////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

lunes, 1 de agosto de 2011

MACRI: EL HOMBRE GLOBO ATACA DE NUEVO.


Sorprendentemente sin sorpresas para nadie, Macri ganó la ciudad que ya antes había votado dos veces a De La Rua (¡y una para presidente!).
“Culpar a los medios, es no entender lo que pasó”, dijo.
El Martiyo concuerda, y más aún: expone aquí las razones propias de una legítima victoria.


EL HOMBRE GLOBO ATACA DE NUEVO






“Tú no creces:
te empinan las circunstancias”.
Giuseppe Ungaretti



Como enseña la más pura concepción democrática: los pueblos son soberanos y se expresan en las urnas, donde las mayorías mandan. Así ayer el pueblo de la ciudad de Buenos Aires, sin sorprender siquiera a Filmus, le dio el triunfo a Macri, la reelección. Y se expresó. El pueblo soberano. Sus mayorías.
Dijeron lo que piensan, sienten, y quieren.
Quieren a Macri.
Piensan que es un trucho, un inútil, y que la ciudad está cada vez peor.
Pero sienten bronca.
Ven la ciudad sucia, abandonada, llena de negros, de extranjeros que no son turistas y que en vez de pagar mangan; ven que les cortan las calles, que hay protestas todos los dias, y que llueve y se inunda todo, y ya no piensan más: odian.
Y ya no quieren ayudar a los pobres, prefieren que los echen a otro lado, más lejos, y listo. No les importa la educación pública, es un gasto innecesario. Prefieren ese dinero en seguridad, dos o tres policías, metropolitanas, urbanas y ya que está alguna más, y todas bien armadas, sin bozales ni correas... Quieren mano dura, no planes sociales. Quieren castigo, no prevención; represión, no soluciones.
Y Macri los expresa mejor que nadie. Sin ideas pero decidido, sucio pero blanco, enemigo de Cristina, y por lo tanto, de Moyano y de sus negros; y socio y ahijado de Clarín, o sea: uno de los nuestros.
“Culpar a los medios, es no entender lo que pasó”, difo Macri, ya difuso entre la euforia y los globos como un árbol en un bosque.
Los miles de indigentes que arrojó a las calles y a su suerte, los comedores cerrados; los centros culturales cerrados; los escandalosos negocios que mantiene con Clarín (las netbooks, el wifi, el Colón); las escuchas ilegales, su correspondiente procesamiento por asociación ilícita ya confirmado en Cámara; las anacrónicas picanas; su apuntador en vivo pensando por él; la mugre que tapa las calles de la ciudad; la ciudad que lentamente desaparece bajo esa mugre; el 300 por ciento de aumento de ABL, las escuelas que se derrumban, los hospitales que no sirven, los baches; todas estas cosas le prodigaron un triunfo que, sorprendentemente, no sorprende a nadie.
Pero por qué habría de sorprender, vale decirlo, si es la ciudad que votó dos veces a De la rua, ¡Y una para presidente!...
Ahora la suerte es para Macri, la ciudad que se agarre.
El Hombre Globo ataca de nuevo.

Brrr...

* * *