////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

jueves, 6 de diciembre de 2012

7D: DIARIO DE LA CUENTA REGRESIVA. DÍA 1.



Ya no se trata de la Ley de Medios o de un “conflicto de poderes”, sino de una pulseada de poder entre un gobierno electo, y una empresa privada que ha crecido demasiado, y mal. Cablevisión se rompe en dos, y una parte se va con al Ley. Jueces juzgados ¿Ser acusados de no tener independencia política, o de venderse al Grupo? Llora su suerte la Cámara que hace 40 meses retiene la cautelar.
Último momento: la Cámara prorroga la cautelar. Todo queda en manos del juez Alfonso.
Tic-tac, mañana es el día Cero.





 Dia 1



Mañana


Los días se hicieron horas y las horas se deshacen en sus minutos, quedan segundos.
Los medios del miedo insisten en su estrategia por restarle toda importancia al 7D, y en esa obsesión duplican su trascendencia.

La denuncia lanzada ayer por el ministro de justicia sobrevuela el día. La nube tóxica que envuelve a la Sala 1 de la Cámara en cuestión, es más espesa y nociva que la nube de mercurio que ahoga la ciudad.

Ayer a última hora un socio de Clarín, David Martínez, dueño del 40% de Cablevisión, se abrió de Magnetto, y declaró su voluntad de adecuarse a la Ley. Que Clarín venda su parte, dicen que dice.
Clarín –Magnetto-, como era de esperar, fiel a su estilo, ninguneó a su socio, como hace con cualquier oposición a su magna voluntad.
Rapidito soltaron un comunicado tratándolo de “accionista minoritario”.
Pero el 40% de Cablevisión equivale al 50% del holding…


Con los reflejos de un mueble recién ayer, confirman hoy, Clarín retiró de hecho la denuncia por “propalar la violencia” contra el Grupo de periodistas que había presentado días atrás en una de las demostraciones más abiertas de su desesperación final.


El diputado kirchnerista Carlos Kunkel advirtió sobre “un golpe institucional”, en el cual también estaría involucrada la Corte Suprema, y subrayó por las dudas las extrañísimas declaraciones del añoso doctor Carlos Fayt, proponiendo de golpe a Ricardo Lorenzzeti, presidente de la Corte, para presidente de la Nación.
Se juega con fuego.


Tarde


La corporación judicial decidió salir a ver quién la tiene más larga.
Hay, sí, ya, de hecho, un conflicto de poderes.
Sindicalistas y diputados alineados con el Grupo –no con la ley-, alientan un juicio político al ministro Alak por sus denuncias de ayer, que hoy resultan la sencilla descripción de los hechos. Participan del cacareo, el millonario colombiano Francisco de Narvaez; el sobreestimado cineasta Pino Solanas (sobreestimado por la crítica, no por las urnas); la ultraflexible Patricia Bullrich; el exdemonio Hugo Moyano, y su fiel Robin Julio Piumato… en fin, el elenco estable de TN con sus nuevas estrellitas.


Magistrados de todo el país, incluyendo la Comisión Nacional de Protección al  Independencia Judicial, emite un comunicado, y en él le pide al as parte, al Poder Ejecutivo, y a los medios de comunicación, que no presionen más; y que les den, dentro del marco de la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, espacios propios en los medios oficiales. El comunicado, sugestivamente, elogia la ley: “promueve la pluralidad de voces”.
Clarín.com refiere el hecho, pero omite la parte que le toca.
¿Se pensarán que sólo ellos tienen acceso a Intenet?




Noche

Una tormenta feroz se desata sobre Buenos Aires, y la ciudad se pierde bajo el agua.
Por c5n, su ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, explica en vivo –de vivo- que la ciudad se inunda porque sus habitantes sacan la basura a las calles en vez de tragársela, no dice, pero tampoco da otra opción. Feimann lo aplaude. No importa, mañana es el día Cero. El 7D.
La pelea por la ley de medios es ya una pulseada de poder entre la República y una empresa privada.
Aquí no se trata, como bien certificó la Corte en mayo de este año, de ningún riesgo para la libertad de prensa, ni nada por el estilo. Ni siquiera la cuestión es ver cuántas licencias le sobran al monopolio, que, como tal, es ya ilegal.
Aquí la cuestión, ya, es ver quién de verdad manda en la Argentina, si el gobierno elegido democráticamente, o una empresa que no votó nadie, y que, por definición, es una entidad con fines –exclusivos- de lucro.
Los que odian a Cristina, cegados por la furia, ya demostraron ser capaces de ponerse del lado de los fondos buitres. Cualquier ruina para el país, será por ellos bendita.
Los que no odian a Cristina, aunque no quieran a este gobierno, deberían pensar muy bien de qué lado de van a ponerse. Radicales o peronistas, militares o civiles, hasta mediados de 2008, todos los gobiernos fueron subalternos de ese poder inmenso, profundo, y travestido.
Los jueces, esos hombres y mujeres que tienen en sus manos la gran decisión, deberían pensar muy bien a quién beneficiarán con su fallo, si al Grupo Clarín, o al país. Porque la disyuntiva dejó de ser el Grupo o el Gobierno.
Lo que está en juego aquí, ahora, es la soberanía política del país, de todos nosotros. De cada uno.
40 meses para definir una cautelar que hace a la salud de la República.
Ya sólo eso los convierte en responsables únicos de su suerte actual.
Si fallan a favor del gobierno, algunos habrán de acusarlos de no tener independencia política.
Si fallan a favor de Clarín, muchos –incluso algunos que odian a este gobierno- habrán de acusarlos de haberse vendido al mejor postor.
Lo de la “independencia política” es opinable. Lo otro no.
La sentencia la dará la historia, pero ellos también serán juzgados.

Último momento:

Anuncian que la Cámara habría prorrogado la cautelar de Clarín.
La constitucionalidad de los dos artículos en cuestión, quedda en manos del juez de primera instancia Horacio Alfonso.
Mañana sigue siendo el día Cero.
¿Un puñado de abogados pesa más que todo el Congreso Nacional y el 55 por ciento del electorado?...

(continuará)...



* * *