////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

viernes, 17 de junio de 2011

EUROPA EN GUERRA: PLANES DE RESCATE PARA HUNDIRSE MEJOR.


"El plan de rescate a Grecia" (como ha dado en llamarse el desesperado intento por salvar la Unión Europea), se reduce al remanido plan de ajuste salvaje, pensado para someter a la gente –o reprimirla- y desguazar el país hasta deshacerlo como tal. Sin embargo la UE, el BCE, el FMI, el Banco Mundial, con todos sus genios incluídos, no encontraron soluciçon mejor.


AYÚDAME A MORIR

Atenas hoy.


“Es un momento histórico: o Europa escribe la historia,
o la Historia borrará la Unión Europea”.
Georgos Papandreu, primer minsitro de Grecia.

“Esto no es una salida”.
La Divina Comedia



Al sencillo mortal le resulta sencillamente inconcebible que los grandes cerebros de la hora, quienes detentan el poder real por conducción de los grandes entes –estados, corporaciones y organismos internacionales- hayan llegado, por sus solos medios, por su propia acción u omisión, a este callejón ya sin salida que hoy es el derrumbe en dominó de la Unión Europea.
“No hay plan B”, dijo ayer Oli Reihn, comisario para Asuntos Económicos de la Unión Europea.No hay plan B”. Se refería a Grecia, o sea, a toda la Unión Europea.
“No hay plan B”, quiere decir que los griegos deberán entregar todo lo que tienen para pagar la ayuda que ahora quieren, o mejor dicho: no la quieren, pero la tienen que querer, porque los otros se la tienen que imponer, porque sencillamente "no hay plan B".
La frase así nomás quedó goteando desde ayer en todos los mercados de todo el continente, y por lo tanto del mundo.
No hay plan B.
El sencillo mortal resiste la posibilidad de que gente tan preparada, tan chequeada a través de su largo ascenso hasta las cumbres del poder, haya pergeñado algo de posibilidades catastróficas, sin un mínimo plan de fuga.
Sin embargo allí están ahora los mismos genios estos tratando de sostener desesperadamente lo que ellos mismos ayudaron a derrumbar: la Unión Europea.
Grecia, por supuesto, no es sino la primera ficha en el dominó que juegan.
Como alpinistas atados a la misma cuerda, uno cae y se los lleva a todos.
Así, confirmamos ahora, fue armada, estructurada y pensada la Unión Europea. Sin plan B.
Y el plan A es simple: consiste en reventar todos los bienes del estado, la progresiva y correspondiente reducción de pensiones, jubilaciones, y otros gastos públicos (salud, educación, seguridad), la consecuente recesión, desocupación, el lógico malestar social, y la represión como toda respuesta. Ese el plan A, el único que hay: el desguace.
Para comenzar -ya fue anunciado-, Alemania comprará el 40 por ciento de las comunicaciones, y si no aparece otro mejor postor, el resto de Grecia. Una vez en manos de todo, y como corresponde, elegirán políticas y por lo tanto políticos. No hay plan B.
Como todo indica y ya avisamos, luego el mismo plan A sin B será ejecutado en Irlanda, Portugal, España, y los socios que le sigan…
Al sencillo mortal le resulta sencillamentre inconcebible que gente tan importante, tan competente, tan… Así como acaso le resultó inconcebible cuando hace tres años anunciábamos en el viejo Martillo el derrumbe de la flamante Unión Europea; como quizá le resulta inconcebible ahora cuando insistimos con una inminente Europa en guerra…
Sepa el lector que a nosotros, como sencillos mortales, también nos resultó inconcebible cuando lo vimos.
Pero lo vimos.

Atenas, Madrid, Roma... Europa, bah.
¿Nadie más ve la guerra venir?

* * *