////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

martes, 17 de mayo de 2011

VISTA PANORÁMICA DEL GLOBO EN EL QUE VIAJAMOS



Repetimos el título porque repetimos el recurso.
Nos parece prudente echarle cada tanto una mirada instantánea y panorámica al globo en el cual viajamos sin saber a dónde, sin salida tampoco, y en manos de tripulantes nunca del todo confiables.
 ¿O tripulantes somos todos?


CRÓNICAS DE UN MUNDO EXTRAÑO (II)





“Corren los grandes días sobre la tierra”, diría el inmenso Fernando Pessoa, pero nunca como hoy tuvimos el mundo en nuestras pantallas en vivo y en directo 24 por 24. Aprovechemos mientras dure, Fukushima nos recuerda que cualquier desperfecto acecha…
El otro fin de semana, entre el 29 de abril y el 1 de mayo, en un ocaso acaso tardío de la era moderna antigua, se agrandó por un instante el sol de los tres tristes imperios del ayer: Roma, Gran Bretaña, y los Estados Unidos.
El primero, crucificado a su pasado más remoto, beatificó de urgencia al último de sus papas que no espantaba fieles; el segundo, borracho de pompas en su autismo finisecular, casó a su príncipe con una plebeya en busca de los súbditos perdidos, y el tercero, fiel a su estilo, en busca ya más bien de su reciente pasado sin embargo pasado, asesinó a sangre fría a su mayor enemigo. Todo en un fin de semana. Apenas un instante para la Historia. El momento ése, cuando el sol se agranda y ya se pone. Allí los tres imperios del ayer de regreso a la nada.
Mientra tanto, Europa está en guerra. A simple vista no parece, pero sus estados ya se enfrentan entre sí como socios arruinados que nunca se quisieron. Sin mucho ruido la semana pasada, apenas con un fósforo, por fin le prendieron fuego al pacto de Shengen. Dicen que lo van a “revisar”, lo que significa que ya no funciona. Le tenían ganas todos, pero el puntapié inicial lo dio Finlandia, que dedicidió reforzar sus controles aduaneros más allá de lo convenido; y al toque entonces Bruselas aceptó las propuestas de Italia y Francia para revisar aquel acuerdo del que ya nadie se acuerda. España duplicó sin esfuerzos la tasa de desempleo de todo el continente, y van por más. Hungría también, no sólo Eslovaquia y Finlandia, retiró su apoyo al plan rescate de Portugal y Grecia. “Que vayan a laburar”, más o menos les dicen. En cualquier momento se tiran con algo. La Unión Europea ya es algo así como el propio Universo: un absoluto lejano que sin embargo sus seres habitan sin comprender.
Por debajo y alrededor, como llovido sobre inundado, la primavera árabe florece en una enredadera que ya les entra por todas partes. Valientes pilotos de la OTAN no paran de bombardear Libia haciendo el bien sin mirar a quien, y por supuesto en nombre de la democracia y los derechos humanos que al mismo tiempo en Siria se pasan por el culo. Al contrario: el rey de Siria fue desde luego invitado a la boda del príncipe de Inglaterra. Todo es joda.
Estados Unidos invade Pakistán, asesinan civiles sin más razones que sus propias sospechas, y Obama, el homicida, sale en brazos de su pueblo mientras el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pregunta cuándo juega Nadal.
Sin embargo ya el sábado el parlamento pakistaní cerró filas con el ejército y ahora le exige al gobierno que se le plante a Washington. Al Qaeda más expeditivo respondió en poca horas al asesinato de su famoso jefe con noventa muertos anónimos. Sus ojos se cerraron pero el terror sigue andando.
Claro que con tanta boda real, beato flamante, y asesinatos alegres, el desastre nuclear que avanza desde Japón ya casi no encuentra espacio en los medios por mucho que se agrave. La bestia que somos quiere carne fresca. Ni siquiera sirve que el sábado haya habido otro buen terremoto en el mismo lugar, ni tampoco la muerte de un operario más de la central de Fukushima, informada el domingo por el gobierno japonés, pero anunciada por nosotros hace rato (Ver Los mártires de Fukushima).
Irán, criticado por ejecutar a sus narcos, amenaza entonces con legalizar el tráfico, y chau...
Dominique Strauss Khan, director del FMI, actual gestor de los créditos que iban a rescatar a Grecia y Portugal; el más serio adversario de Nicolás Sarkozy para la presidencia de Francia, está preso en Nueva York por la violación de una mucama.
Benedicto XVI  insiste en condenar la pedofilia, no así todo su ejército.
En el silencio de la noche del mundo que duerme, Israel sigue cambiando bombas por piedrazos en territorios palestinos. Sssshhh…
Por supuesto que suceden cosas buenas todo el tiempo en todas partes, cómo no… adelantos científicos, anónimos gestos de altruismo puro, algunos golpes de verdadera justicia, y cosas así, en todas partes, a toda hora, seguro…
Pero sobra decir que los más adelantados de nosotros, no son el problema a resolver. Toda manada es tan rápida como el más lento de sus integrantes, no vemos por qué apurar al primero. Antes conviene preguntarse por los rezagados.
Si las masas y sus dirigentes nos resumen el comportamiento colectivo de los individuos, entonces es prudente echarle cada tanto una mirada panorámica al mundo, como una instantánea de nosotros…  Nos muestra cómo vamos, qué hacemos, y en qué dejamos la vida mientras los grandes días corren sobre la tierra sin que podamos alcanzarlos… uf.




* * *