////// Año IXº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

sábado, 16 de julio de 2016

Las Tapitas de Clarín: el pez por la boca...

LAS TAPITAS DE Clarín


Hace algún tiempo ya, Clarín agregó un “atractivo” a su deslucido portal, que nos atrajo a nosotros también, y por ello saludamos al monstruoso monopolio, no sin gratitud. Lo cortés no quita nada, suma.
Y lo saludamos con gratitud porque pese a que pretendieron restringir el recurso a un juego de autorreferencias narcisistas titulando desde el vamos “Mirá la tapa del día que naciste”; El Martiyo advirtió allí, en cambio, una maravillosa herramienta para revisar, día por día, la historia argentina de las últimas décadas, a partir de la confesión de parte uno de sus principales gestores: Clarín.
Y maravillados por la maravilla, decidimos consagrarle una sección que de alguna manera encierra el juego  “dime qué dijiste y te diré quién eres”, pero que en gratitud a tan generoso recurso, optamos por reconocer la marca que lo brinda, y le pusimos directamente: Las tapitas de Clarín. Que se hagan cargo.
Esperamos la disfruten, los entretenga, les recuerde, o los despierte. 

Si las reacciones de un mismo medio frente a un hecho de iguales características, resultan completamente opuestas, queda claro que ese medio no está haciendo periodismo, sino negocios.
Aquí una vez más Clarín nos ofrece un ejemplo práctico de tan desagradable verdad.
El 18 de abril de 2013, un cacerolazo “autoconvocado” desde los grandes medios contra el gobierno de Cristina, y que agitó por un par de horas el centro de la CABA, de Córdoba y Rosario, justificó la tapa del 19.
El cacerolazo que el último jueves 14 de julio estalló y se oyó en todo el país por varias horas desde Usuahia a la Quiaca, quedó reducido en la tapa del 15 a una llamada escueta, inexacta, y bien abajo. *




19-4-2013


15-7-2016



* (Quienes pretendan justificar la tapa del 15 con el atentado en Niza, olvidan los incontables atentados y bombardeos que estos mismos medios ignoran a diario, y a la vez, en el dicho alegato, reflejarán el espíritu cipayo de estos medios que lloran los muertos de Niza, París o Londres, pero se cagan en los muertos de Trípoli, Bagdad, Beirut, Damasco, etc).