////// Año VIIIº /// Editor Anónimo: Daniel Ares /// "Y tú... ¿eres arquitecto, o escombros?", Louis Ferdinand Céline ///

jueves, 11 de noviembre de 2010

ULTIMO MOMENTO: CLARÍN CERRÓ Y DESTRUYÓ TODOS NUESTROS BLOGS...




This blog has been archived or suspended



Es temprano, no hacemos estilo
Recién como todos los días quisimos iniciar nuestra sesión de trabajo con El Martillo en Clarín blogs,ingresamos nombre de usuario y contraseña y allí nos salta ese horrible mensaje por supuesto en inglés, pues es Clarín -el abstracto Clarín, su espíritu superior-, el que nos habla: This blog has been archived or suspended.
Pueden probar ustedes mismos por aquí o por cualquiera de los links que dejamos ayer:  This blog has been archived or suspended.
Inmediatamente probamos entrar a los otros dos blogs que usamos ayer: La Pindonga (un proyecto en el que no habíamos avanzado todavía), y Josefina atrapada por la pasión, la novela que Nowtilus de España vende a más de 20 euros por todo el mundo, y cuyos 30 capítulos completos El Martillo publicó állí por supuesto gratis.  
De todo eso, Clarín no dejó nada de nada, lo destruyó todo.
Entre la sorpresa, el espanto y la bronca, una rara sonrisa de victoria nos torció la boca.
No aguantaron.  
No aguantaron, enloqucieron, y nos prohibieron.
Aterrados, tiraron al montón y les dieron a todos, nos prohibieron a nostoros, sus usuarios, pero también a sus lectores, que ahora tampoco pueden elegir, leer o decidir.
Es temprano, no hacemos estilo, no sabemos hasta dónde iremos con esto… quizá iniciemos una campaña, una cadena de mail, una denunica concreta... no sabemos, es temprano.
Nos gustaría sí que nuestros lectores se lo cuentan a otros lectores aunque no ya sean nuestros, que todo el mundo vea cómo opera Clarín en todo, desde Papel Prensa y los hijos de la Noble, hasta con sus propios blogs, con sus propios usuarios, y sus propios sus lectores… ¿qué otra cosa nos negarán mañana porque a ellos ya no les gusta?...
Una rara sonrisa de victoria nos sigue torciendo la boca.
Ellos creen que mataron el árbol porque le robaron algunas frutas.
Nosotros pensamos nada más en reconstruir El Martillo en El Martiyo, y seguir adelante, duplicarnos y triplicarnos, enmascararnos y volver a infiltrarlos para comerlos por dentro como hicimos con El Martillo hasta que ya no aguantaron más y nos gritaron desde el alma esta mañana: This blog has been archived or suspended… los muy cipayos.

                                               
                     
Ernestina Herrera de Noble y Jorge Rafaél Videla: la foto que nosotros ya nunca tendremos.