////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

jueves, 12 de abril de 2012

RESUCITÓ ELISA CARRIÓ (pero seguiría muerta)…



El 13 de noviembre de 2010, en nuestro post “Toda bomba que camina”, anunciábamos no sin satisfacción el fallecimiento político de Elísa Carrió, cuyo espectro sin embargo denso, reapareció en estos días resucitado por el Grupo Clarín-La Nazión, el cual, en la desesperación de su derrota, aconsejado no sabemos por qué vivo, ahora prueba con los muertos.



El REGRESO DE LOS VIVOS MUERTOS





No fue ahora, fue hace un mes o más, cuando el Grupo Clarín-La Nazión probó exhumar los restos políticos de Elisa Carrió. La sacaron de su tumba, la hicieron hablar (algo de la imprenta Ciccone o la tarjeta SUBE), pero nadie la escuchó, ni siquiera, parece, los que la entrevistaban. Sin embargo el  último martes el Grupo volvió a la carga, por Radio Mitre y TN, es decir, sin que más nadie excepto ellos, en toda la Argentina, creyese importante conocer el pensamiento vivo de ésta política muerta.
No importa lo que haya dicho o no dicho, ya que ni siquiera escuchamos lo que dijo, porque –al igual que el 99 por ciento del país (según las últimas elecciones).- nada nos importa lo que diga esta mujer. Nada.
Ni siquiera es que lo mencionamos ahora asombrados por su aparente resurrección mediática, porque tampoco tal cosa es cierta (más allá de esta aparición espectral, efímera y reducida a los medios del Grupo); lo que impresiona, lo que destaca, lo que sí nos cuenta –nos revela- el macabro episodio, es la desesperación in crescendo del Grupo Clarín, que ya perdido por perdido, muerto por muerto, viejo vampiro de la patria, recurre a los muertos para salvar su vida.
El Caso Ciccone se les muere como Pinocho en el viejo hospital de los camelos, o peor: cada día huele más a un tiro por la culata que ya fue disparado… Todo lo cual ha de hacer cada vez más difícil conseguir habladores que sostengan en público este nuevo chiste triste del viejo payaso de Magnetto…
Pruebas al canto: de lo contrario no hubiesen abierto ese ataúd, no hubiesen levantado ese zombi, ni le darían un minuto de aire a esa mujer que el último octubre fue rechazada por el 99 por ciento del electorado. Eso es lo que importa.
No la Carrió (que no importa hace mucho), ni que alguien pueda seguir muerto aún resucitado, ni mucho menos lo que diga o no diga (ni siquiera lo que haya dicho Lázaro importó jamás); lo que importa es que Clarín, el grupo Clarín-La Nazión  –lo que es, supone y oculta- se lanza a una campaña de prensa para voltear al vicepresidente de la Nación -que menos de un año atrás recibió el 55 por ciento de los votos-, y con el apoyo, apenas, de Lilita Carrió, la extinta Lilita Carrió, representante y jefa ideológica de ese uno por ciento restante que es, ahora lo sabemos: Clarín-La Nazión, Magnetto y sus socios… y el espectro encarnado de esa gorda derrota.
La sola duda a estas alturas del Martiyo, es: los estrategas de Clarín, esa reducida elite de tipos que le dice a Magnetto: “probemos de vuelta con Lilita”, ¿cobran?...
Porque entonces esos sí son muertos vivos.



Lo que se dice "un cachivache".

* * *