////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

jueves, 15 de marzo de 2012

EL DIARIO La Nazión MIENTE Y DESMIENTE PERO NO MIENTE


Desde que el domingo en su columna habitual el soldado Claudio Pagni pretendiera descalificar al viceministro de economía por su ascendencia judía, La Nazión entró en un espiral de mentiras y desmentidas que no hacen sino contarnos, por reacción, la verdad de lo que son.
Algo es algo.


ACLARACIONES OSCURAS


 Clarín, La Nazión...
ya nada los distingue.



Un típico caso del que oscurece por aclarar lo encarna esta semana el viejo diario La Nazión y su empleado Claudio Pagni, quien el domingo en su columna pretendió descalificar al viceministro de economía por su ascendencia judía.
En su editorial de ayer, un Mitre en nombre de todos se esfuerza en reacomodar las palabras de uno de sus mejores muchachos, y hoy ya sacan a varios de ellos a defenderlo en bloque, como si hiciera falta, como si su público no pensara lo mismo ni los siguiera por pensar así, y como si todos los demás no conociéramos La Nazión de toda la vida.
La Nazión fue, es y moriá siendo expresión de los sectores más reaccionarios de la Argentina, los cuales, claro, son estrictamene capitalistas, liberales o neo; católicos apostólicos feroces como romanos, y por lo tanto, profunda aunque disimuladamente racistas, y antisemitas. Y al decir antisemitas no caemos en el error habitual de creer que el término es sinónimo de antijudío. Los odios de La Nazión, son ecuméicos, icnluyen a todos, y sólo a ellos excluye. Así se distinguen. Ya sólo eso los distingue.
Las anécdotas del maltrato que recibía Jacobo Timerman en sus tiempos de redactor allí, ruedan por las redacciones desde hace décadas. Nada de esto es noticia.
La Nazión siempre fue lo que fue, sólo que ahora, como dos en un colchón son de la misma opinión, acabaron simbióticamente confundidos con el ajado Clarín, y la poca seriedad que les confería cierta tradición de rigor periodístico, también fue descartada.  
Ayer la agencia Telam difundió  un comunicado según el cual la DAIA, con la firma de su presidente Aldo Donzis, criticaba la nota del soldado Pagni, “veía con preocupación”, en fin, dicho “desliz discriminatorio”, que sólo los empleados del Grupo no conseguían ver…
La presidenta comentó y  respaldó las opiniones de la DAIA, y así La Nazión, su verdad, quedó públicamente al descubierto una vez más.
Pero de pronto esta mañana en su edición de ayer (así es el diario en papel) gritaban orondos: La DAIA negó haber criticado a La Nación”, y abajo el soldado Mariano De Vedia nos explicaba en un extenso ripio que nada que ver, que lejos la DAIA de cuestionar a Pagni y sus deslices, y mucho menos don Donzis… "Cristina Kirchner se basó en un inexistente comunicado para criticar anoche, bla blá, bla blá", recitaba contento De Vedia con su debida obediencia...
Sin embargo hoy, en la mismísima mañana, el mismísimo don Donzis, en charla por radio con Víctor Hugo Morales, explicaba que sí, que habían criticado a La Nazión, y que sí estaban preocupados por el "desliz discriminatorio" del soldadito Pagni, y que por lo tanto –no dijo pero quedó en el aire- La Nazión miente incluso cuando desmiente…
Así que ya por la tarde, en su edición virtual, tuvieron que salir a explicar que sí, que en realidad Donzis sí criticó a La Nazión, y en el enredo se enredan a tal punto, que llegan a decir que  ayer, cuando Telam informó del comunicado, ellos dieron la falsa noticia así nomás porque incluso  “algunos dirigentes de la comunidad judía desconocían el texto de la polémica”. Lo cual equivale a decir: “como no sabíamos bien, inventamos y chau”.
El descaro es terminal, y por eso mismo, de alguna manera,  La Nazión miente, sí, pero no.  
Antes o después siempre muestra la hilacha de su verdad.


Mitre, Ernestina y Videla.
Dios los cría, la Patria los junta, y la Propiedad los enceguece.


* * *