////// Año XIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Prefiero ser martillo que yunque", Julio Popper ///

sábado, 12 de octubre de 2019

PARADOJAS ARGENTINAS: MACRI EN SU LABERINTO…



Saliente y sin salida, ausente sin que se note, Macri pasea su fracaso por las calles de un país que se descompone en la incertidumbre y la miseria. Ninguneado por el FMI, abandonado por el Círculo Rojo, ignorado por Trump, apenas la oposición lo sostiene en el gobierno. Pero son tantas sus víctimas, que a la hora de la Justicia ya ni Cristina podrá salvarlo.


LOS EJÉRCITOS DE LA MEMORIA

"Manifestación", Antonio Berni. 



Paradojas argentinas.
Repudiado en las urnas, astillada su Alianza, negado por sus propios candidatos, ninguneado por el FMI, olvidado por Trump –aunque no deje de arrodillarse-, abandonado por el Círculo Rojo –con Magnetto a la cabeza-, a Macri ya nada más lo sostiene en su cargo el peronismo, Alberto, el candidato de Cristina, o sea, Cristina. Bastaría una sola palabra suya…  
Mientras tanto pasea su derrota y sus vestigios por las calles vacías de la patria, con potentes altoparlantes que le enseñan a nadie los cantitos populares que escribieron sus comunity manager en un focus group; con su fiel Hernán Lombardi saltando como si bailara para animar a esas multitudes escuálidas o no, depende con cuáles se las compara, si con las que convoca Cristina allí donde aparece, o las que junta Lavagna en ninguna parte.
Pero el mérito no es solo de Cristina. Su equipo médico, también lo mantiene, sino en su cargo, al menos en marcha. El presidente es además el candidato y hay que darle cuerda. No hay otro. Entonces la química presidencial y su dinámica de calefón, que lo lleva sin escalas intermedias de la euforia al llanto y de la risa al enojo, de la gratitud a la amenaza, de la certeza mesiánica a la disculpa llorosa, de los ardores del infierno cuando estalla, a la calma de una llama de la nada.
Y grita, arenga, balbucea su dislexia y hace chistes todavía; le besa los pies a una jubilada que se sabe su papel; promete de nuevo lo que ya no cumplió, se envuelve en una bandera, se pone una bincha, un gorro, saluda a nadie al pasar, y a pedido de su claque repite a voz en cuello su no se inunda más como el viejo payaso con sus viejas gracias ante su vieja platea que igual hace que ríe bajo los escombros del circo.
Alrededor el país se descompone en la miseria, el hambre, la incertidumbre y el abandono. Más allá de las infantiles excusas oficiales, ya ni ellos consiguen negar la ruina económica, la destrucción total y el consecuente desastre social logrado en poco más de tres años por el mejor equipo de los últimos 50. “La pesadilla de llegar a fin de mes”, según el propio Macri. Sí, sic.  
El espionaje ilegal a jueces de hasta la Crote Suprema, acaba de estallar como una bomba absoluta. Su onda expansiva recién comienza. El presidente que subió procesado por escuchas ilegales, y que rápidamente fue sobreseído, quizá más rápidamente…
Por mucho que se acaloren majules y leucos, las excarcelaciones de Cristóbal López y Fabián de Souza abren la caja de Pandora de la extorsión, persecución y otros delitos cometidos también por el gobierno contra el Grupo Indalo en pos de C5N. Un expediente al que sumó ya su valioso aporte el defraudado macrista Daniel Vila, en nombre del Grupo América, y también por extorsión.
Y esa es sólo una causa de las cientos que les esperan, ya imposibles de enumerar en el marco de un breve post: ARA San Juan, Correo Argentino, Parques Eólicos, Autopistas del Sol, Panamá Papers –o sea, evasión y lavado de activos-; Aportes truchos, MacAir, las coimas de Odebretch, el Soterramiento del Sarmiento, Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, Iron Montain, D´Alessio & Co… en fin, la lista es demasiado larga, y confiamos en que Macri y sus funcionarios la conocen mejor que nosotros. Y que saben desde ya que no hará falta ninguna venganza, que bastará con la Justicia.
Que ni siquiera será el futuro gobierno el que tenga que ocuparse, porque el tendal de heridos que dejaron, entre propios y ajenos, es un ejército vivo que no olvida ni perdona. Socios desplazados, cuando no traicionados. Empresarios defraudados, cuando no encarpetados y encuadernados, manoseados, devaluados, escrachados y hasta encerrados. Exfuncionarios y adversarios políticos encarcelados por el testimonio de arrepentidos ahora arrepentidos de arrepentirse. Arrepentidos presionados, involucrados, cuando no traicionados. Los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan. Varios altos oficiales de la Armada. Muchos espías, como Rolo Barreiro o el propio Jaime Stiuso, hoy querellante contra Marcelo D´Alessio. Marcelo D´Alessio, abandonado, traicionado, preso. El propio Calcaterra, de pronto procesado por culpa del tarambana de su primo. Y los millones de pobres y empobrecidos, indigentes, desocupados, degradados, arruinados, perseguidos, reprimidos, desposeídos por su fatídica gestión… un inmenso ejército, incontables hombres y mujeres sedientos de Justicia, sin olvido y sin perdón.
Y ellos lo saben.  
Entonces pasean su derrota por todo el país, y cantan cantitos que no terminan de aprenderse, y bailan, saltan, hacen bromas, ríen, gritan, besan pies, revolean gatos, se disfrazan, se desdibujan, desesperan… sienten que se van, y al mismo tiempo, que no tienen salida. 
Paradojas argentinas.


* * *

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Como tantos medios públicos, EL Martiyo no deja de ser privado, y por lo tanto se reserva el derecho de pubicar o no los comentarios recibidos.