////// Año IXº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

miércoles, 26 de octubre de 2011

LEGALIZACIÓN O DEPENDENCIA: FUMANDO ESPERO



Nuestra aquí escueta sección Legalización o dependencia, fue sin embargo de las más copiosas allá en El Martillo. Censurada, clausurada por Clarín junto a todo el blog, fue rescatada por El Martiyo a partir de algunos posts puntuales que argumentan suficientes nuestra determinada postura a favor de la legalización absoluta, frente a la dependencia insoluble que impone la prohibición desde hace tanto y para nada.  


FUMANDO ESPERO



Cada día de la vida podríamos sumarle un nuevo post a esta sección, nunca falta el defensor de la prohibición, el atropello al consumidor, la hipocresía o la ignorancia en la palabra, y el fracaso constante en la acción. Siemrpe hay algo que decir, pero sólo sería repetirnos.
Legalización y dependencia, es una sección pionera del Martillo, siempre estuvo, y a ésta también creyo cerrar Clarín cuando nos cerró. Sin embargo aquí está todavía, nítida y firme, no así como Clarín, que en cambio parece cada vez más trémulo y difuso…
Reconstruida aquí en ocasión de la Marcha mundial por la marihuana –derechos individuales, con implicancias medicinales-, rescatamos del Martillo original tres posts que suficientes argumentan las razones de nuestra postura, y los hechos incontestables que la inspiran.
La prohibición como estrategia es un fracaso vencido, ni siquiera en curso.
Sus pocos resultados parecen consistir, por un lado, en la procreación de organizaciones armadas oficiales y no, que a su vez con sus guerras alimentan el mercado armamentista; y, por otro lado, en multiplicar miles y miles de veces el precio final del producto, con la correspondiente felicidad de sus grandes distribuidores.
No dejamos de reconocer el alivio que suponen los lentos avances en pos de la legalización... pero sin olvidar que también alivian, por lentos, a los narcos, que son bien más rápidos.
Porque la decisión no está entre prohibir o no, la decisión es quién va a manejar todo ese flujo de dinero, si el estado... o ellos
Renovadas las esperanzas en la nueva Argentina, renovamos entonces también nuestros reclamos...