////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

viernes, 10 de diciembre de 2010

EL EXCELENTE PLAN DE VIVIENDAS DE MACRI: NO FALTAN CASAS, SOBRA GENTE

Bolitas, paraguas, perucas …


QUE SE VAYAN TODOS




A Macri le pasa lo mismo que le pasó a Cavallo.
Cuando a principios de 1991 Cavallo y Menem inauguraban la convertibilidad y los argentinos una mañana despertamos sobre un colchón de dólares fresquitos, un economista muy importante –menemista a la sazón, y cuyo nombre aquí no hace falta-, le comentaba off the record a este cronista: “el plan es bueno… pero sobran por lo menos diez millones de personas”. A Macri hoy le pasa lo mismo: su plan de viviendas es excelente… pero le sobra la gente.
Habrá que admitir sin embargo que este no es un problema sólo suyo, ni sólo habitacional,  ni sólo político… A mucha gente, hoy, por ejemplo, no le falta dinero, le sobran gastos; no es que su sueldo no les alcance, es que el mes es demasiado largo… Suele suceder, por ejemplo, que muchos hombres ganan lo suficiente como para vivir bien, pero claro, capaz le sobran un par de hijos o algún pariente a cargo... hay que saber descartar, si no...
En tal sentido Mr Burns, y por supuesto su inseparable Smithers, parecen haber encontrado la solución al viejo problema de la vivienda. Eliminando, exterminando, o apenas deportando personas nacidas fuera de la ciudad de Buenos Aires -especialmente fuera de la Argentina (y especialmente, ya que estamos, los más oscuritos)-, pronto sobrarían casas en toda la ciudad, y hasta podríamos parecer París, si dejamos vivos un par de senegaleses...
Según este filántropo -de quien hasta su propio padre prefiere despegarse públicamente- la culpa de todos los problemas habitacionales, laborales, y de seguridad de Buenos Aires, son causados por esta “inmigración descontrolada”, en la que “se ocultan el narcotráfico y la delincuencia”, más bien.
El exterminio que propone, sin embargo, debería hacerlo otro, pues Macri una vez más carece de medios, de tiempo, de conocimientos, de voluntad o de algo (porque siempre algo le impide todo); pero si la presidenta no tiene el coraje de asesinar a todos esos negros de mierda, pues que entonces, en una innovación pasajera de la Constitución y todas sus leyes (que tampoco deberíamos tomar taaaan en serio), Macri le dijo que le preste la Federal por un rato que el sí no deja un indeseable vivo, ya van a ver… Todo siempre, por supuesto “en protección de los vecinos”.
Pocas horas antes su sombra sin hombre, Rodríguez Berreta -indignadísimo como corresponde a gente como uno-, le advertía a la nación toda que en “en el país rige una ley migratoria muy permisiva”, (acaso demasiado); y por las dudas no le creyeran, agregó este dato escalofriante: “en esa zona (el Parque Indoamericano) vive un 70 por ciento de gente de nacionalidad paraguaya y boliviana”. Un peligro y un asco, obvio.
El Martiyo se resiste a todo tipo de autorreferencia personal, pero esta vez las palabras del dinámico dúo nos llegaron al corazón, pues, ciudadanos argentinos residentes en un país limítrofe, las escuchamos, claro, desde el otro lado de las persecuciones allí auguradas…
Pero desde luego no nos sorprendieron. Rodriguez Berreta y Macri –que entre los tres no hacen uno- tienen sus ojos siempre puestos en los grandes modelos de occidente, que los guían y los alumbran. Tilingo hecho y derecho, no por nada Mauricio acaba de visitar Francia y de ver allí, con sus propios ojos, con cuánto progresismo Sarkozy deportaba gitanos con iguales excusas miserables… Es lo bueno de viajar: se aprende.
Hacia allá vamos ahora, tal es el horizonte pro que nos promete Mauricio: el primer mundo de ayer es hoy el objetivo de su mañana.
Que se vayan todos.
Adiós al Mercosur, a la integración Latinoamericana, adiós a cualquier confusión que no seamos nosotros...
Que todos esos negros se vuelvan a su país de origen, y que nos deporten a todos los que estamos afuera de vuelta al nuestro. Eso es progresismo, qué carajos.
Que le presten un rato la Federal a Mrs Burns, así como él cede sus pistoleros cada tanto a la ciudad, y que caguen a tiros a todos los extranjeros, incluyendo los del interior, que tampoco son porteños, qué mierda...
¡Y los porteños también; que se vayan todos, ya que estamos!...
Todos.
Absolutamente todos.
Vos también, que capaz estás leyendo este blog en Buenos Aires: andáte... (si sos morocho, ni te molestes en agarrar nada, salí corriendo con lo puesto)…
Todos, que se vayan todos, que no quede nadie... Apenas Rodriguez Berreta, él, la Michetti, Ciro James, ni su viejo, ya que está… todos que se vayan… todos...
Entonces vamos a ver si el plan de viviendas de Mauricio es bueno o no, hijos de…  


Un genio incomprendido