////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

viernes, 1 de abril de 2011

ESCRITOR X ESCRITOR - HOY: ZOLA X CELINE.

ESCRITOR POR ESCRITOR


Aunque más no fuera por alentar o sostener o cuando menos celebrar esa magnífica fraternidad fuera del tiempo y del espacio que suscita la escritura entre escritores, aquí El Martiyo presenta esta sección que fija, recorta y comparte, en fragmentos preciosos, pedacitos de ese platónico amor de verdad desinteresado, de verdad espiritual, de verdad eterno… de verdad amor.
Escritor x escritor, como Destellos Ajenos, es un espacio exquisitamente escrito, pues lo escriben exclusivamente gigantes inmortales, sólo que aquí los unos elevan a los otros elevándose así en prueba de una generosidad como la que soñaba don Antonio Machado, cuando “la monedita del alma, se pierde si no se da”.




ESCRITOR x ESCRITOR


Emile Zola  x Louis Ferdinand Céline:

E. Zola.

"Si nuestra música se inclina hacia la melancolía, tiene sus razones propias... En nuestros tiempos las palabras, como la música, viajan mucho má lejos que en la época de Zola. Nosotros trabajamos más con la sensibilidad, menos con el análisis. Cuando nos volvamos enteramente morales, en el sentido que nuestra civilización da a la palabra, creo que terminaremos por reducirnos a pedazos impulsados por rara maldad. Sólo el deseo de destrucción nos quedará como único entretenimiento. Este es fomentado en la escuela y conservado a través de lo que todavía se llama vida. De modo que tal vez es este el tiempo de hacer honor a Zola, en vísperas de una gigantesca derrota más. Ya no es cuestión de imitarlo o seguir sus pasos. Evidentemente, no tenemos hoy el talento o la fuerza o la fe que producen grandes cambios de alma. ¿Sería él, por su parte, capaz de juzgarnos? Hemos aprendido algunas cosas muy raras acerca del alma desde que él nos dejó. El camino que el hombre holla es una calle de una sola vía, y la muerte posee todos los cafés.
La escritura de Emilio Zola nos impresiona por su similitud con la de Pasteur -que es tan sólida, tan viva, en dos o tres puntos esenciales. En ambos escritores encontramos la misma meticulosa técnica creadora, la misma cuidadosa honestidad en el experimento, y sobre todo, el mismo extraordinario don para demostrar la verdad, en el caso de Zola, un don épico. Todo eso sería más de lo que nuestro tiempo podría aguantar".

("Homenaje a Zola", publicado en Esprit, París, 1936).

L. F. Céline.
 
* * *