////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

domingo, 20 de noviembre de 2011

LOS DUEÑOS DE CLARÍN SE ADUEÑAN DE EUROPA




El Goldman Sachs, socio del Grupo Clarín (con casi un tercio de sus acciones), no en vano dibujó la deuda griega y desató la crisis global en 2008: hoy por fin cobra sus dividendos. Dos  de sus mejores muchachos ya manejan Italia y Grecia, otro preside el BCE, otro el Tesoro norteamericano, y así, punto por punto -tal cual una vez más anticipara El Martiyo-, gana siempre la banca. 

TOMA TODO

 Esos raros líderes nuevos...



Hartos al fin de todos esos políticos con delirios populistas, el banco de negocios Goldman Sachs decidió hacerse cargo de Europa, y ya sus mejores muchachos ocupan uno a uno los gobiernos de los estados en conflicto, cual antiguos administradores de las provincias de Roma. Es el imperio de la banca, sus silenciosas legiones. Vienen por lo suyo, que viene a ser lo de los otros.
Papademus, el griego, vicepresidente del Banco Central Europeo hasta la semana pasada, un ex del GS. Mario Monti, el italiano, es aún hoy integrante del Consejo de Asesores Internacionales del tremendo banco éste. El actual presidente del BCE, Mario Draghi, fue vicepresidente de GS para Europa hasta el 2006. Y descontamos que por debajo de ellos, la lista de exempleados del gran banco mundial no se termina enseguida; así como en los Estados Unidos, aún hoy, antiguos altos ejecutivos de semejante banco ocupan puestos claves en la administración Obama, como ser, entre otros, Henry Paulson, ex CEO del GS, actual secretario del Tesoro norteamericano. Y es que los bancos se expanden, claro.
Como es público o casi, Goldman Sachs es un gran banco de negocios que asesora estados, instituciones y las más ricas familias del mundo. Centenario ya, multiplicó su prestigio, su capital y su poder, en base a la práctica de la usura a escala internacional. Y nos gusta recordar que, por ejemplo, es uno de los socios accionarios -con un 30 por ciento (aunque declaren el 9) del Grupo Clarín, que como vemos, una vez más allí está donde no debe.
Pero además, Goldman Sachs, como todo el mundo ya sabe, es reconocido por ser uno de los principales impulsores de la crisis financiera mundial que aún sigue sin solución desde 2008; así como también se sabe que fue el responsable directo de haber dibujado la deuda pública griega provocando el actual estado de cosas, que ahora, parece, ellos mismos irán a resolver. ¿Será?
Alemancia unida
jamás será vencida...
De momento las clases medias europeas que aún tienen trabajo y temen por sus ahorros, se abrazan esperanzadas a los nuevos gerentes que ahora los gobiernan y que ni siquiera eligieron, pero que van a probar, bah.
Pero eso los que tienen ahorro, trabajo, salud, los otros, los sin ahorros, los sin trabajo, los indignados, no esperan nada y marchan, se levantan, enfrentan las fuerzas del orden y es el caos, en Atenas,en Londres, en Madrid, pero también en Roma, o sea, en Nueva York, en Berlin, en París... dicen que son el 99 por ciento.
El dominó de los caídos ya se llevó a Sócrates, Zapatero, Papandreu y Berlusconi, hoy se vota en España, pero a nadie le importa, total... El diario El País en su edición del viernes consigna la opinión unánime de los corresponsales extranjeros que esperan el sufragio entre bostezos: “Gane quien gane, gobernará Merkel”, dicen a coro, total...
La Merkel mientras tanto está a los gritos. Arenga a los suyos con metálico orgullo en defensa del Euro; y apela al espíritu del pueblo alemán mientras exige de los otros pueblos disciplina, orden, obediencia, a los griegos, a los italianos, a los españoles, a los franceses, a todos esos latinos mediterráneos medio oscuritos y fiesteros…
Entre las letras pequeñas del “rescate ofrecido” a Grecia se pierde en el estruendo de todas las noticias un detalle escalofriante: el 20 por ciento ya está comprometido en una compra de armas (a Alemania, claro), y en nombre, apenas, de la hipótesis Chipre. Igual que en los días dorados previos a las dos grandes guerras, guita para armamento no falta jamás.
El resto son piquetes y huelgas, desocupación y represión, amenazas, disturbios, más represión, y la esperanza negra de que un ajuste salvaje les devuelva a esos pueblos el bienestar que reclaman. ¿Será?...
Con total descaro –como es propio en situaciones límite- la banca descarada, el Goldman Sachs, sin antifaz ni más disimulo, se hace cargo de Europa en el momento  económico, político y social más delicado de Europa desde la Segunda Guerra.
Más allá de los borrosos detalles con los que pretendan calmarnos o confundirnos, el hecho sustancial es que ahora la paz social de Europa depende de la generosidad, la sensibilidad y la grandeza de un solo gran banco...
Entre el ruido y la furia nadie nos oye gritar pero igual insistimos con esta sección y estas visiones. Es imposible mirar un continente entero marchando ciego hacia el abismo y quedarse callado.
Falta poco, pero todavía hay tiempo.


Gane quien gane, gana la banca.

 * * *