////// Año IXº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

viernes, 13 de mayo de 2011

LOS CHISTES DE PERÓN... o el viejo truco de la vejez...

Los chistes de Perón



Si alguna vez los argentinos consiguiésemos el nirvana tangible de una divisa estable, esa nueva moneda debería llevar impresa, en sus dos caras sin ceca, las imágenes yuxtapuestas de Borges y Perón; como el yin y el yang de una Argentina sola, que en su doble anverso, grabara así la riqueza de nuestras más hondas contradicciones, unidas entonces por las solas banderas de la gracia de la inteligencia, la agudeza de la sensibilidad, y la sabiduría siempre que revela el humor. Por ello aquí El Martiyo, en un gesto estético histórico -pero histórico por estético-, reúne, funde, en un mismo marco, en idéntico formato, a este dueto imposible, y sin embargo… Esperamos que así como los peronistas disfrutan de Los chistes de Borges, así la otra Argentina disfrute de Los chistes de Perón, quien supo tener, indiscutido, el sentido de la risa que es propio de los grandes. Y que nos hace mejores.



A falta de un prócer propio más contundente, cada vez que llegan las elecciones, los radicales sacan a pasear, como un santo en su fecha, la desteñida figura de don Arturo Illia, con su imagen de abuelo inofensivo, y su aura de honestidad blindada, que sin embargo supo quedarse con un poder al que accedió con sólo el 25 por ciento de los votos y el peronismo proscrito, sin que por nada se dañe su estampa de anciano santo. A propósito Perón gustaba recordar:
-- Illia se hace el chancho rengo, se disfraza de viejo, camina como un viejo, pero tiene cinco años menos que yo…  


* * *