////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

viernes, 14 de octubre de 2011

El Martiyo CONTRA CLARIN: SECRETOS DE GUERRA.




El Martiyo contra Clarín es menos una sección que un archivo de los partes puntuales de las dos incursiones bélicas del Martiyo contra Clarín. Así respondíamos a la violenta clausura de nuestros blogs por parte del Grupo. Dos veces les sitiamos el sitio, dos veces les copamos la cartelera principal, dos veces interrumpimos el normal funcanamiento de toda su comunidad. La primera, por 36 minutos. La segunda, por 5 infinitos días. Sepa cómo lo hicimos, ¡y hágalo usted mismo!

SECRETOS DE GUERRA




Una vez expulsados de la comunidad de Clarín el 11 del 11 del 10, clausurados todos nuestros blogs allí (El Martillo, la novela completa Josefina atrapada por la pasión, y otro en blog construcción), y confiscados todos nuestros archivos, lejos de amedrentarnos, ya clonados aquí en El Martiyo, agarramos y volvimos y vimos y vencimos.
Enmascarados en otros blogs de nombres diversos y juguetones a la manera de los grandes bombarderos, dos veces irrumpimos en la comunidad de Clarín.blogs copándoles la cartelera principal, interrumpiendo así el normal funcionamiento de todo el site, y demostrando hasta qué punto un monopolio inmenso podía ser derrumbado por un hombre solo.
Y dos veces, no una.
La primera por 36 minutos que conmovieron al Grupo. La segunda, por cinco (5) días (DÍAS), que no olvidarán jamás.
El Martiyo contra Clarín guarda los partes de aquellas dos victorias, y algunos otros posts rescatados de los días finales del Martillo, y que desataron en su momento la desesperación de Clarín, desenmascarándolos hasta la censura total de nuestros blogs, y la consecuente expulsión de su comunidad que desde entonces tanto nos honra.
No contentos con invadirlos, sitiarlos, burlarlos, ocuparlos y desangrarlos, allí publicábamos también los procedimientos por los cuáles cualquier ciudadano de bien podía –o puede- hacerles lo mismo, lastimarlos igual o más... y todo dentro de la ley, porque fuera de la ley… sólo ellos.
En el marco de los festejos del tercer aniversario, vayan aquí en sólo clic esos secretos y esos partes, donde ya entonces, vale apuntarlo, dábamos por nuestra una victoria que el tiempo demostró nuestra.
Y un aviso: la última vez que los invadimos, prometimos volver… Pronto hará un año desde entonces, y todavía no volvimos.
Nos parece muy bien que se mantengan alertas.