////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

lunes, 19 de marzo de 2012

"OPOSICIÓN SE BUSCA"... (monopolios abstenerse)



No hay oposición en la Argentina.
Queda nada más la resistencia de los intereses concentrados y alineados en y con el grupo Clarín-La Nación, y desde allí el Grupo prueba suerte con distintos muñecos de fortuna: ayer la Carrió, Cobos incluso, Duhalde cada tanto, ahora Macri, la Bullrich de a ratos, vestigios de un pasado que hasta Magnetto sabe sin futuro, aves de paso que ni aves son,  moscardones del día para morirse mañana.
No hay oposición: son sólo negocios.


OPOSICIÓN SE BUSCA





No hay oposición en la Argentina, la oposición es eso: el Grupo Clarín-La Nación, el Goldman Sachs y el Barton Group detrás, y el entramado casi indescifrable del tejido de sus intereses. que desde luego quieren salvar, y mejor aún, expandir. Eso es todo. Ninguna oposición: sólo negocios.
Ninguna oposición, ni estrategias, ni planes, ni mucho menos proyectos nacionales, ja, qué va, no, nada, ni siquiera periodismo, apenas el ruido cotidiano de la rencilla diaria, de la tragedia o el escandalete que arrojan contra el humor de todos, y que olvidarán mañana por otra miseria que pasado también olvidarán… nada les importa nada.
Moscardones del ayer.
La imprenta de Ciccone mata la tragedia de Once que  mató a su vez la “tragedia” de la tarjeta SUBE, la cual a su vez mató otro asunto que así hemos olvidado…
No hay oposición, sólo están ellos, intereses concentrados y amparados en un monopolio que ve amenazado el poder amasado desde 1976 en sociedad con la dictadura genocida y la banca extranjera y la bendición de la cúpula eclesiástica y la pasividad de una clase política que no quiso o no supo vencerlos, hasta que todo se les fue de las manos cuando el propio chasco les explotó en la cara, y desde entonces comenzaron a caer y a resistirse, a golpear por donde pueden y con lo que tienen a mano, y esa es toda la oposición que existe en la Argentina hoy: el Grupo Clarín-La Nazión: lo que es, supone... y todavía oculta.

Esto lo escribieron ellos, no nosotros.

Un caso único en el mundo, es cierto, pero porque también es único en el mundo el caso de un grupo periodístico que fuera a su vez dueño de casi toda la producción de papel para diarios de un país, convirtiéndolo así en dueño de casi todos los diarios de un país, y en vigilante fatal de absolutamente todos los diarios de un país; y así a su vez, desde allí, en dueño de casi todos los medios audiovisuales de un país, por no decir, en dueño de todo un país. Un caso único en el mundo, sí.
¿Quién era el boludo
que está al lado e Magnetto?
Amalgama de rarezas que nos ofrecen en su conjunto la rareza suprema de ver las expectativas opositoras de una república, reducidas y concentradas en una empresa privada con lógicos fines de lucro.
Ese ciudadano, que al igual que Videla, Magnetto o Lanata, considera a este gobierno una lacra, y lo quiere ver caer a cualquier precio (incluso un golpe, claro, muchos lo sueñan y varios lo dicen); ese ciudadano, consumidor de los medios del Grupo, y que por lo tanto –y pese a ello- se siente o se cree un poquito más capacitado que todo el oficialismo (empezando por supuesto por Crisitna); ese ciudadano deposita sin embargo sus esperanzas políticas en una empresa privada con fines de lucro –que nunca son para él, al contrario, él es el que pone la plata-, y cuyo personal y directorio lo ignoran por completo, a no ser, tan luego, como consumidor de sus productos.
Miguel del Sel: los chistes de Macri.
Nos preguntamos si ese ciudadano se ha preguntado qué pasaría si mañana el Grupo Clarín, tan devaluado hoy, es comprado por otro grupo de otro ramo, y así la oposición que hoy lo guía quedara en manos repentinas de una fábrica de conservas, o de gaseosas, o de zapatillas, o, por qué no, de preservativos… ¿qué tan lejos lo llevarían, a ese ciudadano, sus ideales de “otra cosa”?...
OPOSICIÓN SE BUSCA, deberíamos colgar en el Congreso, no un cartelito, una gran pancarta que fuera de la calle Yrigoyen a Rivadavia, de lado a lado contra su frente y a nuestro favor...
SE BUSCA UNA OPOSICIÓN de verdad independiente, libre de Clarín y sus parásitos, y consustanciada sí con los lineamientos básicos de independencia económica, soberanía política, justicia social, democracia real, integración regional… y en esa búsqueda que venga el que venga a discutirnos lo que quiera.
Mientras qué hacer con el país lo quiera suponer saber una fábrica de papel, de plástico o de látex, o el mismísimo Goldman Sachs, no habrá oposición en la Argentina, sino apenas esa resistencia de piratas en retirada, lobos disfrazados de corderos que tanto se abrazan con un parricida en contra de las Madres, como a un procesado por asociación ilícita (en dos instancias), si la plata es buena…
Ninguna oposición: sólo negocios.
El ciudadano que no sabe muy bien explicarse por qué no quiere a este gobierno, debería preguntárselo mejor, revisar quién lo inspira, en qué fuentes abreva...
Porque el odio y el miedo no son ideales, pero también llevan muy lejos.

La Carrió: otro intento que se deshizo en risas...

* * *