////// Año IXº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

miércoles, 10 de noviembre de 2010

URGENTE. SE PUDRIÓ DEL TODO. CLARÍN NO AGUANTÓ MÁS Y BLOQUEÓ EL MARTILLO

 



Gracias, Clarín blogs…




Queda por fin al descubierto el espíritu bestial del grupo Clarín quien sin previo aviso ni salva de advertencia decidió por fin prohibir El Martillo vencidos por los martillazos que nunca cesaban.
Clarín blogs publica constantemente una cartelera donde aparecen los post editados en ese instante, y ruedan por allí conforme otros post ocupan espacio en dicha cartelera. Este es un proceso automático, a no ser que la gente de Clarín blogs, te bloquee. Esto sí es censura. Y eso es lo que hacen ahora con El Martillo.
Ayer nomás nos referíamos a la respetable soberanía que cada dueño de un medio ejerce sobre sus páginas eligiendo así lo que publica o no en ellas. Eso es edición, no censura.
Pero cuando un medio se desgarra las vestiduras en nombre de la libertad de expresión y la objetividad y la verdad por sobre todas las cosas, y luego ese medio convoca al público a tener su propio blog en la plataforma que vende (no al usuario, sí a los anunciantes), y entonces alimenta esa plataforma con el trabajo de esos bloguers, hasta que un día, porque esos bloguers adhieren a la libertad de expresión que ellos pregonan, ellos van y ejercen sin previo aviso la censura total de un blog… eso ya es más que censura: eso es una emboscada.
Clarín está bloqueando El Martillo porque El Martiyo ejerce la libertad de expresión que supuestamente ellos invitan a ejercer.
Clarín está prohibiendo El Martillo, y aquí lo anunciamos y lo denunciamos.
Pero no nos rendimos.
Recurrimos a nuestro blog alternativo La Pindonga, porque aún no lo detectaron. Suponemos que no demoraran en detonarlo.
Es la política de Clarín: destruir lo que se lo opone. El Martillo, el gobierno, el juez Marquevich, los Graiver, las Abuelas de Plaza de Mayo…  
Nosotros seguiremos, desde El Martiyo, El Martillo, La Pindonga o lo que fuera…
Porque Clarín nos destruye, sí… pero así se destruye con nosotros…
A todos nuestros lectores, otra vez les decimos: que nos sigan los buenos, todos contra Clarín…
A nuestros colegas vecinos, bloguers de Clarín, les recordamos que hay otras plataformas mucho más ágiles y limpias de nombre: porque primero vinieron por El Martillo, y como yo no era martillo…
Y por último, desde aquí y desde ya, a los muchachos de Clarín blogs que nos bloquean, les decimos lo que les dijo el Che Guevara a los norteamericanos después de la invasión a Bahía de los Cochinos: “Gracias… era la victoria que nos faltaba”.


Con las botas bien puestas…


El Martiyo