////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

martes, 1 de febrero de 2011

A CORAZÓN ABIERTO: PERFIL PÚBLICO DE UN EDITOR ANÓNIMO...

Entre las innovaciones que el nuevo año trae para todo y todos, y a pedido de una parte del público -minúscula si se quiere, pero no por ello menos respetable (al fin y al cabo para nosotros el individuo vale tanto como  la masa); El Martiyo decidió, ya, adjuntar a su columna derecha -debajo de todo-, un perfil público de su editor anónimo, que aquí reproducimos por única vez en forma de post, como noticia en sí, no sólo por vanidad -pues también nos cabe, humanos al fin, la autorreferencia y el autobombo-, sino y sobre todo por cortesía, como quien explica quién es, de dónde viene,  hacia dónde va... y desde dónde y por qué dice todo lo que dice.


* * *
El Editor

Daniel Ares escribe, y escribió siempre. Supo ganarse la vida así, vendiendo sus servicios como periodista.
Comenzó en 1980, en la revista Somos, de la Editorial Atlántida, y luego en muchos otros medios de las editoriales Abril y Perfil y Editores Asociados, de los diarios Clarín, Crónica y La Prensa; y colaborando o reclutado en más revistas de las que dan ganas de recordar desde Caras a Cerdos y Peces pasando por Noticias, Tele clic, Satiricón, Misterios y El Gráfico, hasta retirarse de una vez por todas –harto del todo-, en el 2005, cuando la empresa Cimeco –propiedad de los diarios Clarín y La Nación-, le negó el pago de una nota porque no precisaron publicarla como si se tratase de pronto de un concurso. "Ahora hacemos así", fue todo lo que supo explicar el capataz de turno. Y no nos vimos más.
Daniel Ares también escribe libros. Son suyas –y públicas- las novelas La curva de la Risa (Editorial de La flor, Buenos Aires, 1992), Banderas en los balcones (de La Flor, Buenos Aires, 1994), Popper, la Patagonia del oro (novela histórica, Buenos Aires, Alfaguara, 1999), Josefina, atrapada por la pasión (Nowtilus, Madrid, 2006), El asesino entre el centeno (La ínsula, Barcelona, 2007), y el libro de no ficción Historias de Escritores, (Alfaguara, Buenos Aires, 1998). Su novela Popper, fue traducida al alemán (Europa Verlag, Hamburgo, 2001), y al griego (Lagoudera, Atenas, 2001).
Y además Daniel Ares hizo radio. Escribió, condujo y produjo los programas Naftalina, con Miguel Ángel García y otros (Radio América, Buenos Aires, 1986), El trueno en medio del lago, junto a Elizabeth Vernaci (FM del Lago, Bariloche, 1987), Los dueños de la isla, con Alejandro Saez German y Luis Castellanos, (FM La isla, Buenos Aires, 1995), y su ciclo unipersonal La boca del lobo (FM La Isla, Buenos Aires, 1996). Hacía la primavera del año 2000 fue buenamente convocado para conducir en Radio Mitre un programa junto a Lorena Maciel, pero no recuerda el título porque a la semana apenas salió corriendo.
Sin mucha fortuna, escribió guiones, también. Entre sus intentos sin más, se destaca su trabajo junto a Leonardo Favio para su documental Perón, sinfonía de un sentimiento.
En los intersticios de todo eso, gusta aclarar, Daniel Ares probó sobrevivir de otra manera, y fue también lavacopas, obrero gráfico, empleado bancario, ejecutivo de una multinacional, coordinador turístico, posadero, camarero, vendedor ambulante, y, ocasionalmente, traficó piedras semipreciosas, bisutería aborígen, y bikinis. Pero por nada de eso paró de escribir.
Hoy, año 2011, retirado ya del periodismo industrial, y harto también de los editores mundiales, Daniel Ares tampoco para de escribir, y hace este blog, El Martiyo, medio a través del cual se expresa públicamente en las condiciones más puras que ha conocido: con absoluta libertad, y ya sin más intermediarios mercantiles entre sus ansias y sus lectores. Como si fuera posible la felicidad.

Esta foto no corresponde al editor.
Pero es infinitamente más linda que la suya.