////// Año IXº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

lunes, 8 de agosto de 2011

¿PERIODISMO O TELEPATÍA? ASÍ OPERA CLARÍN.


En lo que acaso acabe siendo un hito en la historia del periodismo argentino, hoy Eduardo Van der Koy –alto oficial de Clarín- recurre a la telepatía como fuente de información y fundamento de sus predicciones.


UN ASUNTO DE MENTE


Jackson Pollock




Desde que abandonaron la práctica del propio oficio, los periodistas de Clarín se internan en disciplinas que desconocen por completo, y por lo tanto, y casi siempre, por allí se pierden hacia ignoran dónde…
En la edición de hoy, Eduardo Van der Koy va más lejos que todos sus compañeros, y se lanza a la telepatía, a la adivinación del pensamiento, por no decir, lisa y llanamente, a la brujería.
Según se desprende de su artículo sobre las elecciones en Córdoba, la misión que le habían encomendado -y ya muchos antes de tales comicios-, era demostrar que sus resultados representaban un revés para el gobierno nacional, más allá por supuesto de cuáles fueran esos resultados, y más allá también del hecho público y concreto de que el gobierno nacional no presentaba candidatos propios en tales elecciones.
Se trataba, como vemos, de una misión ya bastante difícil, que se puso mucho más difícil cuando Aníbal Fernández celebró públicamente el triunfo de De la sota. Allí ya demostrar que era un revès para el gobierno, parecía más bien una misión imposible.
Sin embargo Van de Koy, con su obediencia debida tantas veces probada, abrazado al viejo axioma del oficio que reza “que la verdad no te impida hacer una buena nota”, allí fue a por su objetivo, y sin salida en la dimensión conocida, valientemente se internó en otra…
Ya en el título denuncia sus órdenes expresas, y urgido por ellas, no nos informa –que informen los periodistas que para eso están-, él directamente afirma, nos indica, nos revela: “El triunfo de De la Sota apunta a consolidar un peronismo anti K”.
Claro… afirmar se afirma pronto y cualquier cosa, pero despuès hay que sostenerlo, y es ahí cuando Van der Koy, abandonado por los hechos de la realidad real, recurre, heroico, a la magia.
Veamos cómo abre su artículo… (uno siente que este muchacho cierra los ojos mientras escribe):
“La victoria amplísima en Córdoba de José Manuel de la Sota constituye una buena señal para el PJ y no tan buena para Cristina Fernández y los K . La afirmación poseería, por ahora, un par de fundamentos: De la Sota, como el salteño Juan Manuel Urtubey, tiene entre ceja y ceja la candidatura presidencial para el 2015; ambos aspiran a conducir, en esa dirección, un partido mucho mas cerca de una identidad peronista clásica que del kirchnerismo presente”
Y eso es todo.
Así, supone Van der Koy –y acaso alguno de sus patrones-, con estas pocas y deslucidas líneas, queda demostrada la brutal afirmación con que titula.
Sobra decir que en parte el objetivo está cumplido: el lector cautivo, y el apurado, se quedarán con el título, y saldrán a repetirlo, sin leer el articulo (el lector cautivo, el apurado, y el de buen gusto tampoco lo leerá); y así el efecto buscado por Magnetto, sí habrá sido conseguido por su buen oficial.
Pero El Martiyo se dirige a un lector más refinado, y nos propoenemos con él revisar mejor este pequeño truco que no es magia, sino pura farsa, burda mentira.
De arranque la afirmación del título se ve rapidamente carcomida por aquel potencial que surge con urgencia -“la afirmación poseería”-, y que además de cacofónico, resulta corrosivo para las propias intenciones del propio autor, quien allí mismo reconoce entonces que su afirmación no posee fundamentos, sino que en tal caso los poseería -(andá a saber cuándo)-, pero que además, en caso de algún día poseerlos, los poseería de manera fugaz, sólo "por ahora", y apenas, encima, y vagamente, serían sólo "un par"... Pero entonces descubrimos que tal par sería ¡un raro par compuesto de una sola pieza!: las aspiraciones de dos candidatos a manejar el mismo partido. O sea, el par, parece, serián los candidatos, ya no los fundamentos que no posee su afirmación, pero que "por ahora", parece, "poseería"
Un confuso desastre, así es. Pero cuando creemos que ya más nada nos sorprenderá una vez desatado el delirio, Van der Koy redobla la apuesta, y en uno de los instantes más esotéricos del periodismo nacional, nos confiesa que la fuente de sus verdades ¡no son físicas!, seculares, naturales, ¡sino sobrenaturales!, ¡extrasensoriales!...
Reparemos en el pasaje que dice: “De la Sota, como el salteño Juan Manuel Urtubey, tiene entre ceja y ceja la candidatura presidencial para el 2015”.
¡Ahí su fuente!: ¡el entrecejo de los candidatos!, ¡sus mentes!...
Fantástico… literalmente fantástico.
Si escéptico por lo escandaloso usted se piensa que sacamos este primer párrafo de contexto, aquí le dejamos el link para que lea la nota completa y se joda por no creernos.
Pero si quiere evitarse el triste esfuerzo, le advertimos que apenas ya el siguiente párrafo comienza con otro tema, arranca así: “Tampoco parecieron auspiciosas las noticias cordobesas de anoche para otros presidenciales”. Y chau. Y allí ya se va por otro lado, pasea por todo el arco opositor, va de aquí para allá sin decir nada que valga la pena -ni que podamos ya creerle tampoco- y así olvida su postulado mientras espanta sin esfuerzo a los lectores, hasta que recién al final retoma la idea del título, y entonces pega de apuro el triunfo de De la Sota a los incompatibles triunfos de Macri y Binner, y agarrado de un último “quizás”, insiste con que esto sería una advertencia para un proyecto que bla bla blá...
Desde luego: al lector apurado, al lector cautivo, le bastará el título para creerlo, y saldrá a repetirlo sin leer más nada, ni pensar más nada tampoco. Para eso lo tiene a Clarín, que piensa por él, y así lo opera, sin periodismo y sin bisturí, por televisión o por telepatía.
Cuidado con la cabeza.

Así opera Clarín. 

* * *