////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

viernes, 28 de febrero de 2014

MÁS DE 1000 PALABRAS - HOY: "Sombras de la historia", con Angela Merkel y Benjamin Netanyahu...

El Martiyo Producciones Presenta...


*Más de 1000 Palabras*
(galería de imágenes)

Título:

"Sombras de la historia"

Angela Merkel, canciller alemana,
y Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí.

* * *

domingo, 23 de febrero de 2014

UCRANIA: LA PRESA NO IMPORTA, IMPORTAN LOS CAZADORES…


Desde nuestros inicios la sección Europa en guerra anuncia un inminente conflicto bélico multinacional en territorio europeo. Uno de esos que en su narcisismo centralista ellos mismos suelen catalogar como “guerras mundiales”. 
Como quieran llamarlas, allí está de nuevo. 
La presa hoy es Ucrania, pero eso es lo de menos. La cacería ha comenzado.

VOCACIÓN DE ABISMO







"En el juicio final sólo se pesarán las lágrimas".
Emil Cioran


Ucrania no importa. Su gente, el pueblo, menos. Nunca importaron. Soviéticos y nazis, austrohungaros y otomanos, siempre la invadieron, siempre la saquearon. Tierra de extensas carnicerías, los ucranianos no importaron nunca. Quién se queda con ese pedazo, importa. Poner en movimiento la industria pesada que sólo activa la guerra. Eso, más que nada, importa. Todos motivos inconfesables, y por eso invisibles. 
Ucrania ni siquiera es la protagonista de esta historia, a no ser hasta donde puede la presa protagonizar la caza. Una vez más los cazadores son las estrellas. Estados Unidos y Rusia. Una vez más. Viejos vecinos rabiosos, allí están de nuevo con su alambrado a cuestas, que si dos metros más para allá, que si tres para acá…
El este de Ucrania, casi la mitad del país, habla ruso, y está orgullosa de su pasado soviético. Prefiere a Putin, que a Obama. La otra parte se divide o compone de los ahora llamados pro-europeos, y los seguidores de la Yulia Timochenko (presidenta depuesta y encarcelada en 2008, y liberada ayer), y los indecisos o independientes, y otros partidos menores, y toda la derecha, y repentinas milicias populares, y densos grupos de ultraderecha. En la plaza central de Kiev, chocan todos.
Los del este no están, pero los representaron las fuerzas del (des)orden del presidente Viktor Yanukóvich (destituído ayer). Tres meses de vallas y barricadas, roces y enfrentamientos, suman ya un centenar de muertos y casi seiscientos heridos. No importa.
La presa ha sido atrapada, y las fieras que se la disputan ya la desgarran de muertos por todos lados. El desguace de Ucrania ha comenzado otra vez, como la guerra en Europa que anunciamos siempre.
En breve los del este serán armados por Rusia, y Estados Unidos armará la otra mitad. Van a dividirse Ucrania, pero para eso antes deben partirla en dos. Romperla. Afganistán cansa, Siria no basta.
Poco tardarán en surgir las guerrillas nacionalistas de un lado y del otro, así como surgió el UÇK en Kosovo, a fin de parar el genocidio albanés financiado por Rusia, y a cambio propiciar el genocidio serbio financiado por Estados Unidos. Millones murieron, pero siempre mueren millones, eso no importa. Un ajedrez salvaje y descomunal anima las noches de los jerarcas tristes. 
En simultáneo con las guerrillas, mientras la producción y el comercio de armas elevan sus lucros, aparecerán los políticos que en nombre de la paz justificarán parte del gasto público de las naciones que los mantienen. Los acuerdos serán tan lentos como tarden nuevos conflictos en superar aquel. Todos ganan, menos la gente de siempre, pero esa no importó nunca.
Y sin embargo, aún así, vale apuntarlo, mucha de esa gente de siempre aprovecha estas primaveras sangrientas para encausar sus odios, sus resentimientos, sus frustraciones, y realizarlas. Con la misma derrota, ganan todos.
Imperios y reinos deshechos y contrahechos; países dibujados y desdibujados; etnias cosidas de apuro en naciones que nunca lo serán; recelos, revanchas, rencores; pueblos que nunca que se quisieron, que siempre se pelearon. Europa ha vivido en guerra a lo largo de su larga historia, y los raros intersticios de paz, si bien se los mira, no fueron sino lapsos de agotamiento humanamente lógicos; o distracciones coloniales saqueando otros continentes.
El matrimonio contraído el Día D con los Estados Unidos, allí los tiene, así los lleva, los arrastra por el medio oriente, los embosca en Irak, les siembra de terror sus capitales… y para peor, los recientes días de bonanza ya no son más que un áspero recuerdo vencido. El sueño dorado del euro, era una trampa continental, y cayeron en ella. Por fin despiertos, la realidad alrededor se incendia.
El fuego desatado en Ucrania, se esparcirá. En un año, en dos, antes también. Cada día más nítida, la guerra ya está en Europa. Lo advertimos siempre. No nos jactamos nunca. Hicimos lo que haría cualquiera al ver, de lejos, a un hombre que camina sonámbulo hacia un precipicio. Le gritamos. Pero no despertó.
O sí. Y el abismo era su vocación.

* * *

miércoles, 12 de febrero de 2014

Destellos Ajenos - Hoy: Rodolfo Walsh.

Destellos Ajenos:

“Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes ni tengan mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores; la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan. La historia parece así como propiedad privada, cuyos dueños son los dueños de todas las otras cosas”.


Rodolfo Walsh

Destellos Apócrifos - Hoy: Martín Karadajian...

Destellos Apócrifos:



"Hay hombres que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles".



Martín Karadajian