////// Año IXº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

domingo, 5 de mayo de 2013

CLARÍN NO MIENTE: LANATA PRESIDENTE…


Autodestruída por su propia impericia lo que los medios del miedo insisten en llamar la oposición; la repentina figura de Jorge Lanata ilusiona el corazón del magnettismo. Aplaudido por los cacerolos, capaz de doblarse por completo sin romperse jamás, con la misma cara te defiende hoy lo que atacaba ayer, y marca tan buen rating, que ya hay quienes lo ven reemplazando a Tinelli. 
Y otros incluso a Cristina.


EL SEÑOR PRESCINDENTE
Beppe Grillo también es actor cómico, ¿y?...



Un leal lector amigo nos cobró días pasados ocuparnos demasiado de Jorge Lanata. Le explicamos: Jorge Lanata está acabado como periodista, y nunca será un buen showman. Condenado a ser el Bernardo Neustadt del siglo XXI, por mucho que se esfuerce, así no será jamás un Enrique Pinti, ni un Jorge Porcel. Sin embargo, es, sí, el único presidenciable que le queda a Clarín.
Alguna vez tiraron con Carrió; alguna vez impusieron a Duhalde, ¡a Videla!, rajaron a Alfonsín, se asociaron con Menem, si hasta intentaron a Cobitos, ¡para terminar probando incluso con Shocklender!; y hoy todavía disparan a veces con Solanas, de a ratos hasta con la Bullrich, pobres… pobres porque ellos bien lo saben: es todo pólvora mojada.
Hoy la única ilusión que les queda, el nuevo sueño, la esperanza blanca, es Jorge Lanata… Y bien mirado, ¿por qué no?...
Actor mediocre –como Ronald Reagan-, industrial del periodismo –como Silvio Berlusconi-, cómico igual que Beppe Brillo, más gordo que Churchill; no le falta perfil, y ya ha probado su extraordinaria flexibilidad moral: se dobla del todo y no se rompe nada; con la misma cara te defiende hoy lo que atacaba ayer y viceversa; lo idolatran los cacerolos, y encima marca tan buen rating que algunos incluso ya lo comparan con Tinelli… ¿Por qué no?
Para mejor, la autobiografía no autorizada que le dictó a Luis Majul le imprime ribetes de niño huérfano y joven rebelde, un pasado de adicto –como el pastor Jiménez-, algún intento de suicidio –como Nazarena Velez-; recuerda sus días de zurdito fashion, sus bravas peleas con Clarín; y cuando ya todo parecía perdido, aleluya-aleluya, un formidable arrepentimiento absoluto y el travestismo ideológico que de un solo salto mortal lo dejó parado del lado de Clarín, del monopolio, de la Rural, de los buenos… “Del más débil”, como supo decir a dúo con Ernesto Tenenbaum en su programa de TN cuando el gran público argentino descubría por fin la verdadera historia de Papel prensa, el secuestro de los Graiver, de Rafael Ianover; los documentos del coronel Gallino, quien bajo las ordenes directas del general Camps registraba sus reuniones con Héctor Magnetto, Patricio Peralta Ramos, y Bartolomé Luis Mitre, entre cada sesión de tortura a Lidya Papaleo de Graiver, para “persuadirla” de la venta de su empresa... 
Los sectores más derechosos de la teleplatea, están como chicos con juguete nuevo desde que pueden repetir a Lanata en sus sobremesas... ¡Un auténtico progre robado a Página 12, de pronto los justifica y los eleva!... Mejor aún: sacraliza sus injurias, sus agravios, sus miedos, y su vacío...
Tanto Clarín como TN y La Nazión y todos ellos nos han contado más de una vez que en ocasiones aisladas decenas y hasta centenas de personas han coreado la grave consigna “Se siente, se siente, Lanata presidente…”
¿Por qué no?...
Si de verdad los expresa, los contiene, los justifica, y los eleva, ¿por qué no?...
¿Apenas porque no tiene programa de gobierno ninguno, ni un partido, ni experiencia, ni trayectoria ejecutiva, ni más objetivo que su propio bienestar?...
¿Y acaso Bullrich, o la Carrió, o Sanz, o Ricardito, o Pino, o Shocklender, tienen algo más? Ni siquiera su rating, ¿y entonces?... ¿Por qué no?...
Nuestro leal amigo lector se equivoca: nos ocupamos poco de Lanata. Apenas le dedicamos uno de nuestros Brulotes brutales (El hombre todo) allá por los inicios del blog, cuando éramos aún El Martillo en la comunidad Clarín blogs; no hace tanto otro a raíz de su entera venta al Grupo Clarín (La canción es la misma); y otros dos ahora, cuando intentó inventar “el Yabrán de los Kirchner” a partir de un par de pendejos duros de merca (Operación Ja Já y Lanata y la nada). Total: cuatro posts en cinco años de blog. Nada.
Nada si se tiene en cuenta que hablamos del único presidenciable que le queda al Grupo en su caída. Parece poco, pero es todo.
¡De aquí en más seguiremos sus pasos con mayor atención, señor pescindente!...


* * *