////// Año IXº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

viernes, 1 de abril de 2011

LOS CHISTES DE PERÓN... o de cómo ser ricos sin dinero...

Los chistes de Perón


Si alguna vez los argentinos consiguiésemos el nirvana tangible de una divisa estable, esa nueva moneda debería llevar impresa, en sus dos caras sin ceca, las imágenes yuxtapuestas de Borges y Perón; como el yin y el yang de una Argentina sola, que en su doble anverso, grabara así la riqueza de nuestras más hondas contradicciones, unidas entonces por las solas banderas de la gracia de la inteligencia, la agudeza de la sensibilidad, y la sabiduría siempre que revela el humor. Por ello aquí El Martiyo, en un gesto estético histórico -pero histórico por estético-, reúne, funde, en un mismo marco, en idéntico formato, a este dueto imposible, y sin embargo… Esperamos que así como los peronistas disfrutan de Los chistes de Borges, así la otra Argentina disfrute de Los chistes de Perón, quien supo tener, indiscutido, el sentido de la risa que es propio de los grandes. Y que nos hace mejores.



Cuando una anécdota nace en lo privado, y con el tiempo alcanza lo público, en el camino la leyenda actúa como un rocío, le da brillo, y también la corroe.
Se cuenta que allá por los inicios de su primer gobierno, dispuesto desde siempre a nacionalizar los ferrocarriles (no los trenes, sino una política tarifaria que volvía más caros los mismos ponchos traídos de Salta, que traídos de Manchester), en la primera charla que tiene sobre el tema con Miguel Miranda, su ministro de economía, éste le advierte desde ya que no había dinero para eso… y entonces Perón le responde:
-- Con plata compran los tontos, Miranda…