////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

lunes, 4 de julio de 2011

LOS CHISTES DE BORGES... un caballero vivo...

Los chistes de Borges



Cuando le preguntan a María Kodama qué es lo que más extraña de Borges, ella no duda en responder: “su sentido del humor”. Uno de los hombres más divertidos de la historia del hombre, sin embargo, decidió pasearse por su siglo disfrazado de viejo aburrido, sin romances rimbombantes ni escándalos de vodeville, con su traje siempre gris, su bastón y su ceguera, su hablar lerdo y trabado, y su genio camuflado de sabio que no sabe. No es arbitrario pensar que esa sola caracterización, única y total, fuera su más secreta y grande broma.


 
Estela Canto fue su gran amor. A ella le dedica su ya mítico cuento El Aleph, y a ella, además, le regaló ese manuscrito, hoy incontables veces millonario.
Mucho después de haberla querido suya, Estela Canto y Borges tuvieron un breve encuentro, en un bar, cuando ella pasaba un mal momento económico y personal debido a la grave enfermedad de su marido. Y allí le confesó:
-- Llegué a pensar incluso en vender tu manuscrito del Aleph… pero mi marido me dijo que no, que esperara, que cuando Borges muriera, valdría muchísimo más…
Borges pensó un instante, y le dijo:
-- Estela… si yo fuese un caballero, en este preciso momento iría al baño y se escucharía un balazo… pero me temo que seguiré viviendo.

* * *