////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

martes, 1 de mayo de 2012

LOS CHISTES DE BORGES... y la pobreza de la lengua castellana...

 

Los chistes de Borges



Cuando le preguntan a María Kodama qué es lo que más extraña de Borges, ella no duda en responder: “su sentido del humor”. Uno de los hombres más divertidos de la historia del hombre, sin embargo, decidió pasearse por su siglo disfrazado de viejo aburrido, sin romances rimbombantes ni escándalos de vodeville, con su traje siempre gris, su bastón y su ceguera, su hablar lerdo y trabado, y su genio camuflado de sabio que no sabe. No es arbitrario pensar que esa sola caracterización, única y total, fuera su más secreta y grande broma.




A principios de los años setenta Daniel Sibony, matemático y psicoanalista francés, visitó la Argentina, y quiso conocer a Borges. Borges accede, y apenas encontrarse, Sibony le pregunta en qué idioma prefiere conversar.
-- Hablemos en francés -elige Borges, y le explica por qué-: Dicen que la lengua francesa es tan perfecta, que no necesita escritores. A la inversa, dicen que el castellano es una lengua que se desespera de su propia debilidad, y entonces necesita producir cada tanto un Góngora, un Quevedo, un Cervantes...


* * *