, a dos de sus protagonistas principales, los diarios La Nazión y Clarín, sin cuya colaboración dicho desastre nacional no hubiese sido posible; y quienes aquí se expresan en fragmentos impresos y públicos por ellos mismos, y que así guardan, por lo tanto, el peso ilevantable de lo ya dicho para siempre.



* * *


Así nos alumbraba el diario Clarín ya el 25 de marzo de 1976 -o sea, apenas al día siguiente, dijéramos: rapidito rapidito- en su hoy histórico editorial:

"Aunque resulta innecesario justificar las motivaciones de la acción militar del 24 de marzo -porque nada fue más evidente que la incapacidad del anterior gobierno para modificar el rumbo que nos conducía a todos al desastre- ha sido oportuno que el país escuchara las explicaciones de su nuevo presidente. Ellas ratificaron el hecho conocido de que las Fuerzas Armadas no han interrumpido el proceso que se venía desarrollando, sino cuando tuvieron el convencimiento de que se hallaban agotados todos los recursos susceptibles de operar la indispensable rectificación".

Y así remataba para rematarnos:

"La palabra presidencial (el discurso de Videla), sin buscar aplausos anticipados, ha fijado un rumbo apto para la solución de los problemas nacionales. Y como el mismo Presidente lo expresa, el acierto de las decisiones del gobierno será en definitiva el que suscitará la adhesión de la gran mayoría de los argentinos".

Eso es, y será siempre Clarín.

Mitre, la Noble y Videla.
Los días dorados.


La Nazión, por su parte, festejaba así:

"La crisis ha culminado. No hay sorpresa en la Nación ante la caída de un gobierno que estaba muerto mucho antes de su eliminación por vía de un cambio como el que se ha operado. En lugar de aquella sorpresa, hay una enorme expectación. Todos sabemos que se necesitan planes sólidos para facilitar la rehabilitación material y moral de una comunidad herida por demasiados fracasos y dominada por un escepticismo contaminante. Precisamente por la magnitud de la tarea por emprender, la primera condición es que se afiance en las Fuerzas Armadas la cohesión con la cual han actuado hasta aquì. Hay un país que tiene valiosas reservas de confianza, pero también hay un terrorismo que acecha".

Eso es y fue siemrpe La Nazión.

Cuando todo era brindar,
callar y acumular.


N. del E.: este post con leves modificiaciones fue publicado el año pasado para la misma fecha, y posiblemente lo publiquemos el año que viene, y el otro, y el siguiente...

* * *


A 36 AÑOS DEL GOLPE, Clarín y La Nazión CALLAN Y OTORGAN...

Por mucho que Magnetto y sus oficiales le busquen la vuelta, cada año vuelve marzo y cada marzo llega con su 24. Imaginamos la noche previa el gran acertijo de esa redacción otra vez sin solución: ¿cómo nombrar al ahorcado en la casa del verdugo?
Todo un desafío periodístico, que nucna logran resolver.


EL SILENCIO DE LOS INDECENTES

"TOTAL NORMALIDAD"




Como gente del oficio, todos los años, llegado el 23 de marzo, nos preguntamos lo mismo: ¿De qué se disfrazarán al día siguiente Clarín y La Nazión?, ¿Con qué palabras se preguntan esta noche sus editores, "con qué cara salimos mañana"?, ¿Cómo reprobar hoy, lo que ayer aprobamos y aplaudimos?...  ¿Y si mañana por un día no salimos?, quizás proponga algún desesperado... Pero nada funciona y todos los años llega marzo con su 24, y Clarín y La Nazión  tienen que salir, y salen, hablando de cualquier otra cosa, mirando para otro lado, como sudando en notas que no importan, la tinta de sus vergüenzas.
La Nazión hoy en su tapa ni menciona la efemérides. Titula con un nuevo allanamiento  -pero sin ninguna noticia- por el caso Ciccone; habla de YPF (siempre en defensa de intereses extranjeros, por supuesto), le pega al INDEC –ya entre el bostezo de sus propios lectores -, se regodea con el crimen de San Vicente –porque el mal les va bien-, rastrean una aviadora perdida en 1937, y nos anuncian chochos una entrevista con Vigo Mortensen. Del golpe, de la dictadura, del genocidio… ni hablar.
Por su lado Clarín –que pertenece al mismo lado de La Nazión- hace lo mismo. Titula con Ciccone -la sola noticia de su allanamiento sin noticias-; luego nos habla del aumento en la canasta de pascuas; indistinto con su socio de Papel Prensa nos propone también un reportaje a Vigo Mortensen –(ya ni siquiera reparan en el tremendo olor a chivo de todas esas notas)-, y recuerda sin embargo la guerra de Malvinas, cuando al mismo tiempo olvida por completo la fecha, el golpe, la dictadura, el genocidio, que en su momento, igual que hoy, también silenciaron.
Lejos quedaron –bah, en sus propios archivos, no tan lejos-, las editoriales del 25 de marzo de 1976, cuando ambos diarios saludaban esperanzados al nuevo gobierno. (Ver Hoy una tristeza, ayer una ilusión).
Lejos  también los días cuando Inmorales Solá y su coro de niños obedientes destacaban desde Clarín y La Nazión la marcha decidida hacia el orden, y los constantes créditos conseguidos ante el FMI, mientras miraban sin ver la continua desaparición de personas, la destrucción de la industria nacional, y el gran remate del país.
Entonces ni Clarín ni La Nazión hallaban vicepresidentes corruptos, ni problemas de “inseguridad”, ni motivos económicos para preocuparse, ni nada irregular que destacar en sus páginas… No había desparecidos, no había centros clandestinos de detención, no había asesinos, ni víctimas, ni dolor, miseria, nada...
Había apenas un país convulsionado, desencajado por la subversión, y encarado valientemente por unas Fuerzas Armadas que bien sabían interpretar lo que el país precisaba, incluso, por encima de su pueblo.
Había, también, una intención de recuperar la actividad económica en el país, y no así nomás, sino eligiendo muy bien quienes habrían de protagonizar dicha recuperación: ni zurdos, ni judíos, ni montoneros, ni nada de eso. Papel Prensa fue un ejemplo de lo que un Estado serio, en sociedad con privados, podía hacer por el engrandecimiento de la patria.
Había, además, un mundial que organizar y sus muchos negocios. ¡El mundo nos miraba!
Había que limpiar la casa.
Clarín y La Nazión, durante todos los años de la dictadura militar, mientras su genocidio, cada día, acompañaron, avalaron, y aplaudieron, cuando no incentivaron, la gestión de gobierno de aquellos asesinos en masa.
En su más altos niveles, en su niveles medios, y en casi todos sus niveles.
El que crea recordar de entonces algún sesgo de oposición, de crítica, no lo hallará en los archivos de estos diarios, porque nunca sucedió.
Sí es cierto que también la prensa de aquellos días reflejaba en sus páginas la perenne interna implosiva de las Fuerzas Armadas -la cual en mucho colaboró con el fin de todo-, y entonces algunos periodistas, amparados por ciertos sectores militares, criticaban a otros sectores rivales, pero sin cuestionamientos de fondo, ni denuncias de corrupción, asesinato, nada de eso… Silencio, risas, y aplausos.
Cobraron el servicio de la claqué con Papel Prensa, y desde allí no dejaron de crecer hasta quedare con todo, codo a codo los dos, cada cual en su rol, La Nazión, contendiendo a los sectores más exasperados, y más acá Clarín, con su progresismo políticamente correcto, pero sobre todo inocuo…
Hoy ninguno de los dos recuerda nada.
Nosotros sí.
Nosotros nos acordamos de muchas cosas, y sobre todo, de ellos.
El argentino que todavía hoy compra y lee estos diarios, tiene sólo dos excusas: o ignora la historia… o por motivos muy personales prefiere ignorarla, y calla.
Pero en su silencio otorga.

¿Y esto con qué se borra... Ernestina?

* * *

viernes, 23 de marzo de 2012

LAS CHICAS DEL MARTIYO... un mundo de muñecas...

“Las Chicas”

A esta chica esa ropa parece apretarle un poco...
Pero peor le iría con nosostros.

* * *

ESCRITOR X ESCRITOR - HOY: FERNANDO PESSOA X OCTAVIO PAZ.

ESCRITOR POR ESCRITOR


Aunque más no fuera por alentar o sostener o cuando menos celebrar esa magnífica fraternidad fuera del tiempo y del espacio que suscita la escritura entre escritores, aquí El Martiyo presenta esta sección que fija, recorta y comparte, en fragmentos preciosos, pedacitos de ese platónico amor de verdad desinteresado, de verdad espiritual, de verdad eterno… de verdad amor.
Escritor x escritor, como Destellos Ajenos, es un espacio inmejorablemente escrito, porque lo escriben los mejores de la especie, sólo que aquí los unos elevan a los otros elevándose así en prueba de una generosidad como la que soñaba don Antonio Machado, cuando “la monedita del alma, se pierde si no se da”.



ESCRITOR x ESCRITOR


Fernando Pessoa x Octavio Paz:


Fernando Pessoa




"El mundo de Pessoa no es ni este mundo ni el otro. La palabra ausencia podría definirlo, si por ausencia se entiende un estado fluido, en el que la presencia se desvanece y la ausencia es anuncio de ¿qué? -momento en que lo presente ya no está y apenas despunta aquello que, tal vez, va a ser. El desierto urbano se cubre de signos: las piedras dicen algo, el viento dice, la ventana iluminada y el árbol solo de la esquina dicen, todo está diciendo algo, no esto que digo sino otra cosa, siempre otra cosa, la misma cosa que nunca se dice. La ausencia no es sólo privación, sino presentimiento de una presencia que jamás se muestra enteramente. Poemas herméticos y canciones coinciden: en la ausencia, en la irrealidad que somos, algo está presente. Atónito entre gentes y cosas, el poeta camina por una calle del barrio viejo. Entra en un parque y las hojas se mueven. Están a punto de decir... No, no han dicho nada. Irrealidad del mundo, en la última luz de la tarde. Todo está inmóvil, en espera. El poeta sabe ya que no tiene identidad. Como esas casas, casi doradas, casi reales, como esos árboles suspendidos en la hora, él también zarpa de sí mismo. Y no aparece el otro, el doble, el verdadero Pessoa. Nunca aparecerá: no hay otro. Aparece, se insinúa, lo otro, lo que no tiene nombre, lo que no se dice y que nuestras pobres palabras invocan. ¿Es la poesía? No: la poesía es lo que queda y nos consuela, la conciencia de la ausencia. Y de nuevo, casi imperceptible, un rumor de algo: Pessoa o la inminencia de lo desconocido".

(Octavio Paz, "El desconocido de sí mismo", fragmento, 1961).


Octavio Paz


* * *



LOS 7 PECADOS EN 7 FOTOS

El Martiyo Producciones presenta...

* LOS 7 PECADOS EN 7 FOTOS *

Fija pero finita, Los 7 pecados en 7 fotos es algo más y algo menos que una sección.
Es una suerte de muestra gráfica virtual permanente (hasta donde permanentes somos), basada en ese antiguo invento católico -que acaso el mismo Dios ignore- conocido como  "los siete pecados capitales".
En sendas imágenes entonces, no sin ironía, no sin espanto, incluso con ternura, y al final con un dejo de ferocidad, aquí una vez más los 7 pecados en 7 fotos y un solo clic.



jueves, 22 de marzo de 2012

lunes, 19 de marzo de 2012

"OPOSICIÓN SE BUSCA"... (monopolios abstenerse)



No hay oposición en la Argentina.
Queda nada más la resistencia de los intereses concentrados y alineados en y con el grupo Clarín-La Nación, y desde allí el Grupo prueba suerte con distintos muñecos de fortuna: ayer la Carrió, Cobos incluso, Duhalde cada tanto, ahora Macri, la Bullrich de a ratos, vestigios de un pasado que hasta Magnetto sabe sin futuro, aves de paso que ni aves son,  moscardones del día para morirse mañana.
No hay oposición: son sólo negocios.


OPOSICIÓN SE BUSCA





No hay oposición en la Argentina, la oposición es eso: el Grupo Clarín-La Nación, el Goldman Sachs y el Barton Group detrás, y el entramado casi indescifrable del tejido de sus intereses. que desde luego quieren salvar, y mejor aún, expandir. Eso es todo. Ninguna oposición: sólo negocios.
Ninguna oposición, ni estrategias, ni planes, ni mucho menos proyectos nacionales, ja, qué va, no, nada, ni siquiera periodismo, apenas el ruido cotidiano de la rencilla diaria, de la tragedia o el escandalete que arrojan contra el humor de todos, y que olvidarán mañana por otra miseria que pasado también olvidarán… nada les importa nada.
Moscardones del ayer.
La imprenta de Ciccone mata la tragedia de Once que  mató a su vez la “tragedia” de la tarjeta SUBE, la cual a su vez mató otro asunto que así hemos olvidado…
No hay oposición, sólo están ellos, intereses concentrados y amparados en un monopolio que ve amenazado el poder amasado desde 1976 en sociedad con la dictadura genocida y la banca extranjera y la bendición de la cúpula eclesiástica y la pasividad de una clase política que no quiso o no supo vencerlos, hasta que todo se les fue de las manos cuando el propio chasco les explotó en la cara, y desde entonces comenzaron a caer y a resistirse, a golpear por donde pueden y con lo que tienen a mano, y esa es toda la oposición que existe en la Argentina hoy: el Grupo Clarín-La Nazión: lo que es, supone... y todavía oculta.

Esto lo escribieron ellos, no nosotros.

Un caso único en el mundo, es cierto, pero porque también es único en el mundo el caso de un grupo periodístico que fuera a su vez dueño de casi toda la producción de papel para diarios de un país, convirtiéndolo así en dueño de casi todos los diarios de un país, y en vigilante fatal de absolutamente todos los diarios de un país; y así a su vez, desde allí, en dueño de casi todos los medios audiovisuales de un país, por no decir, en dueño de todo un país. Un caso único en el mundo, sí.
¿Quién era el boludo
que está al lado e Magnetto?
Amalgama de rarezas que nos ofrecen en su conjunto la rareza suprema de ver las expectativas opositoras de una república, reducidas y concentradas en una empresa privada con lógicos fines de lucro.
Ese ciudadano, que al igual que Videla, Magnetto o Lanata, considera a este gobierno una lacra, y lo quiere ver caer a cualquier precio (incluso un golpe, claro, muchos lo sueñan y varios lo dicen); ese ciudadano, consumidor de los medios del Grupo, y que por lo tanto –y pese a ello- se siente o se cree un poquito más capacitado que todo el oficialismo (empezando por supuesto por Crisitna); ese ciudadano deposita sin embargo sus esperanzas políticas en una empresa privada con fines de lucro –que nunca son para él, al contrario, él es el que pone la plata-, y cuyo personal y directorio lo ignoran por completo, a no ser, tan luego, como consumidor de sus productos.
Miguel del Sel: los chistes de Macri.
Nos preguntamos si ese ciudadano se ha preguntado qué pasaría si mañana el Grupo Clarín, tan devaluado hoy, es comprado por otro grupo de otro ramo, y así la oposición que hoy lo guía quedara en manos repentinas de una fábrica de conservas, o de gaseosas, o de zapatillas, o, por qué no, de preservativos… ¿qué tan lejos lo llevarían, a ese ciudadano, sus ideales de “otra cosa”?...
OPOSICIÓN SE BUSCA, deberíamos colgar en el Congreso, no un cartelito, una gran pancarta que fuera de la calle Yrigoyen a Rivadavia, de lado a lado contra su frente y a nuestro favor...
SE BUSCA UNA OPOSICIÓN de verdad independiente, libre de Clarín y sus parásitos, y consustanciada sí con los lineamientos básicos de independencia económica, soberanía política, justicia social, democracia real, integración regional… y en esa búsqueda que venga el que venga a discutirnos lo que quiera.
Mientras qué hacer con el país lo quiera suponer saber una fábrica de papel, de plástico o de látex, o el mismísimo Goldman Sachs, no habrá oposición en la Argentina, sino apenas esa resistencia de piratas en retirada, lobos disfrazados de corderos que tanto se abrazan con un parricida en contra de las Madres, como a un procesado por asociación ilícita (en dos instancias), si la plata es buena…
Ninguna oposición: sólo negocios.
El ciudadano que no sabe muy bien explicarse por qué no quiere a este gobierno, debería preguntárselo mejor, revisar quién lo inspira, en qué fuentes abreva...
Porque el odio y el miedo no son ideales, pero también llevan muy lejos.

La Carrió: otro intento que se deshizo en risas...

* * *

DESTELLOS AJENOS. HOY: Miguel Hernández.

Destellos Ajenos:


¿Recuerdas aquel beso, haces memoria
del privilegio aquel, de aquel aquello
que era, almenadamente blanco y bello,
una almena de nata giratoria?

Miguel Hernández

domingo, 18 de marzo de 2012

"Josefina": la verión original inédita hasta ahora, a sólo U$S 1,99.-

Ediciones del Martiyo
Presenta


Josefina
atrapada por la pasión
(versión original)
*

Una novela de Daniel Ares

*
¿Por qué pagar hasta 30 euros por una mala copia, cuando por menos de diez pesos te llevás el original?



La novela que la editorial Nowtilus de Madrid comercializa en versión mal corregida y edición pirata, sin autorización del autor, y sin pagar sus derechos correspondientes; ahora en versión original, soporte electrónico, revisada y prologada por el autor, y a sólo U$S 1,99.
Y recuerde:
el que le compra al autor... tiene cien años de perdón.

* * *

sábado, 17 de marzo de 2012

Los chistes de Borges... poetas, y algo más...

Los chistes de Borges



Cuando le preguntan a María Kodama qué es lo que más extraña de Borges, ella no duda en responder: “su sentido del humor”. Uno de los hombres más divertidos de la historia del hombre, sin embargo, decidió pasearse por su siglo disfrazado de viejo aburrido, sin romances rimbombantes ni escándalos de vodeville, con su traje siempre gris, su bastón y su ceguera, su hablar lerdo y trabado, y su genio camuflado de sabio que no sabe. No es arbitrario pensar que esa sola caracterización, única y total, fuera su más secreta y grande broma.



Nicolás Cócaro, contemporáneo de Borges, destacado articulísta del diario La Nación, crítico literario, y antologista entre otras cosas, intentó también la poesía.
Cuando Borges conoció alguna de sus piezas, interpelado que fuera, dijo:
-- En la Argentina hay buenos poetas, malos poetas, y hay Cócaros.


* * *

"Más de 1000 Palabras" (galería de imágenes). Hoy: "Bailando por un sueño"

El Martiyo Producciones Presenta...

*Más de 1000 Palabras*
(galería de imágenes)



Título:


"Bailando por un sueño"


* * *

jueves, 15 de marzo de 2012

EL DIARIO La Nazión MIENTE Y DESMIENTE PERO NO MIENTE


Desde que el domingo en su columna habitual el soldado Claudio Pagni pretendiera descalificar al viceministro de economía por su ascendencia judía, La Nazión entró en un espiral de mentiras y desmentidas que no hacen sino contarnos, por reacción, la verdad de lo que son.
Algo es algo.


ACLARACIONES OSCURAS


 Clarín, La Nazión...
ya nada los distingue.



Un típico caso del que oscurece por aclarar lo encarna esta semana el viejo diario La Nazión y su empleado Claudio Pagni, quien el domingo en su columna pretendió descalificar al viceministro de economía por su ascendencia judía.
En su editorial de ayer, un Mitre en nombre de todos se esfuerza en reacomodar las palabras de uno de sus mejores muchachos, y hoy ya sacan a varios de ellos a defenderlo en bloque, como si hiciera falta, como si su público no pensara lo mismo ni los siguiera por pensar así, y como si todos los demás no conociéramos La Nazión de toda la vida.
La Nazión fue, es y moriá siendo expresión de los sectores más reaccionarios de la Argentina, los cuales, claro, son estrictamene capitalistas, liberales o neo; católicos apostólicos feroces como romanos, y por lo tanto, profunda aunque disimuladamente racistas, y antisemitas. Y al decir antisemitas no caemos en el error habitual de creer que el término es sinónimo de antijudío. Los odios de La Nazión, son ecuméicos, icnluyen a todos, y sólo a ellos excluye. Así se distinguen. Ya sólo eso los distingue.
Las anécdotas del maltrato que recibía Jacobo Timerman en sus tiempos de redactor allí, ruedan por las redacciones desde hace décadas. Nada de esto es noticia.
La Nazión siempre fue lo que fue, sólo que ahora, como dos en un colchón son de la misma opinión, acabaron simbióticamente confundidos con el ajado Clarín, y la poca seriedad que les confería cierta tradición de rigor periodístico, también fue descartada.  
Ayer la agencia Telam difundió  un comunicado según el cual la DAIA, con la firma de su presidente Aldo Donzis, criticaba la nota del soldado Pagni, “veía con preocupación”, en fin, dicho “desliz discriminatorio”, que sólo los empleados del Grupo no conseguían ver…
La presidenta comentó y  respaldó las opiniones de la DAIA, y así La Nazión, su verdad, quedó públicamente al descubierto una vez más.
Pero de pronto esta mañana en su edición de ayer (así es el diario en papel) gritaban orondos: La DAIA negó haber criticado a La Nación”, y abajo el soldado Mariano De Vedia nos explicaba en un extenso ripio que nada que ver, que lejos la DAIA de cuestionar a Pagni y sus deslices, y mucho menos don Donzis… "Cristina Kirchner se basó en un inexistente comunicado para criticar anoche, bla blá, bla blá", recitaba contento De Vedia con su debida obediencia...
Sin embargo hoy, en la mismísima mañana, el mismísimo don Donzis, en charla por radio con Víctor Hugo Morales, explicaba que sí, que habían criticado a La Nazión, y que sí estaban preocupados por el "desliz discriminatorio" del soldadito Pagni, y que por lo tanto –no dijo pero quedó en el aire- La Nazión miente incluso cuando desmiente…
Así que ya por la tarde, en su edición virtual, tuvieron que salir a explicar que sí, que en realidad Donzis sí criticó a La Nazión, y en el enredo se enredan a tal punto, que llegan a decir que  ayer, cuando Telam informó del comunicado, ellos dieron la falsa noticia así nomás porque incluso  “algunos dirigentes de la comunidad judía desconocían el texto de la polémica”. Lo cual equivale a decir: “como no sabíamos bien, inventamos y chau”.
El descaro es terminal, y por eso mismo, de alguna manera,  La Nazión miente, sí, pero no.  
Antes o después siempre muestra la hilacha de su verdad.


Mitre, Ernestina y Videla.
Dios los cría, la Patria los junta, y la Propiedad los enceguece.


* * *

martes, 13 de marzo de 2012

El día que dijimos: ¡GRACIAS, CLARÍN!...



Entrada ya en su segundo mandato, la encuestadora Equis le da a Cristina Fernández un 65% de imagen positiva, el Centro de Estudios de Opinión Pública, un 60.
Nunca ningún gobierno soportó una embestida tan cruda, sostenida y monolítica de los más grandes medios, y aun así, éstos son los resultados.
Casi con asco, pero no sin placer, hoy es el día cuando El Martiyo dijo:



¡GRACIAS, CLARÍN!






Hace poco mencionábamos el hecho en nuestro post Relatos de un náufrago, cuando refiriéndonos al Grupo Clarín-La Nación, decíamos: "los vemos, bah, desorientados, perdidos, aterrados, preguntándose con los hombros vencidos de qué les vale escupir al gobierno cada día, si después de tres años de munición gruesa y fuego granado, el gobierno se alzó con el 55 por ciento de los votos".
Hoy que la imagen positiva de la presidenta ronda y sube los 60 puntos, no podemos sino reflexionar un par de líneas más en esta lucha sin cuartel que ahora descubrimos lleva Clarín contra sí mismo.
¿Locura? ¿Desconcierto? ¿Pánico? ¿Impericia?...
No podemos no preguntarnos, sus estrategas, sus máximos responsables y asesores, ¿no ven que hay algo que anda mal?... ¿no advierten que el veneno que usan parece funcionar como alimento?...
Sólo Perón al principio, e Yrigoyen al final, soportaron una embestida tan cruda y pareja de la prensa, casi, en su conjunto, y de los medios más poderosos de la hora en su absoluto conjunto; y ninguno de ambos por tanto tiempo, y sin embargo… allí va Cristina, en alza, igual que Clarín, pero en sentido contrario…
Cómo no preguntarse, entonces: esos diez, quince tipos que deciden el rumbo del grupo Clarín-La Nación, ¿por qué insisten en una estrategia que ya demostró su sistemático fracaso?  ¿Son idiotas, suicidas, o fantásticamente perversos y entonces no podemos descifrar el objetivo oculto de tan extraña maniobra?…
Fuera como fuera, lo que importan son los resultados, y por eso desde aquí, contra toda nuestra historia, y nuestro presunto porvenir, nos encontramos hoy clamando ¡Gracias, Clarín!...
Insólito, sí, pero… el conde de Lautremaunt decía que él le cantaba al mal para exacerbar en el lector el deseo del bien.
Vaya uno a saber, quizá Clarín, sin confesarlo -incluso sin proponérselo-, acaso enloquecido por la ira o la derrota, se haya entregado a una ética maldita –sin estética ninguna- que más allá de lo horrible que parece, esconde en su mugre una intención patriótica… vaya uno a saber.
Fuera como fuera, sigan así, muchachos… Sigan tirándole al vicepresidente con una loca, a las Madres con un parricida y a Zaffaroni con un putero, no aflojen que vamos bien, vamos todos bien: ustedes hacia su fondo, nosotros al contrario.
Y guarden este post, Ernestina, Héctor, Ricardo… Imprímanlo y enmárquenlo, hoy será para siempre el día aquél cuando El Martiyo les dijo: Gracias, Clarín



* * *

lunes, 12 de marzo de 2012

viernes, 9 de marzo de 2012

PLAN DE SALVATAJE PARA LA TRIPULACIÓN DE CLARÍN (alguien siempre muere)...



Sólo el terrible capitán Schettino podría negar el imparable hundimiento de Clarín, fuera de rumbo hace mucho, reventado su casco contra los arrecifes del último octubre, y anegada su sentina por el agua turbia de su propia historia.
A bordo, entre el pánico, tripulantes inocentes ven venir el iceberg ya casi sin esperanzas.
Pero El Martiyo tiene un plan para salvarlos a todos… casi.

ALGUIEN SIEMPRE MUERE





Clarín se hunde.
Clarín, la marca, erosionada por el desprestigio de su espantosa travesía histórica, rasgado el casco a babor y estribor, anegada su sentina, se hunde. Sólo el terrible capitán Schettino podría negar ese naufragio. Clarín, el nombre, la marca, su impronta, ya son comida para los peces. Sólo queda hacer algo por su tripulación inocente.
El agua entra por todas partes y el pánico a bordo descubre las caras en un sálvese quién pueda que ya comenzó.
Una interna feroz enfrenta al alto comando comprometido con la historia del Grupo –y, ergo, con los prontuarios de sus dueños-, contra todos los demás, contra la inmensa mayoría de los oficiales y marineros, que nada tuvo que ver con Papel Prensa, con los hijos de la Noble, con la dictadura que sostuvieron, y toda esa sangre, y toda esa mierda…
Porque más allá de lo que digan -de lo que incluso alguno de ellos llegue a creer honestamente-, no fue Néstor Kirchner ni mucho menos Cristina, ni el kirchnerismo tampoco, lo que al fin los descubrió.
Fue la historia, la vida misma, que por un camino u otro, antes o despuès, te enfrenta con tus más grandes errores.
Un día tenía que ser, y fue.
Se les animó Néstor y Cristina terminó de vencerlos, pudo haber sido otro, u otra, un día alguien se iba  a cansar de someterse al monstruo, y ese día un día fue. Eso es lo que importa.
Habían ido ya demasiado lejos, ponían y sacaban presidentes, elegían la suerte del país, es decir, de todos nosotros; de la mano de Duhalde pesificaron su deuda contra la deuda del resto; fueron capaces de cualquier cosa por salvar nada más que sus intereses monopólicos… demasiado lejos habían ido. Antes del quebrantamiento es la soberbia, está en La Biblia. Un día la cuerda se cortó.
Y entonces todas las máscaras cayeron, y fueron descubiertos.
Hoy pagan por sus propios pecados, por nada más.  
Pero por encima, por detrás, o por delante de la marca terminada, hay una cúpula, no más de diez o veinte personas –anteriores incluso al desembarco del Goldman Sachs-, responsables primarios de haber convertido al otrora gran diario argentino en un símbolo de las peores sospechas nacionales.
Y por debajo de esa cúpula, hay una tripulación numerosa y valiosa que sirve para otras guerras, marineros de fortuna, asalariados inocentes de la derrota que sus mandos eligieron.
¿Por qué deberían ahogarse ellos también?
El Martiyo tiene un plan de salvataje.
No para la marca, la marca ya es un buque fantasma, dejémosla seguir hacia su fondo, no sirve más…
Tampoco para esa cúpula, que nos importa tanto como nosotros a ellos…
Pero en cambio la tripulación, y ese casco inmenso, quizá puedan salvarse aún, recuperarse, acaso con un nuevo nombre -y por supuesto un nuevo rumbo-, un nombre que ni siquiera precisa negar el anterior, tipo El Nuevo Clarín, y que en la gracia de su renacer, en un gesto histórico de constricción mediática y purificación definitiva, utilizara los propios archivos del viejo Clarín para limpiare y revisar los últimos cuarenta años argentinos a la luz de sus secretos (en fascículos seguramente muy redituables), y expiar así, de paso, el impío pasado de sus antiguos dueños.
Momentáneamente, hasta resolverse legalismos, tecnicismos y otros etcéteras, la conducción del Nuevo Grupo Clarín, sugerimos quede a cargo de los propios trabajadores actuales, a la usanza de tantas modernas cooperativas que están salvando por el mundo tantas economías en crisis. Y a sus tripulantes inocentes.
Así expuesto, el plan bien puede parecer una locura improvisada, incluso una broma, una ironía, sí. Pero no.
Porque acaso si nos lee el Golmand Sachs –que no se toma la guita en joda-, antes de perderlo todo tal y como van las cosas, prefiera salvar su dinero, y sacrificar apenas un puñado de quince o veinte amigos…
Amigos, bah… 

Mitre, la Noble y Videla...
Glub, glub, glub...

* * *