////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

miércoles, 18 de mayo de 2011

CLARÍN Y EL MARTIYO PREMIADOS EN BRASIL.



Ayer se cumplieron diez años desde que Ernestina Herrera de Noble esconde a sus hijos de la justicia (ella sabrá por qué); en tanto su diario, acaso para celebrarlo, recibió un premio en Brasil por la defensa de la libertad de prensa. Como resultado, ¡El Martiyo fue premiado también y también en Brasil!.
Lo justo es justo.


JUSTICIA POR MANO PROPIA


Copa Fifa para El Martiyo.


Reducidos al reducido círculo de sus propios socios, atrapados en un delirio final, escalofriantes como el hombre que se aplaude solo frente al espejo,  Clarín se premia a sí mismo, y encima lo cuenta y lo celebra...
Sin ningún pudor hoy anuncia en su edición –y que nadie se ría-. “Premiaron a Clarín en Brasil por su defensa de la libertad de prensa”.
El premio, leemos, se lo otorga la rimbombante Asociaçao Nacional de Jornais de Brasil, que reúne, claro, a los dueños de los grandes medios brasileros, y por lo tanto integra, cómo no, la célebre SIP, Sociedad Interamericana de Prensa, formada a su vez -siempre es bueno recordarlo-, por  los dueños y/o accionistas mayoritarios de los grandes medios de América, y de la cual -como es público y notorio aunque ellos no lo mencionen en su autofelicitación-, Clarín es parte y proa… por no decir “dueño” también.
En consecuencia, para ajustar a la verdad el título del diario –y así extraer del hecho la única noticia que contiene-, deberíamos leer, allí: “Clarín se premió a sí mismo, pero en Brasil”…
Y dejamos pasar, al menos por ahora, las implicancias morales del episodio, subyugados, antes, por el precedente que impone, y entonces, teniendo en cuenta que la redacción errante del Martiyo hoy opera desde Brasil, no vemos ningún motivo para no premiarnos a nosotros mismos, y ya que estamos, en Brasil también…
De hecho, y como repetimos cada vez que viene a cuento, Clarín clausuró nuestro blog El Martillo el 11.11.10 en un acto de incuestionable censura, y no por usar lenguaje vulgar, ni sexo explícito, sino por hacer uso de esa misma libertad de expresión por la cual hoy ellos se premian a sí mismos sin ninguna vergüenza...
Considerando tales considerandos, El Martiyo Producciones –digamosló así, disfrazados de otro, como hacen ellos-, premia entonces al blog El Martiyo, no sólo por su encendida y perenne defensa de la libre expresión absoluta, sino también por habérselos masticado por dentro durante dos años enteros desde su propia comunidad, y sobre todo, por haber sobrevivido a la prohibición, expulsión y confiscación de todo sus archivos por parte de Clarín.blogs, y estar aún aquí, así, detrás de sus mentiras sin perderles pisada…
Como tal honra nos toma de sorpresa, a falta de un trofeo definido, ya que estamos en Brasil, y por no andarnos con baratijas (como ellos), optamos por quedarnos directamente con la popular Copa del Mundo, total... total todo esto vale tanto como los premios que se otorga Clarín, cuál es. 

* * *