////// Año IXº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

sábado, 11 de diciembre de 2010

CONCURSO LITERARIO "EL MARTILLO EN LOS DEDOS": PREMIO MANCO DE LEPANTO PARA ESCRITORES SIN MANOS

¡EL MARTIYO CONVOCA­­!


¡GRAN CONCURSO LITERARIO!


¡u$s 50.000 de premio!


¡y una estatuilla de Alfredo De Angelis sin los dientes!

* * *


CONCURSO LITERARIO

“EL MARTILLO EN LOS DEDOS”


PREMIO MANCO DE LEPANTO
PARA ESCRITORES SIN MANOS



* * *




“El periodismo y la literatura se parecen:
la literatura no la lee nadie, y el periodismo es ilegible”
Oscar Wilde.



Impresionados, casi ya descolocados por la profusión de textos espantosos en el grueso cada vez menos fino de los diarios más importantes del país, comenzamos a dudar de todas nuestras certezas, y a preguntarnos, trémulos, si esto que a simple vista parece una decadencia sin fondo, no será en realidad una renovación inesperada, impensada y total de la escritura vernácula. Algo así como una especie de vanguardia bizarra -como se le llama ahora a todo lo defectuoso-, una suerte, tal vez, de contra-escritura ecológica hecha con los despojos reciclados de la lengua… y que andá a saber a dónde carajo nos lleva.
En tal inteligencia y ante semejante posibilidad, El Martiyo, para no quedar afuera por las dudas, decidió mejor tomar la delantera, e instituir -ya en El Martillo, allá en Clarín-, un oportuno certamen literario bajo el lema “El Martillo en los dedos”, y cuyo galardón, en honra al padre de la literatura castellana -y en pos de convocar a todos estos muchachos que aparentemente escriben con los pies-, hemos dado en llamar: “PREMIO MANCO DE LEPANTO PARA ESCRITORES SIN MANOS”.



Bases y condiciones


1. Participarán voluntariamente o no todos los escribas de los grandes diarios que captemos con nuestras propias antenas, o con antenas ajenas.
2. Cualquier lector por lo tanto puede acercarnos fragmentos desastrosos.que sinteticen en su desgracia, la desgracia de los lectores.
3. Los escribas participantes pueden protestar, reclamar o quejarse, que igual nos importan tanto como nosotros les importamos a ellos. 
4. Los textos y sus autores se irán acumulando en la secciçon PREMIO LITERARIO MANCO DE LEPANTO, que con este mismo post, queda aquí establecida.
5. Cuando se nos de la gana daremos por terminado el concurso y elegiremos al ganador, o sea, al peor.
6. El premio puede ser compartido. Hay sopapos para todos.
7. El ganador o los ganadores, recibirán como premio la reprobación general, la nuestra en especial, una estatuilla de Alfredo De Angelis sin los dientes, y la suma de 50.000 dólares, la cual nos quedarán debiendo a manera de indemnización por haberlos leído..
8. Al que no le guste que lo escarchemos aquí, que aprenda a escribir, o que se abstenga de hacerlo públicamente: los niños podrían leerlo.
9. En caso de que el fragmento ganador fuera enviado por uno de nuestros lectores, dicho lector será considerado el verdadero acreedor de los 50 mil dólares que pasará a deberle el autor premiado.
10. El premio puede considerarse desierto como la imaginación de los participantes.




ACLARACION ANTICIPADA


En previsión de comenarios del tipo “y estos quiénes se creen, ¿Borges?"; aclaramos aquí de antemano: no nos creemos ni Borges ni Céline, ni Vallejo ni Pessoa ni nada por el estilo, pero sí nos gusta leer a Vallejo y a Celine, a Borges y a Pessoa, y cosas por el estilo, de manera que, como cualquiera que acostumbró su paladar a buenos vinos de verdad, al probar kerosene, sin tragarlo te lo escupe.



* * *


Y ahora sí, para retomar el curso de los hechos que Clarín interrumpiera, reponemos la ronda de participantes, comenzando, ya que está con el primero de los tres  hasta ahora presentados, (aunque tememos sean infinitos).
Hoy es el turno entonces de Fernando Gourovich, empleado tan luego del diario Clarín, sección deportes, y que aquí nos espanta con una extensa nota de la cual –tranquilos- extraemos, a manera de muestra, un pequeño fragmento que nos pareció del todo suficiente. Terriblemente suficiente, incluso. 
Con ustedes, el autor y su obra y nuestra apreciación al pie...

“Llegó al continente africano con el objetivo central de colocarse la corona de Rey, ésa que en el Barcelona lleva tan bien puesta, que se ganó en buena ley por lo que demuestra constantemente. Mejor dicho: vino solamente para eso, para ratificar todo lo que el planeta futbolero venía sosteniendo sobre él. Desde hace cuatro años que esperaba esta revancha. Porque así lo tomó él a este Mundial, como una verdadera revancha personalª.
(Fernando Gourovich, Clarín, lunes 5 de julio 2010, “Messi: una cuestión personal”)


Apreciación:

Como vemos, el autor no improvisa, el ripio es lo suyo, y lo consigue con una escasez de vocabulario a todas luces prodigiosa. Sin reparar en ningún tipo de imposición gramatical o sintáctica, no le asusta la rima por cacofónica que le explote, y allí ley se choca con Rey (que por motivos desconocidos pone con mayúsculas), y “constantemente” se atropella con “solamente”, y de remate Mundial –con mayúscula también- se junta con personal y queda verdaderamente mal. Nos pareció un párrafo de ejemplar, literalmente de concurso, y por eso lo elegimos.
Le deseamos desde ya toda la suerte en el certámente que evidentmente  le falta en la escritura, y no temas por tu trabajo, Fernando: es obvio que tus editores, tampoco leen nada.

* * *
¡EL MARTILLO EN LOS DEDOS!

¡Por la salud de nuestros hijos!

¡No deje el diario al alcance de los niños!

¡ELLOS TAMBIÉN TIENEN DERECHOS!


* * *