////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

miércoles, 24 de mayo de 2017

ANÉKDOTAS – HOY: EL MEJOR ESCRITOR DEL UNIVERSO, con Burroghs, Ginsberg, y el matrimonio Destouches…

Anékdotas

Hoy:


El Mejor del Universo

(Con Allen Ginsberg, William Burroghs, y el matrimonio Destouches)

L.F.C.



París, 1958. Michel Morth es redactor de la NRF y uno de los pocos intelectuales que advierte el surgimiento de todos esos norteamericanos que algún día serán conocidos como la Generación Beat.
El año anterior Kerouac publicó En el camino con éxito inmediato; los Aullidos de Ginsberg ya fueron procesados por obscenidad catapultando las ventas; Burroughs ya publicó Yonki y está por terminar El almuerzo desnudo, y Corso acaba de lanzar Gasolina.
Y ahora Ginsberg y Burrougs están en París, y Morth los quiere entrevistar.
El encuentro entre los tres resulta desastroso, Burroughs y Ginsberg aparecen embalsamados en cocaína y apenas pueden hablar. La entrevista naufraga, pero Morth se compromete a arreglarles un encuentro con el escritor que más admiran: Louis Ferdinand Céline.
Después de estar dos años preso en el pabellón de condenados a muerte de la cárcel de Vantesgesell, en Conpenaghen, y cinco años en una cabaña con piso de tierra junto al Báltico; Céline volvió a Francia con su mujer Lucette, y ahora vive en el Bas Meudon, en las afueras de París, rodeado de perros antisociales. 
Una tarde en su puerta, aparecen los dos: Burroughs y Ginsberg. Céline los cree periodistas, y les suelta sus perros. Ellos le gritan que son poetas, y él calma a los perros y les abre la puerta. El histórico encuentro se produce. Ginsberg y Burrougs lo recordarán siempre.
Céline los condujo a un patrio detrás de la casa, y Lucette sirvió vino. Pese a que hacía calor, Céline llevaba un abrigo y bufanda. “Era tal cual lo esperábamos”, dirá Ginsberg. Charlaron.
En un momento Burroghs y Céline intercambian recuerdos sobre las cárceles donde habían estado. Hablan de drogas, también, y entonces Céline les cuenta una anécdota de cuando iba en un barco que comenzó a zozobrar, y para evitar el pánico a bordo les inyectó morfina a todos sus pasajeros. Luego Ginsberg le pidió su opinión sobre algunos escritores.
“Allen –recuerda Burroughs- le preguntó qué opinaba de Beckett, Genet, Sartre, Simone de Beauvoir... Él agitaba su fina mano surcada de venas azules en señal de rechazo: Cada año hay un pez nuevo en el estanque de la literatura. No son nada, nada, nada”.
Han pasado casi dos horas, el encuentro termina. Ginsberg y Burroughs le regalan unos ejemplares de Aullidos, Yonki, y Gasolina, y ahí nomás le reconocen la gran influencia que es para todos ellos. Céline agradece los libros, les dice que su inglés ya no es tan bueno pero que todavía podía leerlo, y promete echarles cuando menos un vistazo.   
Contentos como dos chicos, ya en la puerta de la casa, Ginsberg y Burroughs alzan sus brazos y le gritan:
-- ¡Saludamos desde Norteamérica al más grande escritor de Francia!
Y allí Lucette apunta:
-- Del universo.  


Lucette y Céline



* * *

viernes, 19 de mayo de 2017

RANDAZZO FLORENCIO: EL SOCIO DEL SILENCIO...



Ni el feroz endeudamiento externo ni el 2x1; ni los despidos ni la represión, ni Milagro Sala ni Gustavo Arribas, ni los Panamá Papers, ni el affaire del Correo, ni el de Avianca ni el del Sarmiento, nada, en estos 17 meses de sistemática destrucción nacional, conmovió a Florencio Randazzo.
Y de pronto vuelve.
Invento de CFK, ahora quiere enfrentarla con todo el apoyo de Magnetto y ya desde su propio espacio.


AGRUPACIÓN LA VANDOR





Desde hace ya más de un año y medio Magnetto y Macri destruyen el país, endeudan al pueblo por tres o cuatro generaciones o más, mientras crecen la pobreza, el desempleo, el déficit fiscal, y una bomba de tiempo financiera late en el fondo de los Lebacs cuando todas las herramientas técnicas para un nuevo corralito ya fueron dispuestas; y mientras se suceden los hechos de corrupción oficial hoy llamados “conflictos de intereses”, y mientras Milagro Sala sigue detenida pero se liberan genocidas, y a todo esto, de todo esto, durante todo este tiempo, Florencio Randazzo no dijo ni mú.
Como un niño ofendido por la interna sanguinaria que reclamaba y le negaron, se llamó a silencio allá por 2015, cuando le dio la espalda al proyecto que lo había lanzado, abandonándolo en plena campaña para regocijo de Macri. Desde entonces se encerró en su casa y asistió por la tele y entre bostezos la destrucción del país y el sufrimiento de su pueblo sin decir esta boca es mía.
Ahora despertó.
Conmovido al fin -por las vísperas urgentes de las elecciones de octubre y de unas posibles PASO en agosto-, el héroe salió de su letargo decidido a pelear la interna del PJ como un león circense dispuesto de pronto a ser el domador.
Apóstol de Cristina, su capital político se reduce a eso: haber sido ministro de CFK y cumplir con sus directivas. No es mucho, y menos aún si se piensa que con sólo eso pretende enfrentarse tan luego a su propia inventora. Como un león circense que…
Sin embargo Florencio suma apoyos.
En lo que bien podría bautizarse Agrupación Augusto Timoteo Vandor, acompañan a Florencio Julián Domínguez -uno de los cerebros de la victoria de María Eugenia Vidal-; ya como jefe de campaña lo cooptó o lo compró al kirchnerista de pronto massista y ya no Alberto Fernández; y ya anunció su adhesión el también massista y ya no Héctor Daer -triunviro de la CGT repudiada por el pueblo en vivo y en directo para todo el país-; y desde luego la muchachada del Movimiento Evita -que entre otras picardías compró el periódico Miradas al Sur y dejó sin trabajo a decenas de periodistas sin pagarles indemnización ni haberes atrasados-, entre ellos Juan Manuel Anal Medina –a quien no le tembló la mano a la hora de aprobar los pliegos de Rosenskrantz y Rosatti-, el Chino Navarro –apóstol San Pedro de Cristina, a quien ya negó más de tres veces-, seguramente Emilio Pérsico –que allí estaba en el escenario de la CGT el día que todos salieron corriendo-; y a esta altura a nadie sorprendería que en cualquier momento se sume también el icónico traidor Diego Bossio, justamente porque acaba de repetir que se siente “más cerca de Massa”. O sea…
Con esa trayectoria y estos nombres, pensar que este otrora funcionario de Cristina puede arrebatarle la conducción del Movimiento a su otrora jefa, es como pensar que Antonio Cafiero o Ramón Carrillo podían arrebatarle el peronismo a Perón.
Pero Randazzo tiene un arma secreta: Magnetto.
Magnetto y sus lanatas, siempre dispuestos a jugar sus 30 dineros en cualquier judas que se postule.
Ni su opaca trayectoria –destacada como ministro, pero ni siquiera fue intendente-, ni su legión de fracasados y traidores: Magnetto. Magnetto y su formidable fábrica de realidades.
El hombre capaz de convertir un Macri en presidente, le asegura todo su apoyo –como ayer a Massa-, porque ya lo decía Perón “los enemigos de mis enemigos son mis amigos”, y tanto Randazzo como Magnetto tienen la misma obsesión: Cristina, o mejor dicho: las fuerzas populares y los intereses nacionales y regionales que Cristina representa.
De hecho el anuncio de su retorno fue viralizado por los canales del Grupo en un sospechoso video “casero” al mejor estilo Duran Barba, en el que se lo veía a Randazzo compungido, ajeno a la cámara, dispuesto al sacrificio, llamado a volver ante la grave situación que vive la patria. La intimidad de un superhéroe, bah.  
Y eso fue todo por ahora.
Por ahora Florencio sigue en silencio, no dice nada, mueve sus piezas desde las sombras, va por los vestigios de Massa -despatarrado por fin sobre su ancha avenida del medio-, entre traidores no hay traiciones, dice y se dice, y así pacta y urde alianzas con el que venga, por lo bajo, repta, se arrastra. Ssshhh…
Pero como el huevo de la serpiente, el cascarón de su silencio está pronto a romper. En breve ya lo veremos en la pantalla de TN, del Trece, coincidiendo prácticamente en todo con un amable Inmorales Solá, con un cálido Lanata, con un baboso Nelson Castro... visitaremos el portal de Clarín y allí donde ayer sonreía Massa, hoy veremos sonreír a Randazzo, con más dientes, incluso, que Gardel, decidido y valiente, pleno de ideas renovadoras, de buenas intenciones, de vuelta preocupado por el pueblo que olvidó durante los últimos 17 meses, espléndido, lleno de bríos, entusiasmado, cómo no… Magnetto ya dispuso sus 30 dineros.

Sombra siniestra de Cristina... 



* * *