////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

martes, 1 de febrero de 2011

EL AÑO QUE VIENE (YÉNDOSE): ¡BIENVENIDO 2011! (tarde pero puntuales)

Ya inaugurado el año inauguramos sin embargo ahora y aquí el año 4 de El Martiyo, blog nacido como El Martillo el 4 de octubre de 2008 en la comunidad de Clarín blogs del grupo homónimo, quienes nos censuraran definitivamente clausurando El Martillo y todos nuestros blogs el 11 de noviembre de 2010 -confiscando en el acto sus archivos completos-, y no por recurrir a sexo explícito, ni mucho menos a lenguaje vulgar, sino apenas por hacer uso de la libertad de expresión que ellos tanto pregonan y por la cual sus más caros amanuenses se rasgan las vestiduras en público.
Pero ya veis: los muertos que mata Clarín, gozan de estupenda salud, contrariamente al grupo que los mata, porque al fin y al cabo pareciera que sí hay justicia en este mundo.
Por ello y desde aquí. les deseamos sin ninguna hipocresía entonces, un sincero feliz 2011 para casi todos.

* * *


LA INTRIGA Y LA ESPERANZA







“El tiempo no espera por uno”.
The Rolling Stones

Tarde pero puntuales, al cabo de casi un mes de de letárgico carreteo sobre la pista en sombras del año viejo, damos inicio al 2011, o más bien nos subimos andando porque el tiempo no espera por uno, y el nuevo año que se vino, ya se nos va como cualquiera sin que haya otra vez de dónde agarrarlo…
En tal sentido será éste un año como los otros, no faltarán los días de sol, ni las tempestades bruscas, la grandes noticias, los hechos que serán hitos, los días sin nada, algunos adelantos, algunos retrocesos, la discusión eterna, el bla bla blá sin fin de las naciones...
En la Argentina, empero, hay que elegir presidente, y si Cristina no se decide, quedamos en manos de nadie, o peor:  de una oposición apenas mediática sin consistencia política ni más sueños que los personales o corporativos de los grupos que representan (Clarín, etc), y que actualmente les confieren la única entidad pública que todavía ostentan. Sin Clarín, Elisa Carrió, por ejemplo, no sería ni siguiera Silvia Súller, ni Cobos su hermano.
Si Cristina no se decide, será un año duro, turbio….Pero si se decide también.
Si se decide lloverán injurias como en los campos de café de Juan Luis Guerra; y en un festival del cine de terror, nos asustarán a diario con el “Apocalipsis o ellos” viejos monstruos como Mauricio Macri, Eduardo Duhalde, el hijo de Alfonsín, la Carrió, ese tal Sanz, acaso Cobitos, y otros gigantes de la mediocridad vernácula que habrán de aturdirnos al menos hasta octubre con sus discursos vacíos arrojando mierdas y miedos porque otra cosa no tienen…
A favor de la esclavitud, de los monopolios de cualquier tipo, y de la impunidad del dinero -si Cristina se decide-, la Sociedad Rural, los principales diarios (Clarín, etc), la iglesia Católica, y la banca extranjera, redoblarán sin ascos la espuma de su rabia, que es nada más espuma, pero mucha gente aún lo sabe. Insultarán, ofenderán, mentirán, sobre todo eso: mentirán. No importarán los medios, sólo el fin.
Si Cristina se decide, también será un año duro, turbio. Pero tal vez sea el último año así de las dos argentinas que hace doscientos años tratan de entenderse: la que de ninguna manera se resignará a tener un pueblo tan pobre cuando es un país tan rico, y la otra que le teme a ese cambio porque no lo entiende, o porque la asustan a diario todos esos agoreros que sospechosamente nunca hicieron nada, ni hoy dejan hacer a nadie.
Se decida o no Cristina, será un año largo y muy sinuoso, y desde luego, no sólo en la Argentina.
Como una fiesta de fuegos de artificio –que de artificio y de fiesta no tiene nada- comenzaron a estallar por simpatía las dictaduras financiadas por los Estados Unidos en el mundo árabe, Tunez, Oman, Jordania, Egipto, son sólo el principio de un final que algún día tenía que ser.
Los Estados Unidos, mientras tanto, el gobierno de Obama, para ser más precisos –desenmascarada ya su descarada diplomacia-, entre ambiguos discursos y confusas actitudes de sus más altos funcionarios, pretende convertir en espíritiu democrático lo que en realidad simplemente se les va de las manos… (como casi todo a Obama últimamente).
La guerra en Europa resultará cada día más evidente, no sólo ya para El Martiyo.
Sin recursos naturales propios, encerrados en el castillo maldito de una moneda sin salida, a punto de astillarse la pretendida Unión, minada por la intriga la relación entre los estados, y ya sin las tropas de Washington a su servicio las 24 horas; los mismos líderes que llevaron a esos pueblos a esta crisis, enfrentan de pronto el ejército inesperado y creciente de los desocupados, los desclasados, los deheredados, los que ellos mismos estafaron… y los inmigrantes del mundo que hasta ayer precisaban…
Será un año difícil para la flamante y ya agotada Unión Europea, para el mundo todo, podríamos decir, y para los Estados Unidos especialmente por lo tanto.
Será todo un año para todos, y por ello aquì le damos la bienvenida, tarde pero puntuales, subidos en marcha al tren del tiempo, que no espera por uno
Como parte entonces de los festejos de inauguración, prometemos desde ya (para cumplir hay tiempo), nuevas secciones, acaso alguna sorpresa mayor, y por supuesto más chicas y más humor de alta gama con los chistes de Perón y de Borges y las Anékdotas de los grandes más grandes, y crónicas y blues, y destellos apócrifos y ajenos, aforismos, la guerra contra Clarín, la Patria escrita, el Mundo Mundial, y más de mil palabras en una sola imagen, y más imágenes crudas de estos Tiempos Modernos, y más de todo lo demás, y andá a saber qué más… despuès de todo, el año recién comienza, y aunque mucho podemos suponer, esperar o prever, nada sabemos de verdad…
Es la intriga de la esperanza, o viceversa, lo que en esencia nos sostiene.




Nuestros más sinceros deseos de un feliz 2011 para casi todos…

El Martiyo