////// Año IXº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

jueves, 16 de febrero de 2012

EL MARTIYO ESTÁ DE VUELTA: NI MUERTOS NOS DEN POR MUERTOS...



El 26 de noviembre editamos el último post del año y allí dejamos una chica a manera de adiós sin promesa de regreso. Pero aquì estamos de vuelta, arrancando, tarde pero puntuales, el año 2012.
Es El Martiyo en su 4ª temporada.



MUERTOS NI MUERTOS





“Estamos ante un mundo nuevo,
lo que hace falta son ideas nuevas”
Cristina Fernández de Kirchner


Hace tan poco y no, en nuestro post del 3 de octubre, El Martiyo después del Martiyo, recordábamos la factura unipersonal de este blog, y los motivos por los cuáles advertíamos inmediato un largo silencio… en el mejor de los casos.
Nacidos en octubre de 2008 como reacción a la llamada crisis del campo, y dirigido a desenmascarar -de ser posible destruir- al Grupo Clarín –lo que es, supone y oculta-; luego de las abiertas de agosto, y las generales de octubre, disperso ya el rejunte de lo que el otrora gran diario llamaba “la oposición”, vencidos ellos -Clarín-, hundiéndose abrazados a la piedra fenomenal de Sergio Shocklender como al último madero de un naufragio atroz… nos pareció que seguir ya era pegarle a un muerto, y por no perder la dignidad en la victoria, de a poco nos fuimos yendo…
En una inercia de placer, y a manera de adiós, durante algunas semanas revisamos una a una casi todas las secciones del blog, sus tantos posts, la lucha, la clausura de Clarín, el material que nos robó, las veces que lo invadimos y copamos, la victoria final… y de a poco nos fuimos.
Fieles a un estilo, allí donde otros cuelgan un cartelito que dice “enseguida vuelvo” o “cerrado por vacaciones”, nosotros preferimos dejar una de nuestras chicas más bonitas, y nos fuimos.
No era la primera vez que entrábamos en la inactividad por algunas semanas, y por eso nos gustó siempre recordarle al enemigo que jamás nos diera por muertos. Ni muertos siquiera.
Y hoy, al cabo de casi tres meses de un reposo por guerreros merecido, aquí estamos de vuelta, y somos más, y nos creemos mejores.
Somos más porque nos fuimos con un promedio diario de 350 visitas con picos de 500, y luego de tres meses de ausencia, volvemos con un promedio de 450 y picos que superan las 600 y tocan ya las 700… Somos más.
Y nos creemos mejores (al menos de lo que fuimos), porque volvemos renovados, con secciones estreno y nuevo material para las clásicas, y algunos otros proyectosde los que ya vamos hablar, y todo, y siempre, a favor del lector. Por eso nos creemos mejores… y acaso por eso también cada vez somos más.
Virtualmente inactivos, sin embargo, en todo este tiempo no dejamos por supuesto de vivir, de sentir, oír, ver y leer… Y así nos llenamos de cosas que decir, sobre el país y el mundo, sobre nosotros y los otros, los temas de siempre, y los de nunca…  
En aquel post que citábamos arriba, nos quejábamos: “Los diarios ya no traen noticias, si entendemos por noticias las auténticas novedades que traían Colón de sus Indias o Marco Polo del oriente, la papa, el papel moneda, el espagueti”:
El Martiyo, conciente de habitar un mundo nuevo, se propone, para esta cuarta temporada, sin dejar de cuidar la espuma de la actualidad, ir a la esencia de la realidad y tratar verdaderas noticias, en busca también de nuevas ideas…
Estamos ante la aurora de un tiempo inédito que barre con su luz siglos de sombra vieja.
También por eso volvemos.



* * *