////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

viernes, 3 de diciembre de 2010

JULIAN ASSANGE. MR. WIKILEAKS: EL ENEMIGO PÚBLICO Nª 0


Perseguido por el FBI, la CIA, la Scotland Yard, la Interpol


LA OTAN CONTRA UN CARTERO



Julian Assange: un tipo.





“Era un ser sin imporancia colectiva, apenas un individuo”
L.F.Céline






Bin Laden puede tomarse vacaciones, de repente las fuerzas de seguridad más poderosas de Occidente tienen una nueva zanahoria en el palito de sus persecuciones: Julian Assange, el dueño de Wikileaks, el hombre que le mostró al mundo entero el culo sucio del sueño americano.
De pronto la Scot Land Yard y la Interpol, la Agencia Especial contra el Crimen Grave y Organizado del Reino Unido, el MI5, y por supuesto el FBI y la CIA –descontamos entonces el apoyo de la OTAN, y sus incontables servicios de inteligencia- corren ahora detrás de este muchacho dispuestos a matar al cartero por las malas noticias que les trae… Gente grande, muy grande, y sin embargo…
Delante de todas esas tropas marcha apenas un fiscal de la justicia sueca con un papelito que acusa a Assange de estupro y acoso sexual, aunque sin demostrarlo todavía. Quizá sea cierto. Poco importa. Muerto el cartero, las noticias seguirán andando.
Por supuesto los Estados Unido también tiene su clásica orden para detenerlo y lo acusan de “terrorismos”, aunque eso sí será muy difícil demostrarlo, porque ta vez el departamento de estado no lo advirtió, pero este pibe no tiró ni una cañita voladora, ni empujó siquiera un vigilante…  
De cualquier forma está condenado, se sabe… Pero quienes lo condenan también.
Por eso antes de que lo maten, se entregue, lo crucifiquen o lo compren (el pibe tiene más secretos guardados que ganas de ir preso), antes de cualquier cosa, decíamos, El Martiyo quiere saludarlo.
Ya iban dos post sobre el tema sin nombrarlo, justamente para subrayar la fuerza superhumana que la virtualidad nos deja tan  a mano a cualquier de nosotros. Pero también le prometimos un post aparte, para augurar, acaso, el nacimiento de una leyenda..
Julian Assange, haker, pirata, delincuente sexual o terrorista, australiano de 39 años, melancólico y solitario, hijo de una actriz y de un fantasma (casi nada se sabe de su padre); fundador de Wkileaks, en el año del señor de 2010, por ambición o por delirio, por algo más o porque sí, solito él, con un computador a la venta en cualquier casa de artículos para el hogar, volteó de un saque al gigante de su tiempo, y allí anda todavía, prófugo, sí, rodeado, tal vez, pero vivo aún… el gigante, en cambio, en cuatro, de rodillas, agoniza tras sus pasos mientras la turba lo abandona o lo liquida.
Puede parece una reducción, una exageración, una simplificación… pero sólo por ahora. El tiempo una vez más, confiamos, nos dará la razón.
Los Estados Unidos se cocinan en una crisis que empezó por las finanzas, tomó la economía toda, y por fin también la seguridad, su defensa nacional, y sus buenas relaciones internacionales…. La desocupación y la inflación se mastican sin pausa su sistema nervioso social; y de las profundidades más tenebrosas de la América más rancia, surge el tea party rabioso y ciego dispuesto a todo.
Y el sheriff es negro como en una triste remake de una película cómica.
Obama era un bluf y Hilary Clinton está loca de verdad por mucho que pregunte si los locos son los otros…  Pero nada de eso importa ya, lo que importa ahora es matar al cartero: Julian Assange.
No sabemos quién es, ni para quién juega -si juega para alguien, ni pretendemos defenderlo, para eso están sus abogados que no parecen tontos ni baratos y que niegan saber dónde está su cliente pero afirman que la policía lo sabe.
Mientras tanto los tontos subrayan la caprichosa casualidad de que le pedido de captura por parte de la justicia Sueca haya salido justo dos días depuse de la publicación de los 250 mil cables que ahora sangran a los Estados Unidos…
Ahora dicen que Julian irá por el Bank of América y que guardó en un archivo secreto muchos más secretos por las dudas “algo le ocurra”.
“Vale la pena asegurar las partes importantes de la historia para que no desaparezcan”, dijo.
No sabemos quién es, quizá se trate de verdad de un violador y merezca la cárcel por eso…
Pero por lo demás, en cambio… Julian Assange, El Martiyo te saluda…
No sólo por haberle hecho besar la lona al gigante que tanto daño hizo, sino, y sobre todo, por demostrar el poder intacto aún del individuo que somos cada uno nosotros.
Salud y suerte, Julian Assange… la justicia nos espera a todos, y no es la de ellos, pibe, quedáte bien tranquilo….


* * *