////// Año IXº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

miércoles, 26 de julio de 2017

15 CONSEJOS PARA UN ESCRITOR DESESPERADO (por publicar)

Servicios 


Este año se cumplen 25 desde la publicación de mi primera novela, (La curva de la risa, De la Flor, Buenos Aires, 1992). Pasaron el tiempo y muchos libros, he publicado en el país y en el exterior, fui traducido a otros idiomas, escribí por encargo, soy el ghost writer de ya ni sé cuántos libros, firmé más contratos que Ruggeri, trabajé y publiqué con grandes, medianas y pequeñas editoriales, editores, agencias, agentes, emprendedores y embaucadores. De esa extensa y extenuante experiencia extraje estos 15 consejos 4X que espero alumbren al principiante y consuelen al colega. 
Scott Fitzgerald diría: “hablo con la autoridad que da el fracaso”.



15 CONSEJOS PARA UN ESCRITOR DESESPERADO
(por publicar)



  1. Escribir es necesario, publicar no es necesario.
  2. Se escribe por amor, pero se pública por dinero. El editor que decida publicarte, no lo hace por amor a lo que hacés. Ya sé que te dice eso, pero no. Ni ahí.
  3. Creer que publicar un libro te convierte en escritor, es como creer que un curso de karate puede convertirte en valiente.
  4. No publiques sin anticipo: lo que no cobres por adelantado, no lo cobrarás nunca. Jamás.
  5. No publiques gratis. Cuando aceptás publicar gratis, aceptás que tu obra no vale nada. (La de los otros tampoco, pero queda claro que los otros no te importan).
  6. Tu ego y tu editor son socios. No les creas. A ninguno.
  7. Desoye los elogios de tu editor: son a cambio de dinero. Cuanto más te elogie, menos piensa pagarte.
  8. Desoye los lamentos de tu editor: el imprentero, el distribuidor y el librero, tampoco los oyen.
  9. La sustancia de un libro es su contenido, si tuviera todas sus páginas en blanco hablaríamos de un cuaderno y no de un libro. Sin embargo, y con suerte y presión, a vos te van a dar apenas el 10% de su precio de tapa. No lo entregues.
  10. El escritor también es un laburante. Que disfrute de su laburo no implica que se lo castigue con la gratuidad. Resiste.
  11. Publicar no es simplemente imprimir. Es también, y sobre todo, difundir y distribuir. Sin publicidad ni distribución, publicar es un hecho íntimo cuya repercusión difícilmente trascienda el ámbito familiar. No seas cachivache.
  12. Cuando los editores te expliquen que “no invertimos en publicidad porque la narrativa no se vende”, vos recordales que “la narrativa no se vende porque no invertimos en publicidad”.
  13. Cuando los editores te digan que tu libro no vende, vos recordales que tu trabajo consiste en escribir los libros, que venderlos es el trabajo de ellos.
  14. Cuando tus editores te digan que tu libro vende bien, vos nunca olvides  preguntarte comparado con cuál. Ubicate.
  15. Publicar un libro es echar una escupida en el océano de las librerías, las bibliotecas, las mesas de saldo, las librerías virtuales, las ferias y los depósitos de libros acumulados a lo largo de la historia por todo el mundo. No esperes nada. Nada. 
* * *