////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

jueves, 18 de noviembre de 2010

DIPUTADOS EN ACCIÓN: TODOS A LOS BIFES POR UN PAÍS MEJOR


La Camaño lo puso a Kunkel...



EL CLUB DE LA PELEA




Sin códigos: el triste todo-vale del parlamento nacional.





Como el idiota que sale del burdel gritando que adentro las chicas son todas unas putas, así algunos diputados de la oposición descubrieron de pronto que la política está llena de charlas y de conversaciones, de acuerdos y desacuerdos, cesiones y presiones.
Con nada más que eso, montada sobre un par de novatos, suicida ya, la extinta política Elísa Carrió, en sus horas finales, pretendió la remake de las coimas repartidas entre los senadores por su alguna vez adorado Fernando de la Rua.  La pirueta le costó la vida tal cuál anunciábamos el viernes en la feliz necrológica que por fin le dedicamos: (Ver "Toda bomba que camina" - El Martiyo 13/11/10)…
El asunto de fondo –cada vez más al fondo- era el presupuesto nacional.  Y ya poco o nada quedaba del tema con la implosión sufrida por Elísa Carrió el viernes pasado, cuando la diputada Graciela Camaño le metió al diputado Kunkel un cachetazo en plena sesión, en plena cámara, y en plena cara. El tema del presupuesto fue más al fondo todavía.
A cambio sin embargo surgió a la superficie de la vida nacional, otro tema acaso mayor: el cachetazo que ahora nos divide, pues por increíble que ayer pareciera, hoy hay gente a favor de la Camaño y su sopapo, y por más increíble que parezca aún, no se trata de Videla, de Luciano Benjamín Menéndez, o de don Ricardo Barreda, sino justamente de todo lo contrario… al menos hasta ayer.
Al frente ya de la campaña “Todos a los bifes por un país mejor”, temprano esta mañana tomó la posta la interminable Magdalena Ruiz Guiñazú, dedicándole su agónico programa entero a los malos hábitos del diputado cacheteado, hasta emitir por fin, en el pico de su fiebre justiciera, esta inhóspita inquietud “no sé cómo no fue Barrionuevo a pegarle personalmente”.
El tórtolo Mauricio Macri, que tanto llora cuando le llenan la cara de bifes a él, hoy sin embargo, feliz como un boludo en un incendio, celebró el sopapo con una carcajada que le sobró de la fiesta de ayer, y de remate desestimó el episodio “porque ni siquiera lo noqueó”. Ja. 

"Pinocho del Ocho": ¿luchador o payaso?


A todo esto, vale recordar, Carlos Kunkel no había hecho más que recordar que él nunca “prometió dejar de robar dos años”, en clara alusión, claro, a Luis Barrionuevo, esposo de la Camaño, y auténtico autor de la frase citada… Hasta ahí, el cachetazo debió haber ido para Barrionuevo hace mucho y cada tanto. Pero no fue.
“Desquiciada”, tal cual ella misma se confesó, la diputada Camaño acumuló, acumuló, y claro, un día…
Sin embargo al correr de las horas su estilo parlamentario de pronto ganaba adeptos. Kunkel se lo merecía. Ya una vez había llamado traidor al traidor serial de Felipe Carrió. Se lo venía ganando, Kunkel, qué no. Es un provocador, un prepotente… Muchas voces hoy -en el programa de Magadalena, en Clarín, en TN, en La Nación-, entreveradas en silogismos que  harían las delicias de los Hell´s Angels, consideraron sin embargo muy razonable a la desquiciada Camaño. De alguna manera, para Magdalena y los suyos pegar no está bien, pero depende a quién.
Y quizá tengan razón, por qué no. Por mucho que nos cueste, quizá todos estos que más que hablar no hicieron nunca nada, no estén equivocados esta vez, y haya diputados, y también senadores, o mejor aún: políticos en general que bien se merecen un buen cachetazo, y que se lo vienen ganando, claro que sí…
¿Qué tal, por ejemplo, todos esos nuestros representantes que en nombre de la libertad de prensa pretenden que la mayor fábrica de papel de diario del país siga siendo propiedad de un monopolio privado que así digita la suerte de todo medio gráfico argentino?... ¿No se merecen, todos ellos, un buen sopapo sonoro y despertador que les avise de un golpe que nosotros no dormimos?...
¿Qué tal, por ejemplo, los que le mienten a los jubilados haciéndoles creer que el 82 por ciento que ellos jamás repartieron (ni mucho menos) cuando eran gobierno, ahora sí saben de dónde sacar cuando no lo son?...  ¿qué tal ahi también sendos bfes de ida y vuelta?...
La lista de candidatos podría ser muy largo, y no son tiempos de textos extensos, ya lo ven: hoy un buen cachetazo, vale más que mil palabras.
Por supuesto el tema de fondo -el presupueto- se fue más al fondo todavía, casi al fondo del mar; y la cuestión de los sobornos, acabó previsiblemente en lo que nada más era: la nube de gases tóxicos que dejó por un rato en el aire la implosión intestinal de Elísa Carrió.



"La Mujer Montaña": una amenaza para todos.