////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

martes, 23 de noviembre de 2010

Crónicas y blues. HOY: Breve biografía de Anópheles Allegro (un hombre feliz)

 
Crónicas

Breve biografía de Anófeles Allegro
(un hombre prácticamente feliz)




Anófeles Allegro era prácticamente un hombre feliz.
Y en éste caso, la palabra “prácticamente”, no significa, exactamente, “casi” feliz.
Significa que, “prácticamente”, es decir, en la práctica, Anófeles Allegro era un hombre feliz.

Le daba la razón a todo el mundo,
no creía más que en sí mismo,
y no esperaba nada de nadie.
Es decir: un hombre sin vínculos ni ataduras, libre y feliz.
Prácticamente feliz.


Se diría de él -después, en el futuro, cuando mañana-, que Anófeles Allegro era un hombre egoísta, vanidoso, egocéntrico, neurótico, esquizoide, y mil mierdas más que se dirían de él,
después,
en el futuro.

Luego,
más después,
los especialistas morirían y ya no dirían nada ni de él ni de nadie, y entonces Anófeles Allegro, aunque muerto, volvería a ser un hombre feliz, prácticamente feliz, en la memoria de los hombres, de todos los hombres.

 Claro:
habrían pasado para entonces muchos años,
Anófeles Allegro sería ya una leyenda,
dirían que había sido en su tiempo un gran amante porque supo no amar,
un amante ardiente,
caliente,
indiferente,
insuperable,
y para entonces los jóvenes querrán ser como él
y ya no buscarán el amor más allá del placer
y ya no sentirán culpa ni vergüenza tampoco
y las leyes penarán sólo el Hastío
y los flagelos del Esfuerzo
de la Codicia y la Esperanza
y entonces Anófeles Allegro será el nuevo Hombre
casi casi un mesías
algo así como otro cristo
y caballeros muy adustos
muy elegantes
comprometidos con su tiempo
católicos apostólicos feroces como romanos,
levantarán muchas iglesias en su nombre
mil estatuas con su imagen
y honrarán para siempre su memoria
no sin antes torturarlo, crucificarlo y matarlo.
No merecía otra cosa, dejémonos de joder.


DA/mayo de 2001.